Última palabra: Chuck D

El líder de Public Enemy y Prophets of Rage habla sobre la humildad, el “rap pilates” y la sabiduría de Too $hort


POR ANDY GREENE | 23 Mar de 2018

Ilustración por Mark Summers


¿Cuál fue tu libro favorito de niño y qué cosa refleja de ti?

Era un libro sobre Eddie Rickenbacker, el piloto de la Primera Guerra Mundial. Era una aventura e hizo que quisiera viajar por todo el mundo.

¿Qué haces para relajarte?

Manejar. El carro es un lápiz y la vía es un papel. Mientras manejo canto, escribo, toco y vivo las canciones.

¿Cuál es la compra más indulgente que has hecho?

Mi casa. Pero nunca he comprado un carro nuevo. En 1995 compré un Montero 1994, pero eso ha sido lo más cercano.

¿Quiénes son tus héroes?

Mis padres. Me dieron todas las herramientas para enfrentar a la vida. Me enseñaron a ser humilde (todo lo que sube tiene que caer) y a lidiar con los momentos buenos y malos.

Describe la rutina de ejercicio que sigues.

Pilates. Mi entrenadora, Kathy Lopez, inventó el “rap pilates”, que es genial.

¿Qué es “rap pilates”?

Todo se trata de la fuerza interior, que necesito para hacer los conciertos con Public Enemy y los shows explosivos con Prophets of Rage. Tu poder viene de ejercitar el diafragma, con un balance cardiovascular y una buena dieta. Pero el interior es todo.

Dime el mejor consejo que te han dado.

Darryl Brooks, un amigo y promotor de conciertos, me dijo: “No te mires en esas pantallas grandes, porque la calidad de tu presentación se afectará”. Los nuevos artistas se miran en las pantallas y se enamoran de su propia imagen.

¿Cuál es tu ciudad favorita en el mundo?

He estado en 107 países, entonces tengo ciudades favoritas en momentos diferentes, pero siempre me fascinará Nueva York. Siempre se transforma en algo diferente.

¿Crees que la Nueva York que viviste cuando eras más joven ha sido idealizada? Fue la época de oro de los libros y las películas, pero era sucia y peligrosa.

Sí, especialmente para los afroamericanos. No había nada romántico en un Bronx completamente destruido. Ni nada romántico sobre un Harlem privado del voto o un Lower East Side sucio. Lo hermoso de Nueva York es la gente. La resplandeciente y costosa Nueva York de ahora es maravillosa, pero olvidaron a las personas en el proceso. Eso se llama aburguesamiento.

¿Qué consejo le darías al Chuck D joven?

Tú obtienes lo que inviertes.

¿Qué crees que te respondería?

Le hubiera puesto atención, porque siempre estaba escuchando. La primera superestrella que me dijo algo fue Rick James. Me hizo la señal de la paz y me dijo: “Cuídate”. Toda su banda vio uno de los primeros conciertos de Public Enemy con The Beastie Boys en la gira Licensed to Ill, en un día nevado en Buffalo en 1987. Él fue uno de los primeros artistas que admiré.

¿Puedes decir algo de Donald Trump que admires?

¿Para que lo saques de contexto y digas que Chuck piensa que Donald Trump tiene cosas buenas? No caeré en ese juego. Pero Tom Morello dice que los presidentes malos hacen grandes canciones.

Muchos pioneros del rap están quebrados. Es una situación muy triste.

Sí, pero tenemos una oportunidad para sacarlos de ahí. Se ha vuelto común que muchos artistas tengan un segundo aire y se conviertan en el John Lee Hooker, el Muddy Waters o el Lightin Hopkins del siglo. En el rap y el hip hop la edad indicada para que tus palabras tengan peso, al punto de cambiar la sociedad, puede ser entre los 40 y 80 años. Los jóvenes no se conocen a sí mismos ni a la sociedad. Hay muchos raperos como Eminem que están en sus cuarentas y son como biblias.

¿Crees que en 20 años Estados Unidos estará mejor o peor que ahora?

Los Estados Unidos de América no han estado realmente unidos en los últimos 50 años. Creo que podría ser tres países diferentes en 2050, si es que todavía existe el planeta.

¿Te parece interesante, de alguna manera, la evolución del hip hop?

Sí. En el 33 % del hip hop mundial las mujeres están involucradas. En Estados Unidos en el 5 % o 10 %. El país sigue menospreciando a las mujeres.

¿Crees que el movimiento #MeToo provocará cambios permanentes?

Siempre y cuando acaben con el predominio masculino en las propiedades y las inversiones. Tienes que poner a la mujer en esas condiciones y que sea un 50/50. Me encantó lo que dijo Too $hort recientemente: “Los hombres deben darse cuenta de que todo eso quedó en el pasado y se tienen que hacer a un lado. Las mujeres deben tomar las riendas”.


Deja tu opinión sobre el artículo: