Alicia Keys

La cantautora y coach de The Voice habla de su nuevo álbum, sobre tocar en la Convención Nacional Demócrata y el haber aprendido de Prince y Bob Dylan


POR BRIAN HIATT | 21 Dec de 2016

​Foto: Cortesía de RCA


‘Si lideras con amor, habrás ganado”, dice Alicia Keys, que podría ser la persona más serena de Estados Unidos —está llamando durante las pausas de la frenética grabación de las finales de The Voice, pero suena como si estuviera tomando un baño en una tina caliente—. Hay que dar crédito a la maternidad, a la meditación, a un profundo compromiso filantrópico y a su renacimiento artístico: Keys está convencida de que su álbum Here (lanzado el 4 de noviembre) es un gran avance, y probablemente tiene razón. El disco asume riesgos, es crudo y crea conciencia social. “Simplemente habla muy claramente del momento que estoy viviendo y de dónde estamos en el mundo”, dice. “Voy a hacer mejores álbumes, porque apenas estoy mejorando, pero este es el mejor que he hecho hasta ahora”.

Tu intención era que todas las piezas del nuevo álbum encajaran. ¿Qué álbumes del pasado te inspiraron a hacerlo de esa manera?

La forma como Wu-Tang hacía sus álbumes fue una gran inspiración. Illmatic de Nas, donde había una gran cantidad de pensamiento unificado. Y What’s Going On de Marvin Gaye, que fue una aventura épica que musicalmente llevaba a determinados lugares.

Holy War condena la idea de que la “guerra es sagrada y el sexo es obsceno”. ¿De dónde salió eso?

Nos da mucho miedo hablar con nuestros hijos de sexo, o queremos esconder las partes de nuestro cuerpo y no dejar que nadie vea la belleza del amor y de hacer el amor; sin embargo, dejamos que jueguen Call of Duty todo el día, y no hay problema. Es muy confuso y retorcido.

En tu primera historia de portada de Rolling Stone, hablabas de las Panteras Negras, pero no has sido muy política en las canciones hasta ahora. ¿Por qué?

Tienes toda la razón. Siempre me he sentido inspirada por Curtis Mayfield, Nina Simone, Marvin Gaye, Bob Dylan, John Lennon y Bob Marley, pero en un comienzo no sabía cómo hacerlo. No sabía cómo ponerlo en palabras, o no tenía acceso a la emoción, la confianza, la claridad o la valentía. El tiempo ha hecho la diferencia.

¿Tú decisión de no usar maquillaje te ha generado mucha atención?

Bueno, la prensa está más interesada en que yo no use maquillaje que en el hecho de que 65 millones de niñas alrededor del mundo no tengan acceso a la educación. Pero lo interesante es el estándar demente de perfección que las mujeres deben tener. La mujer debería hacer cualquier cosa que la fortalezca, y ese es el mensaje más importante. Así que definitivamente me trajo demasiada atención, pero generó una conversación fantástica.

Cuando tocaste en la Convención Nacional Demócrata, pediste unidad entre Clinton y Sanders. ¿Te encargaron que lo hicieras?

No, eso lo hicimos mi hermoso equipo y yo. Realmente sentimos que había mucha división. Muchos de nosotros apoyábamos a Bernie, pero sentimos que era más importante no desperdiciar nuestro poder en ese momento. La idea se iba a perder si no nos concentrábamos.

Tu debut, Songs in A Minor, acaba de cumplir 15 años. ¿Cómo te suena en este momento?

Oigo a una chica que es muy parecida mí en este momento. Realmente conozco a esa persona. Reconozco las partes que no están muy pulidas, y me encanta eso. En ese punto, a uno realmente no le importa complacer a nadie. Uno dice, “Soy yo”. Y luego en algún punto del camino uno se mete eso en la cabeza. De muchas maneras, en mi nuevo álbum se siente que he vuelto a ese lugar, donde salgo de mi cabeza nuevamente y vuelvo a mi corazón.

¿Qué consejo le darías a la joven Alicia?

De cierto modo, digo, “soy una persona increíble en este momento”, y sé que es por todas las cosas que he experimentado, así que no me hubiera gustado hacer nada de otra manera. Pero me hubiera gustado escribir más cosas, como la vez que conocí a Prince. ¡Escribir eso! En ese momento uno siente que no lo olvidará nunca, y luego están todos los detalles que a uno se le olvidan.

¿Y qué aprendiste de Prince?

Aprendí sobre música que no tenía ninguna barrera o ningún tipo de contención. Aprendí temas locos y salvajes, y formas de expresión que nunca antes habían sido escritas de esa manera. Aprendí que un ser humano puede ser capaz de desafiar todos los estereotipos, y ser el epítome de la actitud. Me alegró que él me hubiera buscado. Eso fue algo genial en mi vida.

Como compositora, y alguien a quien mencionas en una canción, ¿qué opinas de que Bob Dylan se haya ganado el Premio Nobel?

¡Me interesaría preguntarle cómo se siente él! Pero qué personaje. Estoy segura de que hubo momentos de duda, confusión y distracción, pero no me cabe la menor duda de que nunca vaciló al buscar la verdad. Nunca ha seguido las reglas de nadie. Eso es lo que lleva a la grandeza. Y me siento muy inspirada por él gracias a eso. Así que pienso que es fabuloso que haya recibido ese premio. Se lo merece. Es increíble tenerlo como ejemplo.


Deja tu opinión sobre el artículo: