Sam Esmail, creador de Mr. Robot: Lo que hace grande a una serie de TV

El galardonado showrunner nos revela por quién votó para las ‘100 grandes series de TV’ para RS USA, y su razonamiento para escoger a las dos mejores


POR ANNIE LICATA | 27 Sep de 2016

El showrunner de Mr. Robot Sam Esmail (izquierda) confiesa su voto en nuestra lista de las ‘100 mejores series’ – y por qué su número uno revolucionó la TV. Bobby Bank/Getty


El creador de Mr. Robot reconoce la buena TV: Su thriller de hackers es un éxito ganador de Emmys y tema de conversación en todas partes; convirtió a su protagonista Rami Malek en una auténtica estrella e hizo del showrunner de 39 años un protagonista en la televisión. Cuando tuvimos que pedir opiniones para nuestra lista de las 100 mejores series de TV, Esmail fue uno de los primeros en votar. Le preguntamos al escritor y director por su voto, sus favoritos y qué hace que una serie sea casi perfecta.

Pusiste a Breaking Bad como el mejor show de TV de la historia. ¿Por qué?

Vaya. Es una pregunta difícil. Bueno lo más importante de Breaking Bad es que para mí, rompió el molde de la televisión. No seguía las fórmulas de ninguna manera – incluso las mejores series tienden a seguir una fórmula por temporada. Todo era esencialmente un reencauche, tenían una nueva misión. Breaking Bad ni siquiera hacía eso. Contaban una historia singular de principio a fin en cinco temporadas. Creo que eso era muy revolucionario.

¿Cuál es tu momento favorito de la serie?

Hay demasiados episodios geniales. Estoy tratando de recordar el nombre…siempre la cago. Es el episodio en el que Jesse y Walt están atrapados en el desierto porque la Winnebago se averió. [Nota del Editor: Es “4 Days Out” de la segunda temporada]. Me encantan esos episodios en los que casi no pasa nada en la trama pero hay una profunda exploración de una relación. Breaking Bad hacía mucho eso, y Walt solo cocinaba la mitad del tiempo a pesar de que el programa era de él siendo un cocinero de metanfetamina. Realmente se trataba más de la relación entre él y Jesse, y la de él con su familia. Y obviamente está el famoso – creo que se llama “Fly” – en el que están atrapados en el laboratorio y es un intercambio entre los dos durante toda la hora. Ahí es cuando Breaking Bad realmente cobró vida para mí.

¿Qué esperas de la buena televisión?

Lo primero que espero es una gran historia. Es gracioso porque acabo de decir que la trama es una excusa para explorar el personaje. Pero una historia – una gran historia – permite que la narración se vuelva significativa sin que el público lo note. De repente, el público está enredado en los personajes y sus vidas y no le importa el siguiente giro en la trama. No te fijas en las maquinaciones; te interesa más la gente, experimentar lo mismo que ellos y pasar por lo que ellos están pasando. La historia se vuelve subliminal. Y en las películas eso es imposible. Tienes que salir de la historia en dos horas, va a ser más aparente cuál es la trama en el cine. Con la televisión puedes tomarte el tiempo y hacerlo por partes. Para mí eso hace grande a la TV.

Hay dos polos opuestos en la televisión. Están los shows que se sienten como si quemaran sus historias y el público las siente por completo, hasta cierto punto. Y está el otro lado en el que no pasa mucho y el público también lo siente. Sienten la fórmula en cada episodio. Pero está ese punto hermoso en la mitad cuando encuentras el balance – y solo puedes lograrlo si usas una narración larga. Es algo que es totalmente único y no puedes encontrar en ningún otro medio.

Y tu segunda elección fue Seinfeld.

Esto es porque no soy fan de ver lo mismo una y otra vez… y las comedias hacen mucho eso. Por definición esa es su fórmula. Conoces los personajes, conoces la situación, se meten en problemas y al final del episodio se arregla todo. Seinfeld fue la primera comedia que recuerdo – siendo honesto contigo, el primer show de televisión que recuerdo haber visto – que realmente invirtió la fórmula. Iba a la izquierda cuando esperabas que fuera a la derecha. El hecho de que lo hayan hecho en formato de sitcom, que está más controlado que las series dramáticas de una hora, fue mucho más impresionante. Era tan subversivo, tan enredado y al mismo tiempo tan inventivo. Rompieron muchas reglas y barreras y produjeron algo totalmente entretenido e interesante y retador. Les reconozco eso por encima de las demás porque en esa época era un formato demasiado limitado.

¿Cuál es tu momento favorito de Seinfeld?

“The Opposite”. Me encanta el realismo mágico – Hechizo del tiempo es una de mis películas favoritas. Me encantan las historias en los que hay revelaciones emocionales. Realmente no son revelaciones mentales porque lo importante no es la magia ni la ciencia ficción. Lo importante es tomar un desvío…un giro en el mundo. Lo importante es lo que atraviesa el personaje. “The Opposite” fue genial porque es una cosa simple y elocuente. Me recordó las películas – que ya no las hacen – como Hechizo del tiempo que eran sucintas, al punto. Es como una película de 23 minutos de un alto concepto, que es muy divertida e ingeniosa.


Deja tu opinión sobre el articulo: