El sendero de Steven Yeun, de The Walking Dead a Okja

De andar entre muertos a liberar cerdos gigantes, así es el oficio de un actor que vuelve a la vida tomando muy en serio sus ficciones


POR ROLLING STONE | 28 Jun de 2017

Steven Yeun en Okja, crédito: Jae Hyuk Lee / Netflix


Glenn se metió en el corazón de los fanáticos de The Walking Dead, esto quiere decir que llegó a lo profundo del alma de los geeks más quisquillosos de la cultura pop. Y se mantuvo varias temporadas caminando en tierra de zombies hasta que Negan destruyó su cráneo a batazos en una de las escenas más crudas de la historia de la televisión. Pero la vida sigue. Yeung ha pasado de la serie de muertos vivientes a integrar el elenco de Okja, la película original de Netflix que fue estrenada durante el mes de mayo en Cannes, en medio de polémicas entre defensores del cine como una experiencia de salas y los que lo celebran como lenguaje desde cualquier soporte.

Esta semana Okja ingresó a la programación de la plataforma de streaming. Así que conversamos con Steven sobre The Walking Dead, la ciencia ficción y por supuesto sobre Okja; película en la que comparte créditos con Tilda Swinton, Jake Gyllenhal y Giancarlo Esposito. En la cual, bajo la guía del visionario director koreano Bong Joon-ho (Snowpiercer, Mother) han dado vida a una criatura bastante particular.

Entrevista Exclusiva

El director Bong Joon Ho y el cinefotografo Darius Khondji rodando Okj

¿Eres fan de la ciencia ficción?

Me encanta.

¿Imaginabas el éxito de The Walking Dead?

No, de ninguna manera. Solo seguí trabajando y luego todo fue una locura.

Muchas personas no querían que Glenn muriera, ¿por qué crees que el personaje era tan importante para la gente?

Tal vez porque era una ventana para la audiencia. Uno de los personajes que más se relacionaba con el público. Además, uno no se daba cuenta cuando estaba, pero sí te dabas cuenta cuando no estaba.

¿Cómo tomaste los siguientes proyectos luego de tener un rol tan importante en The Walking Dead?

Supongo que solo estoy buscando lo más interesante para mí. He buscado buenas historias, que me gusten, y trabajar junto a grandes talentos.

¿Cómo fue trabajar con Bong Joon-ho?

Él es un genio absoluto. Es uno de mis directores favoritos de todos los tiempos. Fue un honor trabajar con él.

¿Qué aprendiste de un director que tiene una manera tan distintiva de narrar? ¿Cómo fue el proceso?

Él tiene una idea y la desarrolla con fluidez para probarla. Es un genio. Entonces te dejas llevar por el proceso que él realiza. Como actor te preparas, pero Joon-ho es quien controla los diferentes niveles de la película. Tú eres como un color que él utiliza en su mundo cinematográfico.

¿Te ves trabajando con él en el futuro?

¡Dios! Sí, me encantaría.

Me sorprendí en Okja por los actores, porque hay un gran elenco. ¿Qué nos puedes contar de trabajar con ellos?

Son muy buenos. Tuve el placer de trabajar junto a varios de ellos y son increíbles. No solo por su profesionalismo y talento, sino por su calidad como personas. En ese sentido hacer las producciones es mucho más fácil. Lo que fue hermoso de Okja era que todos éramos tan profesionales que no teníamos que ensayar juntos. Sabíamos qué hacer. Fue muy divertido.

Según entendí, Okja está centrado en una pequeña niña, pero definitivamente no es una película para niños. ¿Cómo funciona eso?

Lo más interesante de trabajar con Bong Joon-ho es que él quería una película animada con personas de verdad. Diría que no es recomendable para un niño.

¿Qué tan importante es para ti desarrollar el personaje? ¿Sientes que necesitas mucha libertad para imponer tu personalidad y tus propias ideas para los personajes?

Creo que siempre tomo todos los trabajos de manera diferente. En Okja creo que el director lo plasmó de una manera tan fácil que sabía cuáles eran los actores perfectos para cada papel. Creo que cada uno lo interpretó de manera distinta.

El grupo extremista de liberación animal al que pertenece Yeun, en la peli.
El grupo extremista de liberación animal al que pertenece Yeun, en la peli.

Cuéntanos más de tu personaje.

K es un miembro del grupo activista de animales y está muy emocionado por hacer parte del grupo, pero también está involucrado en un puente cultural entre los dos lados de la historia.

¿Cómo crees que es para la audiencia verlo en Netflix o un cine tradicional?

Creo que la gente que la verá en cine tendrá una experiencia distinta, porque es con una audiencia. Pero igual Netflix provee esta increíble manera para que la gente encuentre series y películas que nunca encontrarían. En ese sentido es asombroso.

Uno de los temas en los últimos Oscar fue la diversidad. Hace poco la serie estadounidense de Netflix Master of None habló en uno de sus episodios sobre la representación de los asiáticos en la cultura americana. ¿Qué opinas sobre la situación de los asiático-estadounidense en la industria?

Vamos por la dirección correcta. Creo que el progreso, desafortunadamente, es lento. Hay personas que quieren hacer lo correcto, pero tal vez no entienden el problema por completo. No significa que todos lo estén haciendo mal. Me agrada que la gente lo esté teniendo en cuenta y espero que lleguemos a un momento en que nos podamos representar por completo. Pero eso toma tiempo y también me estoy preparando para eso.

Con el trabajo que has hecho, ¿crees que has abierto un poco las puertas?

Soy muy afortunado de hacer parte de algunas producciones en las que estamos muy abiertos al tema de la diversidad. Un ejemplo es Glenn, que es un personaje complejo y aplicable a muchos actores. Y creo que esa es la idea. La idea es mostrar todos los personajes con diferentes caras y características. Estoy feliz si de alguna manera abrí las puertas a otras personas.

Sé de algunos actores latinoamericanos que han rechazado papeles por la manera que son representados los latinos. ¿Alguna vez te ha pasado eso?

Sí. Hubo un tiempo en que rechazaba papeles, porque eran muy básicos o eran una versión alejada de cómo los asiático-estadounidenses eran representados. Pero desafortunadamente, así son las cosas. Hay actores que pueden rechazar cualquier rol, pero hay otros que no, que deben trabajar. Entonces no hay nadie a quien culpar.

Has actuado en series de ciencia ficción como The Walking Dead, pero ¿cuál es la diferencia de ser un actor de verdad a uno de fantasía?

En la mayoría de los proyectos surreales también hay un tono de realidad. Pero en términos de fantasía, es que lo puedes ver en fantasía, pero también lo ves para entender lo que los personajes quieren decir. Es ficción, pero no está tan lejos de lo que podría ser. Hay un proceso del porqué lo estamos haciendo, porque si sabes que hay una razón para hacerlo es verdaderamente valioso.


Deja tu opinión sobre el articulo: