Ozzy Osbourne

El príncipe de las tinieblas habla sobre el final de Black Sabbath, Hitler, su hijo Jack y por qué no está listo para jubilarse


POR KORY GROW | 28 Oct de 2016

Ilya S. Savenok/Getty


La actual gira de Black Sabbath se llama “The End”, pero para Ozzy Osbourne se siente como un nuevo comienzo. El tour de despedida estará todo noviembre en Estados Unidos y terminará con un concierto en la ciudad natal de Sabbath, Birmingham, en febrero, y ha tenido algunos de los mejores shows de la historia de la banda. “Nadie se droga. Nadie se emborracha”, dice Osbourne. “Antes odiaba salir de gira. Pero ahora es divertido”. La vida personal del cantante es otro asunto —lo único que dice de su complicada relación con Sharon es que “está muy bien”, aunque desde entonces anunció que entrará a terapia por adicción al sexo—. Osbourne también protagoniza la serie nueva de History Channel Ozzy & Jack’s World Detour, en la que sale de viaje con su hijo Jack hacia varios lugares históricos. “Lo hago entre pausas de la gira, eso significa que nunca descanso”, dice Ozzy. “Pero no está mal. Jack y yo nos la estamos llevando muy bien”.

Junto a Jack visitaste Cuba, el Gran Cañón y Stonehenge, entre otros lugares, para tu nueva serie de TV. ¿Cuál fue tu favorito?

Dakota del Sur. Fuimos a un lugar con fósiles de dinosaurios. ¿Alguna vez has visto un fósil de un tiranosaurio rex? Cuando ves Jurassic Park no notas lo enormes que eran. Eran máquinas asesinas.

¿Pudiste tocar los fósiles?

Bueno, me toqué el pene. Eso es un fósil [se ríe].

En 1982 te arrestaron por supuestamente orinar en El Álamo. ¿Te pusiste nervioso cuando regresaste allí para el programa?

Sí. Les advertí a los productores: “Si vamos al Álamo, algo va a ocurrir”. Y entonces hubo una maldita turba cuando llegamos. [Llegó una multitud] y empezaron a perder la cabeza. Fue aterrador.

Allá supiste que en los 80 te habían arrestado por estar borracho, no por orinar en público. ¿Eso te hizo sentir mejor?

No se sintió diferente. De todos modos me arrestaron.

Jack ha crecido mucho desde Los Osbourne.

Es un chico con una buena cabeza. Es un padre genial y un gran esposo.

Te interesa mucho la Segunda Guerra Mundial. ¿Por qué?

Nací en el 48. De niño en Inglaterra iba a jugar a los lugares de los bombardeos. La locura de todo eso me interesó. Hitler trató de invadir Rusia… eso son como cuatro zonas horarias.

Algunas bandas, como The Who, han emprendido giras de despedida y resultan volviendo un par de años después. ¿La actual gira de despedida de Black Sabbath es realmente el fin?

Definitivamente terminaremos en Birmingham. No vamos a reunirnos después de cinco años para decir: “Por exigencias del público…”. Black Sabbath ha subido y bajado y estado en el circuito mucho tiempo. Es bueno terminar las cosas bien.

Bill Ward, baterista original de Sabbath, no hace parte de la gira. Ustedes se acusaron mutuamente ante la prensa después de que él dijera que no le ofrecieron un contrato justo para la reunión. ¿Le van a pedir que toque en el último show?

No lo sé. Me entristece que Bill no haya venido. Cada vez que lo contacto me grita por alguna cosa. Si algo se puede arreglar, pues genial. Tommy [Clutefos, el baterista de giras de Black Sabbath] ha hecho un gran trabajo.

Este año van a revivir por un día el Ozzfest, el festival que sacó a la luz muchas bandas. ¿Qué nuevos artistas te gustan?

La banda que le está abriendo a Black Sabbath, Rival Sons. Los vi en una entrega de premios y dije: “Sharon, tienes que ponerlos en la gira”. Me recuerdan a las bandas que uno veía en los 70, que tenían una misión. Van a ser realmente grandes.

Muchos cantantes de rock, como Steven Tyler, están empezando a hacer álbumes country, tú…

[Interrumpe] Yo no, muchas gracias. Personalmente, creo que uno debe mantenerse en lo que mejor sabe hacer. Si Steven se está divirtiendo con eso, ¿quién soy yo para quejarme? Pero sería absurdo para mí hacerlo. No me molesta el country, ¿pero el Príncipe de las Tinieblas con un sombrero vaquero? Soy un rockero, no un puto campechano del country.

Trataste de retirarte a comienzos de los 90 y no lo hiciste. ¿Por qué?

Seguía saliendo y destruyendo mi cuerpo. Pero me he regenerado inmensamente desde entonces. Ya no bebo. No consumo drogas. Y me sigo divirtiendo a los 67 años.

¿Qué vas a hacer después de la gira de Sabbath? Sharon dijo recientemente: “No quiero que Ozzy cante Crazy Train a los 75 años”.

Voy a seguir como solista. No sé si quiero seguir haciendo giras largas, pero voy a seguir con las manos en la masa. En cuanto a cantar Crazy Train a los 75, pues ya veremos.


Deja tu opinión sobre el articulo: