Damon Albarn

La estrella del brit-pop habla sobre su regreso, los recuerdos noventeros, David Cameron, Donald Trump y más


POR SIMON VOZICK-LEVINSON | 01 Nov de 2015

TOM OLDHAM/CAMERA PRESS/REDUX


Blur fue una de las bandas más populares de los 90, excepto en EE. UU., donde la mayoría los conoce solo por el ¡woo-hoo! De Song 2, su éxito de 1997. Sin embargo, su buena reputación ha seguido creciendo, y ahora con The Magic Whip estarán tocando en grandes escenarios (Hollywood Bowl en LA y el Madison Square Garden en NY) en Estados Unidos.

Su líder Damon Albarn llamó desde Londres para contarnos por qué ama y odia haber vuelto con sus viejos compañeros, así como sobre sus planes para un nuevo disco con Gorillaz (su proyecto más exitoso fuera de Blur).

“Estoy en mi sofá, acabo de poner la comida para mi familia”, dice. “Espero que se prepare mientras hablamos, y que mi genialidad multipropósito sobreviva a esta noche de martes”.

2015 marca en vigésimo aniversario de la batalla del brit-pop, cuando Blur y Oasis eran archienemigos, ¿crees que esa rivalidad le sirvió a la música?

Definitivamente fue algo muy divertido. Usamos el fantasma de los 60 para cubrir el esqueleto de la era moderna. Fue un cambio extraño, una etapa interesante. Mucha de esa música tenía una verdadera atmósfera. Con respecto a las letras, no creo que la gente vuelva a escribir cosas así.

Noel y tú han resuelto sus diferencias, ¿cierto? ¿Se ven de vez en cuando?

Sí, ocasionalmente. Siempre disfruto su compañía. Es muy divertido.

¿Escuchas mucha música pop nueva? ¿Cuál fue el último gran disco que escuchaste?

Me encanta Ibeyi [dúo cubano- francés de R&B]. Me gustan muchas cosas, pero no recuerdo los nombres.

OK, solo por poner cualquier nombre, ¿qué piensas de Kanye West?

Creo que es muy original.

¿Y Taylor Swift?

Es sobresaliente, pero no muy original. ¿Alguien más? Podemos seguir…

¿Drake?

No es tan consistente como debería.

¿Future?

Es realmente interesante, a veces es muy excitante.

Tu musical sobre Alicia en el País de las Maravillas, Wonder.land, se estrena pronto en Londres. ¿Qué te llevó a hacer eso?

Esa historia me aterraba cuando era niño. La Duquesa en particular me perturbaba. Aparecía en mis pesadillas. El musical se trata de la identidad; es muy fácil tener múltiples personalidades. Las redes sociales pueden hacer que uno sea pasivamente esquizofrénico.

¿Estás esperando por el show con Blur en el Madison Square Garden?

¿Será que alguien va? Me pregunto si a alguien le importa.

Yo voy a ir.

Bueno, ya tenemos una persona, y conozco a otras dos que también piensan ir. Por lo menos serán tres. Pero sí, estoy muy emocionado. Es algo con lo que soñábamos hace tiempo, escuchabas que alguien tocaba allá y pensabas que sería grandioso. Nunca lo hicimos.

¿Disfrutas tocar con Blur hoy en día?

Sigo tratando de evitarlo como a la plaga, para ser honesto contigo. Pero algo raro pasa cuando me subo al escenario: la paso muy bien. Apenas me bajo pienso: nunca más. Es muy raro.

¿Por qué tratas de evitarlo?

No sé. A veces olvido que hice todo ese trabajo hace tantos años. Pero luego la pasamos muy bien en el escenario; hay algo muy emocional, pero también es divertido, tonto y ruidoso. Es una receta maravillosa con todos esos elementos encontrándose ahí.

¿En qué otras cosas estás trabajando?

Estoy empezando con el nuevo disco de Gorillaz. Hasta ahora va muy rápido y tiene mucha energía. He estado metido en el piano, un poco en plan teatral, durante años. Quiero hacer algo completamente opuesto a eso.

¿Eres amigo de Banksy?

Sí, lo conocí como en el año 2000. Hace mucho tiempo.

¿Qué opinas del tabloide que sacó la historia según la cual el primer ministro David Cameron tuvo sexo con un cerdo cuando estaba en la universidad?

No confío en esos políticos. Pero él es más cool ahora que admitió haber fumado un poco de marihuana. Eso no le ha hecho ningún daño, ¿o sí?

¿Y qué opinas sobre los políticos gringos? ¿Qué piensas de Donald Trump?

Hmmm. ¡Tal vez logremos que toque Parklife con nosotros!


Deja tu opinión sobre el articulo: