Marilyn Manson habla de ser un “completo sociópata” en Salem y su colección macabra

El chocante rockero revela cómo su personaje en el show de brujas de WGN imita su vida real


POR KORY GROW | 09 Nov de 2016

Sam Lothridge/WGN


Cuando el creador de Salem telefoneó a Marilyn Manson con la oferta de un papel en la serie de brujas para la televisión, el rockero aceptó sin siquiera oír la descripción del personaje. Cuando se lo describieron, sin embargo, se enamoró. “Me dijo, ‘Bueno, serás un barbero que hace autopsias y viaja a un algún lugar entre los mundos de los muertos y los vivos, y tiene que lidiar con todas estas cosas que ha causado la brujería y no puede arreglar; básicamente el fin de la alquimia’”, dice Manson. “Esos son mis intereses en la vida normal, así es que era perfecto”. Manson se ríe.

El personaje, Thomas Dinley, jugará un papel importante que une al Diablo con la tercera temporada del show, que estrena el miércoles 2 de noviembre. Un adelanto de la temporada lo muestra atendiendo a un paciente con sanguijuelas y proclamando “La mayoría de nosotros muere de la manera que nacimos: en agonía”. Pero el cantante ya ha jugado un rol importante en el show desde su primer episodio, dado que permitió el uso de su canción Cupid Carries a Gun (de su álbum del año pasado The Pale Emperor) como tema central. El cantante coescribió la canción con el compositor Tyler Bates, que también está encargado de la música incidental de Salem y está colaborando con Manson en su próximo álbum, SAY10, que sale en febrero.

Manson, que debutó como actor en Lost Highway de David Lynch y recientemente tuvo un papel en Sons of Anarchy, habló con ROLLING STONE antes del estreno de la temporada sobre por qué, en el caso de Salem, el arte, para él, imita la vida.

¿Cómo se sintió estar en el set en la barbería de tu personaje?

No era muy distinto a mi sala, salvo que era en un período de tiempo más viejo. Tengo muchos de los mismos objetos, como los instrumentos médicos. Siempre me han fascinado las cosas de esa naturaleza, así es que era perfecto para mí.

¿Qué tipo de instrumentos médicos coleccionas?

Navajas rectas. Tengo una silla de barbero, aunque suene raro, en mi casa [risas]. Tengo diferentes miembros prostéticos, restos óseos, las cosas usuales que cualquier persona se imaginaría que hay en mi casa [Risas].

¿Cómo escoges los papeles que interpretas?

No lo hago. Me metí a la fuerza a Sons of Anarchy. Tenía muchas ganas de hacerlo. Este simplemente parecía perfecto y atractivo. Hay un par de cosas en el futuro que quiero hacer. En Hannibal todavía hay cosas que se pueden mostrar – lo que sigue después de El silencio de los inocentes; eso es algo que espero que pase pero no voy a hablar de eso aún. Lo que pasa cuando asumo un papel termino jodiéndome solo porque intento meterme en shows que me gustan, y luego me gano varios spoilers porque ya sé qué pasa en el show en el que estoy. Ese es punto débil de mi plan [risas].

¿Se sentía real la ambientación de Salem?

Construyeron una ciudad perfecta, un pueblo de verdad. Era realmente como estar en otra época… Acabo de recordar el primer día, me sumergí de inmediato. Pienso que la gente se va a dar cuenta: es muy sangriento e intenso para el formato que trabajan. Realmente lo han llevado al extremo. La actuación, la cinematografía y el arco de la historia son tan buenos como cualquier película que he visto sobre esa era.

¿Así que lo sangriento se ve real?

La gente de efectos especiales creó cosas que se ven muy realistas, cuando se trata de las autopsias y cosas así. Eran muy acertados a nivel histórico. Es el amanecer de la creación de una nueva medicina, y mi personaje realiza enemas, saca dientes, corta el pelo y realiza autopsias, es una era en la que están tratando de entender qué son los cirujanos y los doctores. Cuando mi personaje entra nadie sabe realmente qué hacer. Como que le temen, creo, porque es bastante sociópata y desprovisto de emoción.

Has descrito tu personaje como “el mejor amigo del Diablo”. ¿Puedes explicar esa relación?

Sí. Hay varios elementos en la historia de Salem, como quién está realmente en control, y hay una guerra que empieza y mi personaje no asume ninguno de los dos bandos. Pero al final del día, mi personaje tiene que creer en algo. Si vas a mi oficina, usualmente mueres [risas]. Y probablemente no terminarás en el cielo; probablemente termines en una salchicha… Hay algo de Sweeney Todd en todo esto.

Tu personaje se come una sanguijuela en el tráiler de la temporada. ¿Cómo fue eso?

Me desilusionó un poco que quien cuidaba a las sanguijuelas no me dejara ser un poco más rudo con ellas [Risas]. Realmente no tienen sistemas nerviosos, técnicamente. Pero recuerdo que de pequeño le echaba sal a las babosas. Probablemente son de la misma familia. Y he comido caracoles antes, así es que pensé ‘¿Por qué no una sanguijuela?’ No es tan grave.

¿Así es que era una sanguijuela de verdad?

Sí. Técnicamente no tenía permitido tragármelo. Tendremos un desacuerdo amigable de si me la comí o no.

No “la inhalaste”.

No, no lo hice. No quiero que los defensores de las sanguijuelas me persigan.

Grabaron en Shreveport, Luisiana. ¿Qué hacías en tu tiempo libre en el set?

Vi esa película La bruja como a la semana de estar trabajando en Salem, porque me la perdí en los cines. Y la cabra de esa película, Black Philip, se convirtió en una obsesión mía. Estaba pensando en hacerme un tatuaje de ella y recordé que mi primer tatuaje era una cabeza de cabra que me hice cuando tenía 21 [risas]. Así es que en el último día de rodaje, pedí una cabra negra para jugar con ella, fuera de set, para mis propios propósitos recreativos. Pero me trajeron una cabra roja, así es que canté de manera simple (esto se va a ver genial en tu revista) “I see a red goat, and I want to paint it black”. Y todos se divirtieron.

Y la tuviste.

Y lo hice: me dejaron pintarla. Fue insoportable.


Deja tu opinión sobre el articulo: