Suicide Squad: el director David Ayer habla sobre crear un nuevo Joker

“Quería tomar estos personajes de comic y hacerlos tan psicológicamente realistas como fuera posible”, dice el director sobre la película de súper villanos


POR BRIAN HIATT | 01 Aug de 2016

El director David Ayer (en el set con Margot Robbie) habla sobre las metas de Suicide Squad y cómo ayudó a crear un Joker completamente nuevo. Clay Enos/DC Comics


“Ni siquiera sé cómo describir esta maldita cosa”, dice el director David Ayer, justo antes de terminar la posproducción de Suicide Squad, su película llena de estrellas basada en los súper villanos de DC Comics, que probablemente será un éxito en taquilla y estrena el 5 de agosto. “No hay nada parecido. Y no trata de parecerse a nada”. En una entrevista para nuestra historia de portada sobre Jared Leto, Ayer habló sobre crear un nuevo Joker con el actor, además de las metas más amplias tras Suicide Squad, en la que también actúan Will Smith y Margot Robbie, junto a muchos más.

Jared ha mencionado que siente un respeto enorme por el rol de Heath Ledger como el Joker. ¿Cómo lidiaste con los retos de volverlo a hacer?

Tienes que ser al mismo tiempo reverente y respetuoso al igual que valiente (y temeroso). Pero, sabes, quiero decir, es un personaje que tiene 70 años y es el villano más conocido de la ficción occidental, en todo el mundo. Hay un gran legado que dejó Heath Ledger con lo que hizo. Pero cuando le haces la ingeniería inversa a cualquier cosa, tienes un actor, tienes maquillaje, tienes un guardarropa, tienes un guion, entonces, ¿qué tienes ahí? ¿Cuál es el recorrido? Y Jared fue, creo, el primer actor con el que empecé a trabajar, y era el que tenía realmente la mayor carga encima. Fue una cuestión de mucho trabajo, mucha exploración y mucha investigación. Empezamos con pasitos de bebé. Como, “¿Cómo suena su risa? ¿Cuál es la voz? ¿Cuáles son las cadencias?” Y luego, simplemente le metimos mucho trabajo a descubrir lentamente eso.

¿Qué tanto esfuerzo puso Jared en el nuevo look del personaje?

Lo básico es que tendría la piel pálida y el pelo verde. Pero estaba muy involucrado. Y, sabes, hicimos los tatuajes, lo que fue controversial, pero, quiero decir, queríamos que él fuera de nuestro mundo.

Sí, la gente quedó sorprendida. ¿La idea era “Cómo se ve un jefe criminal hoy en día”?

Exactamente. Porque entonces el personaje siempre fue un gánster, ¿sabes? Siempre fue como el líder de una pandilla y parte del bajo mundo. Su origen es de principios de los 40, cuando Hollywood había hecho las películas de gánsteres… así es que solo queríamos apoyarnos en esa idea un poco y pensar “¿Cómo se ve un líder del crimen organizado hoy día?”

Lo has emparejado con su novia, Harley Quinn, que nunca ha estado en una película.

Exactamente. Y la idea de que, ya sabes, siempre ha sido un lobo solitario que tiene una especie de secuaces pero nunca ningún relación real con nadie. Así es que ese era un territorio muy interesante de explorar. Fue como, ¿cuál es la naturaleza de esa relación? ¿Qué significa? ¿Qué significa para el Joker? ¿Cómo la define ella a él y viceversa? Así es que hay mucho campo fértil creativo para explorar. Él odia que está obsesionado con ella y si es amor u obsesión, sabes, tendrá que averiguarlo la gente. Ella lo vuelve loco. Y él trata de controlarla lo más que pueda, pero ella básicamente es incontrolable.

¿Qué fuentes específicas del cómic utilizaste?

Bebí de varias fuentes, y es interesante porque llegas a una situación en la que no sabes qué es canónico y qué no. Y luego te enfrentas a distintas continuidades y narrativas y, a veces, estas cosas entran en conflicto las unas con las otras, luego te encuentras con continuidades retroactivas; es como ser un poco un académico medieval a veces. ¿Al trabajo de qué escriba le crees? Pero, es el arquetipo poderoso el que resuena en la gente.


¿Cómo diriges a alguien que no abandona el personaje del Joker, aun cuando está hablando contigo?

Lo llamo Mr. J y soy muy respetuoso. Tienes que crear un espacio seguro para los actores. Quiero decir, ellos tienen el trabajo más difícil del set. Con la actuación estás tratando de darle a un blanco. Disparas un montón de flechas, y las flechas se van por caminos distintos. En el mundo del actor, la actuación metódica es una cosa muy valiente. Los otros actores siempre son muy conscientes de eso, como, “Guau, viejo. Llegó allí”. Es bueno para la ecología actoral de una película.

A pesar de todas las bromas que hizo, ¿qué más viste en las interacciones de Jared con los otros actores?

Tenía a un secuaz en la película, Mr. Frost, interpretado por Jim Parrack. Y como para cimentar esa relación le dije a Jim “Mira vas a trabajar para Mr. J. ahora. Y él te va a pedir que hagas todo tipo de cosas y tú tendrás que hacer sus mandados”. Así es que el pobre Jim corría por todo Toronto casi como en una búsqueda del tesoro, haciendo Dios sabe qué para él. Jared también hacía largas caminatas y vivía lejos del set, lejos del estudio.

Espera, ¿disfrazado?

No, eso hubiera sido hardcore. Pero sabía que caminaba por ahí de noche y yo estaba como preocupado: “¿En dónde está?” Estaba literalmente caminando por el mundo, sabes, y se ponía a meditar sobre su personaje.

¿Alguna vez Jared trató de hacerte sentir incómodo? ¿Era eso parte del proceso?

Oh, lo hacía, pero, era yo ya me sabía ese truco de magia. Es como, “No viejo, hay otro conejo debajo de la mesa, hermano”.

¿Cuáles eran las metas tuyas más grandes para Suicide Squad?

Quería tomar estos personajes de comic y hacerlos tan psicológicamente realistas como fuera posible, con una historia viviente, un alma y una biografía real, y luego anclarla en nuestro mundo lo más posible; mientras que, al mismo tiempo, haciendo que siguiera siendo ruidosa y divertida, y presentando todas las cosas que una película de un cómic tiene que presentar.

¿Cómo te afectó la recepción negativa de Batman v Superman, dado que estabas trabajando en la siguiente historia de ese universo?

Pienso que todo el mundo como que se contrarió y dijo “Ok, esto es real” [risas]. Pero, quiero decir, tenía que hacer la película que quería hacer.

¿Entonces no es mentira cuando los ejecutivos de Warner dicen que quieren que sus películas de súper héroes estén más dirigidas por el director que la competencia?

Normalmente contratarían a estos chicos que han hecho una sola cosa antes de dirigir una película de 6 mil millones de dólares y es como “Toma, ¡ve a hacer una película!” Es algo muy de comité. Y yo no soy ese tipo. Por eso es que aún estoy como entendiendo que “Espera, qué, ¿realmente me dejaron hacer eso? ¿En qué estaban pensando?”


Deja tu opinión sobre el articulo: