Arcade Fire en la voz de Win Butler y Richard Reed Parry

Los dos músicos de la banda canadiense hablaron con ROLLING STONE antes de subirse al escenario en Bogotá


POR RICARDO DURÁN | 07 Dec de 2017


¿Cómo describirían la evolución de Arcade Fire, desde álbumes oscuros como Neon Bible hasta un disco como Everything Now?

Win Butler: Creo que siempre hay un poco de oscuridad. Parte de la forma en que trabaja la banda está entre la alegría y la oscuridad. Es como un tire y afloje, y depende de la atmósfera que estamos viviendo cuando tocamos. Esta es la primera vez que Wake Up (de Funeral, 2004) adquiere un tono político al tocarla en Estados Unidos. Hay un verso que dice: “Children, wake up /Hold your mistake up/Before they turn the summer into dust” [Niños, despierten/Asuman su error/Antes de que ellos conviertan el verano en polvo], que es literalmente la realidad y nunca había sido verdad. Las palabras que salen de tu boca significan algo totalmente diferente a hace unos años.

¿Y de dónde viene esa oscuridad, además del lado político?

WB: De la vida, de todos lados. La mayoría de mis películas favoritas, usualmente, son una mezcla de géneros, como una comedia negra o una comedia dramática.

¿Qué tipo de cosas y de música los rodeaba cuando estaban componiendo Everything Now?

Richard Reed: Muchas cosas. Estuvimos trabajando en Nueva Orleans, que es algo así como un vórtice de géneros que nunca habías escuchado, todo en un lugar al mismo tiempo. Todo encaja al final. No intentábamos emular la música de Nueva Orleans, pero sí queríamos ese sentimiento de que todo se está transformando al mismo tiempo y en el mismo lugar.

Ustedes son seis personas. Cuando uno mira los listados de éxitos encuentra muchos raperos, cantautores y artistas en solitario, ¿cómo se sienten al respecto siendo una banda grande?

Win Butler: El sonido que siempre hemos querido lograr requiere de muchas personas y mucha interacción entre las mismas.

RR: La música pop siempre ha sido así. Hay cantantes solistas como Bobby Darin y los jazz crooners, y en el Motown siempre ha habido grupos grandes. Siempre ha habido ese contraste en particular.

Bobby Darin necesitaba una gran orquesta, pero alguien como Ed Sheeran toca todo por sí mismo…

WB: Sí, como Bob Dylan. Pero prefiero a Dylan sobre Sheeran si tuviéramos que escoger [risas].

RR: Dylan, Elton John, Joni Mitchel… siempre ha habido solistas así.

WB: Creo que hay una gran diferencia en la música que hay de fondo. Si estoy viendo una banda de rock y escucho una pandereta que nadie está tocando, y me doy cuenta que es una pista en el fondo, eso hace que me desconecte y salga de ahí. Cuando lo hacemos todo al mismo tiempo en vivo hay cierta magia en el aire en ese momento, cuando todo está sucediendo a la perfección. Si tocamos Everything Now en Bogotá, luego es probable que escuche la grabación y sienta que es la mejor versión que hemos hecho.

RR: Es una especie de sinergia…

WB: Y el público te apoya. Solo sé relacionarlo con el basquetbol. Cuando juegas y estás “en la zona”, las cosas están saliendo de manera natural, no estás pensando y tu cuerpo hace lo que debería hacer. Creo que cuando un artista usa un montón de pistas de fondo es difícil diferenciar una actuación de otra. Todo sale muy bien; incluso, es raro cuando pasa algo inesperado o memorable. Y creo que eso hace parte del poder de la música en vivo, y es algo que siempre busco. Me encanta la música pop y la radio. Conocí a The Cure y todo lo que es importante para mí por la radio, pero cuando escuché Bjork por primera vez fue difícil regresar al pop punk, porque pensé: ‘Voy a ir por su camino’. Escogí el camino de Bjork y Radiohead, el de los artistas que sacan todo de sí y esfuerzan al máximo su voz. ¿Qué puedo hacer con esta voz que se me ha dado? ¿Hasta dónde puedo llevarla? Eso es lo que me mantiene interesado en la música, ese tipo de elemento humano.

foto por Rodrigo Torrijos
foto por Rodrigo Torrijos


Creo que a veces es una señal de estos tiempos; el aislamiento cuando estás solo tú con tu computador, o tú con tu celular. Lo que le sigue es que estás tú solo tocando sin la ayuda de nadie. Tal vez eso se refleja en la música…

RR: Es la manera en que muchos hacen música. Porque la hacen, la graban, la producen y la publican desde sus computadores, pero solo porque es fácil de hacer. Eso no está mal, hay mucha gente que ha sacado buena música así. Incluso en el hip hop: un tipo cantando sobre una pista. Es parte de la música y está bien, pero no es lo que nosotros hacemos.

WB: Pero hay diferencias, porque hay algunos que uno escucha en vivo y siente que realmente están ahí tocando música…

¿Qué nos pueden contar sobre cuando conocieron a David Bowie?

WB: Fue en Nueva York. Lo vimos en uno de los primeros shows que encabezamos en el Bowery Ballroom. David Byrne fue al show y al día siguiente podíamos ver a Tony Visconti y a Bowie desde el escenario, ese es un local pequeño. Y la próxima vez que fuimos, unos meses después, David Byrne estaba con nosotros, Bowie fue a los camerinos. Él era muy positivo. Creo que hemos sido la banda más afortunada de la historia porque pudimos conocer y trabajar junto a algunos de nuestros héroes. Me siento muy afortunado de que Bowie cantara nuestra canción. Pudimos ser como su banda acompañante, y él cantó Wake Up con nosotros, luego hicimos un cover de Queen Bitch con él. Fue increíble vivir ese momento.

Luego fue muy especial volver a verlo en el estudio de Electric Lady y tenerlo cantando con nosotros en la época de Reflektor... Nos contaba que la última vez que había estado en ese estudio estaba grabando Fame y John Lennon cantó una parte de su canción. Y ahora era al revés, pero con nosotros. Fue algo muy profundo. Cuando murió hicimos un desfile en Nueva Orleans, y teníamos permiso para unas 75 personas, lo anunciamos y 24 horas después asistieron 10 mil. Fue un muy conmovedor…

Foto por Rodrigo Torrijos
Foto por Rodrigo Torrijos


¿Cómo conocieron a Bomba Estéreo?

WB: Los vi tocar en un festival llamado Pop Montreal. Es un evento en el que no conoces ninguna de las bandas, pero son muy buenas, está muy bien organizado y descubres nueva música. Como una banda de Motown que no ha tocado desde 1961, luego puede estar John Cale o Iggy Pop…

RR: Y luego unos tipos que nunca has escuchado, pero igual puedes ir a los shows y la pasarás bien.

WB: Iban a tocar en una especie de sótano, y alguien me dijo que fuera a verlos. Había muchos colombianos, ni siquiera sabía que había tantos en Montreal. Y ellos fueron increíbles. Al comienzo, me recordaron un poco a LCD Soundsystem, pero con otro tipo de emociones, con más energía, más bailable. Me convertí en fan de inmediato y es muy raro que me pase eso. Entonces, desde hace mucho tiempo, queríamos hacer nuestra gira en Latinoamérica y mi sueño era hacerlo con esa banda, porque es una de nuestras favoritas.

RR: También estuvieron en los conciertos en Estados Unidos.

WB: En Alemania también se lucieron…


Deja tu opinión sobre el artículo: