Última palabra: Seth Rogen

El actor habla sobre su audición para The Office, cómo se ejercita y por qué cree que Corea del Norte no hackeó a Sony


POR ANDY GREENE | 27 Aug de 2018

Ilustración por Mark Summers


Eres de Vancouver. ¿Qué es lo más “Vancouver” de ti?

Muchas cosas. Fumo marihuana, me visto con sacos Polo y como mucha comida asiática. Son las características más notorias de mi personalidad.

¿Cuál es la película que más veces has visto?

Tal vez Los cazafantasmas. La he visto tantas veces que ahora, cada vez que la veo, pienso: “Esta vez solo miraré a Harold Ramis. O esta vez solo miraré a Dan Aykroyd”. Todos son muy graciosos.

¿Hay alguna película que quisieras haber hecho diferente?

Hay algunas cosas de The Interview que pude haber pulido más. Creo que el estilo de la película a veces es inconsistente.

Dicen que Corea del Norte hackeó a Sony como respuesta a The Interview. ¿Tienes algún resentimiento de esa experiencia?

No realmente. Entre más investigo menos creo que Corea del Norte lo haya hecho. Creo que la película fue usada como una fachada para atacar a algunos ejecutivos de Sony. Tal vez lo hicieron algunos empleados que estaban disgustados por algo.

¿Qué música es la que más te conmueve?

Mi mamá tenía una colección de álbumes que se quedaron en mi mente por siempre. La mayoría era música folk antigua, Holly Near y bandas como The Stylistics y The Dramatics. Todos los que terminaban en “-ics”.

Describe tu rutina de entrenamiento.

Comencé a sentir varios dolores en mi cuerpo hace un año y medio, fui al osteópata y me dijo que el problema era que mi cuello era demasiado débil para soportar mi cabeza. Eso no es bueno. Me dijo que tenía que empezar a ejercitarme porque, si no lo hacía, me dolería el cuerpo constantemente. Por eso ahora tengo una máquina elíptica, alzo pesas y uso una pelota Bosu. Intento recordar lo que el entrenador me recomendó y lo hago.

¿Cuál es el mejor consejo que te han dado?

Hice stand-ups desde los 13 hasta los 18 años y contaba chistes poco creíbles, como los de Steven Wright. Un comediante llamado Darryl Lenox me dijo que estaba escribiendo los chistes equivocados. “Tienes 14 años. Apenas estás saliendo con chicas, sacando la licencia para conducir y tal vez probando drogas por primera vez. Escribe chistes sobre eso”, me sugirió. Fue un gran consejo, y es lo que intento hacer cada vez que escribo.

Tuviste una audición para el papel de Dwight de The Office. ¿Qué tan diferente crees que sería tu vida si te lo hubieran dado?

Se puede decir que sería mucho más rico de lo que soy ahora, porque asumo que hicieron un montón de dinero con esa serie. Nunca he recibido esa cantidad de un canal de televisión. No había pensado en eso, pero hubiera sido una vida diferente.

¿Qué es lo mejor y lo peor de tener éxito?

Lo mejor es que tengo un trabajo que me gusta, porque en estos años me he dado cuenta de que la mayoría de las personas odian sus malditos empleos [risas]. Puedo expresarme tal como soy, y estoy alrededor de personas que me caen bien. Y lo peor… he leído que el estrés te quita unos años, entonces probablemente moriré joven [risas].

¿Crees que los medios fueron justos con James Franco cuando hablaron de las acusaciones #MeToo en su contra?

Honestamente, no sé. No estuve al tanto de los medios en ese momento. Sé que regresó al trabajo y eso es una buena señal de que las cosas están bien para él. Pero la verdad, no tengo un panorama completo sobre lo que dijeron.

Te saliste de Twitter durante seis meses. ¿Cómo se sintió eso?

Se sintió muy bien. Me dejó de importar lo que pasaba ahí. Un día pensé: “No me importa, no me gusta y no lo quiero”, y me metí a Instagram, que es más agradable. Regresé a Twitter hace poco para promocionar mi evento de caridad. Es un hoyo muy oscuro.


Deja tu opinión sobre el artículo: