P&R: Kase.O

El MC español está de paso por nuestro país, y habló con ROLLING STONE


POR RICARDO DURÁN | 12 Feb de 2018

Fotografía de Marcos Cebrian


KaseO es, sin duda alguna, uno de los raperos más importantes en Iberoamérica; tiene un pasado brillante y un presente esplendoroso, por eso es un gusto hablar con él. El círculo, los Grammy, el futuro de Violadores del Verso, el rap que oye hoy por hoy, y el hip hop colombiano. Con Javier siempre hay tela para cortar:

Cuando estabas haciendo El círculo, ¿llegaste a pensar que tendría el impacto que alcanzó? ¿Soñaste con un disco de oro o con una nominación al Grammy?

No, en mis expectativas yo me puse en el peor lado de la historia. En mi cabeza pensaba que iba a ser un fracaso, que no le iba a gustar a la gente, que ya se iba la leyenda de Kase.O. Eran unas voces horribles las que oía y no me dejaban ni prever que el disco fuera a ir tan bien. Venía de hacer Jazz Magnetism, que no fue mal. Yo esperaba que fuera igual, pero no como ha sido. Ni lo del Grammy, ni premios, ni discos de oro. No me lo esperaba porque me gusta ser prudente, y porque me gusta tener las cosas sin expectativas para luego no llevarme sorpresas negativas. En toda mi vida intento hacer las cosas porque las siento, no por las expectativas que vaya a crear o por lo que vaya a recoger.

¿Cómo fue para ti, que vienes de una línea mucho más radical, ser nominado a los Grammy y estar en la ceremonia de los premios?

Yo me sentía como un bicho raro con tanta pompa y tanto boato… como el más pequeño, pero también orgulloso porque yo no tengo una compañía discográfica detrás. Solo somos mi equipo y yo, mis amigos de toda la vida. Y te puedo admitir que para mí fue un orgullo estar en la gala de Las Vegas, que me trataran como un VIP por mi música. No porque yo hubiera presionado a nadie. Y me llevé una grata sorpresa de los Grammy porque yo pensaba que todo era amañado, todo cuestión de dinero, presiones, y mamoneo, como quien dice. Pero yo puedo decirle a la gente que hagan buenos discos y que se inspiren, porque la Academia de los Grammy los escucha. Mi disco lo han escuchado y lo han nominado por amor a la música. Puedo respaldar a los Grammy y decir que son legales por mi propia experiencia, y yo pensaba que era todo falso. Con mucho orgullo y humildad de estar ahí de toda la farándula y lo más de la música latina.

¿Qué fue lo que encontraste en el rap en Colombia para decidir trabajar con El Arkeólogo y con Crudo Means Raw en El Círculo?

Principalmente lo que encontré fue mucha esencia; gente que lleva el hip hop en el corazón, como hacían las programaciones, como caminan los ritmos; tienen mucha experiencia ya, llevan muchos años produciendo. Eso fue lo que encontré en ellos: inspiración, mucha energía, mucha actividad, ganas de hacer cosas. Justo lo que necesitaba. Y estilo, yo te digo, esencia y estilo fue lo que encontré en ellos, que no es fácil.

La última vez que tocaste en Bogotá estabas con la gira de Jazz magnetism, ¿qué recuerdas de ese paso por Colombia?

Fue un hito para mí actuar en el teatro, meter tanta gente con una producción que era mía. Fue un reto para mí, y una apuesta. Lo recuerdo porque fue mi último concierto con la banda de jazz y lo celebré en Bogotá. Tengo un recuerdo muy bonito y creo que la gente que acudió también salió con buen sabor de boca.

¿Alguna vez volverás a hacer algo con una banda de jazz?

Sí, probablemente. Lo echo bastante de menos y lo pienso a diario. En mi próximo paso, mi próximo proyecto, una de las opciones es hacer música con una banda.

¿Cómo es el show que presentas con El círculo?

Es un show clásico; con un DJ y un dobles voces, puro hip hop. Lo que hago es tirar las canciones más importantes del álbum, las que más le gustan a la gente, y luego para los nostálgicos tengo canciones de Violadores del verso, canciones míticas que hacen sacar la lagrimita a la gente. Y la profesionalidad y mi carisma con buen un mensaje positivo. La verdad la gente sale muy contenta y con buena energía.

Hace poco hablamos con Sergio [Sho-Hai] sobre ese receso que se tomaron para satisfacer ciertas necesidades que cada uno tenía, ¿qué tan satisfechas están esas necesidades y qué probabilidades hay de un encuentro de Violadores del Verso?

Por lo que a mí respecta, se ha cumplido el ciclo de las individualidades; creo que todos hemos disfrutado las experiencia de un proyecto en solitario, con todo el esfuerzo que conlleva, y lo que tocaría ahora sería volver a hacer un disco en grupo, eso es lo que yo tengo en mente. Cuando terminemos las giras individuales, molaría juntarse y volver a hacer un disco de Violadores.

¿Cómo ves la situación actual del rap en el mundo? Para muchos el rap está superando al rock y tiene una visibilidad más grande que nunca, ¿qué perspectiva tienes tú de esa situación?

Pienso que era cuestión de tiempo que el hip hop reinara en la música. Yo creo que el rap es el summum de la música y más al punto que ha llegado ahora, que es mucho más musical, más poético. Ha evolucionado el género hasta ser la música que puede abarcar todas las demás. Si tú escuchas el disco de Eminem, el último, tiene de todo, es hip hop, pero lo ha mezclado con todo tipo de música. Era cuestión de tiempo para que la sociedad se abriera, porque ha sido una música estigmatizada, pero a base de buen trabajo, mejores ritmos, letras y poesía, pues está reinando en los Grammy y en la vida de la gente, en la moda, todo está impregnado de hip hop.

¿Qué rap oyes en esta etapa de tu vida?

Escucho mucho rap viejo, de los 80 y los 90. La música con la que he crecido, la música que he escuchado en la adolescencia, que es la que mejor nos parece; luego es difícil que los discos te vuelvan a marcar como te marcaban entonces. Sigo escuchando lo viejo, y de lo nuevo me gusta Roc Marciano, también me fijo mucho en todo lo que hace Kendrick, pero suelo escuchar cosas que suenan a los 90 o que son de los 90.

En particular de esa época, ¿qué es lo que más escuchas?

Hay muchos grupos, de esa época escucho Brand Nubian, he recuperado sus discos, y sigo escuchando NWA también. Digable Planets escucha bastante, es uno de mis grupos preferidos, que mezclaban jazz con rap. Es recomendable al máximo. Sigo escuchando a Jeru [The Damaja] y a Guru, todo lo clásico… Mobb Deep también.

¿A quiénes encuentras entre los grandes letristas del rap iberoamericano?

El Residente tiene una gran lucidez, brillantez, es muy poético y muy inteligente. Para mí el Residente es un maestro para todos. Así más underground me gusta mucho lo que está haciendo Akapellah, de Venezuela, me flipa lo que hace. El disco que sacó Crudo Means Raw también tiene muy buenas letras, y lo último de Alcolirykoz también me ha gustado bastante. Crudo se me hace buen productor y letrista. Y Residente para mí es lo más de lo más. Apache… Canserbero para mí era uno de los mejores del mundo, sus letras eran… ¡hostias, eso era otro nivel!


Deja tu opinión sobre el artículo: