Steven Tyler

El cantante de Aerosmith habla del dinero, el liderazgo y por qué la fama es como “ser picoteado por pollitos hasta la muerte”


POR ANDY GREENE | 16 May de 2016

FOX via Getty Images


¿Cuáles son las mejores y peores partes del éxito?

Soy una de las pocas personas que adoran la notoriedad. Me encanta ser amado por la gente que ama las canciones que mi banda grabó. Ahora, el otro lado es que todo el mundo tiene una cámara en su iPhone, así que no puedes ir a ningún lado sin una foto. Tengo una gran camiseta que dice “Go Fuck Your Selfie” con la que camino en los aeropuertos.

Suena como si por momentos lo odiaras.

Depende de cómo te levantas una mañana. A veces estás en el gimnasio a las 7:30 de la mañana y no has tomado tu café y toda la gente que ves dice: “¡Dios mío!”. Es como ser picoteado por pollitos hasta morir. Pero después tengo momentos en los que estoy muy agradecido de que un chico de nueve años se me acerque y diga que le encantó el comercial de Skittles del Super Bowl, o alguien de 40 años que se casó con I Don’t Want to Miss a Thing.

Lideras una banda llena de personalidades fuertes desde hace 45 años. ¿Qué te ha enseñado sobre el liderazgo?

A menos que seas un general con muchos soldados, solo puedes guiar por el ejemplo. Al comienzo, [Aerosmith] se trataba de fumar mucha hierba y tratar de despertar a alguien [con nuestra música] y muchas peleas entre los muchachos. Pero me han enseñado mucho. Y permanecer unidos por 40 años ha sido una de mis mayores alegrías. ¿Cuántas bandas se han quedado en el camino?

Parece que ustedes cinco han aprendido que las fuerzas que los mantienen unidos son más fuertes que las que los separan.

Bien dicho, mi buen hombre. Una de las cosas más grandes que hemos aprendido es “no puedo hacer esto solo”. Nunca podría ser el tipo con el que estás hablando si no fuera porque los cinco nos sentamos en la cocina de un rancho en Lake Sunapee, en el verano del 71, cuando decidimos mudarnos a Boston. Sin importar lo que ha dicho recientemente sobre los celos, no estaría haciendo esto [su álbum de country solista] si no fuera por Joe Perry. Es una paradoja, pero lo entiendes si bajas la velocidad.

¿Qué entiendes hoy en día del dinero que no entendías hace 40 años?

No quisiera que mis hijos oyeran esto, pero nunca me preocupé por el dinero hasta que descubrí que los contadores, mánagers, abogados y jefes de las disqueras nos habían robado casi todo. Pensé: “Viejo, si pudiera escribir una canción como hacían los Kinks, como Janis Joplin, como los Beatles y tuviera un hermano con quién hacerlo —Joe Perry— el resto llegará”. Y por gracia de Dios, lo hemos logrado. Hoy en día andamos con contadores y abogados porque apenas te va bien, empiezan a circular los buitres. Uno de los secretos de este negocio es que si quieres sobrevivir, tienes que aprender las mañas de los malvados. Mantén tus amigos cerca y tus enemigos más cerca. Todo eso es muy cierto.

¿Quiénes son tus héroes?

Hay muchos, pero en realidad cualquiera que haya sobrevivido a sus traumas. La gente como Dave Grohl. Pudo haber seguido el camino del resto de Nirvana, pero salió de la batería y se convirtió en un cantante y guitarrista. Los dos somos cortados por la misma tijera. No vas a conocer gente más aterrizada que Dave y yo.

¿Qué música sigue conmoviéndote?

Cualquier cosa con armonías fuertes, como The Everly Brothers. Soy fan de todo lo que hay entre The Uplift Mofo Party Plan [de Red Hot Chili Peppers], Hendrix, Zeppelin o cualquier cosa donde estén Flea o Tom Morello.

¿Cuál ha sido la compra más indulgente que hayas hecho?

Tendría que ser mi [Hennessey] Venom [Un carro deportivo GT]. Tiene 1200 caballos de fuerza y se ve muy futurista. Hice que me fabricarán un convertible. Te sientes con ganas de manejar por el desierto y no regresar. Va de 0 a 270 en, creo, 12 segundos. Es una puta máquina del tiempo.

¿Cuál era tu libro favorito cuando pequeño?

Mi madre me leía El libro de la selva cada noche antes de dormirme. Eso me direccionó a escribir mis propias cosas y a aprender a fingir. También, Little Black Sambo. ¿La parte en que corre por la palmera tan rápido que el tigre se volvió mantequilla y lo puso en su panqueque? Esa clase de mierda es demasiado, viejo.

¿Qué libros estás leyendo ahora?

Acabo de terminar Historia de mi vida, de Casanova. Me encantó, maldita sea. Era yo en otra era, mitad hombre, mitad mujer.

¿Qué quieres decir con eso?

Bueno, has oído Aerosmith —hay mucha energía femenina en eso—. Si estás buscando que te diga que salgo del clóset, no puedo. Solo digo que con Paul Mc- Cartney hay mucha energía femenina en su melodía. Y de John Lennon diría que hay más energía masculina. Siempre sentí eso.

¿Cuáles son tus reglas de vida?

Eres lo que comes. Duerme con un ojo abierto. Sigue tus sueños. Hay muchas. La gente muere muy lentamente hoy en día. Están demasiado tiempo en Internet y pierden su trabajo, están comiendo demasiado. Todo eso te va a acabar. Es tan evidente como las pelotas de un perro alto.


Deja tu opinión sobre el artículo: