Land Rover: emblema de poder y sofisticación

Toda una tradición de calidad, fortaleza y elegancia que ha seducido a las más grandes estrellas

POR ROLLING STONE | 04 Jan de 2018


La familia real británica se cuida mucho de ser relacionada con logos o marcas de cualquier tipo. Sin embargo, parecen tener una fijación con Land Rover. Los hechos sugieren que esta relación se ha mantenido a lo largo de siete décadas de historia. De hecho, en 1951 el rey Jorge VI certificó a la marca como proveedor de la Corona, un título le ha ayudado a consolidarse como un ícono británico.

Este carácter emblemático ha llevado a que prácticamente toda la línea de sucesión haya sido vista a bordo de uno de estos poderosos vehículos. El príncipe de Gales, los príncipes William, Harry, Andrew, Edward, así como las princesas Anne, Beatrice y Eugenie (además de buena parte de su círculo social) hacen parte del selecto grupo de sus conductores o pasajeros.

Sin embargo, esa no es la única realeza que ha escogido los vehículos de Land Rover para moverse (y mostrarse) por el mundo. Las más grandes figuras de la cultura popular se han unido al club. Justin Bieber, Jennifer Aniston, Victoria Beckham y las Kardashian están entre las celebridades que aman la marca.

Raperos como Jay-Z, Ice Cube y Notorious B.I.G. han mencionado a Land Rover en sus canciones. Tenemos muy claro que a la gente del hip hop le encanta la moda, y que la elegancia de estos impresionantes vehículos se ajusta perfectamente a su estilo de vida.

La lista de estrellas que se han dejado ver por los paparazzi a bordo de un Land Rover es larguísima, abarcando por igual a grandes rockeros como Bruce Springsteen y a divas del pop como Madonna, pasando por Rod Stewart, Jack Nicholson, Eva Longoria y Michael Jordan. Incluso una leyenda como Steve McQueen ha aparecido en fotos históricas junto a su mítico Land Rover en 1963.

Con modelos como Range Rover, Range Rover Sport, Range Rover Evoque, Discovery, Defender o Freelander, el ícono británico ha seducido al mundo entero por su sofisticación y poderío. Además, en sintonía con la creciente preocupación por el cambio climático y el cuidado del medio ambiente, Land Rover ha trabajado durante años en líneas eléctricas e híbridas que satisfacen esos intereses y protegen el planeta.

La marca ha sabido combinar magistralmente la funcionalidad con el lujo y el estilo. A propósito de eso, Gerry McGovern (director de diseño y jefe creativo de Land Rover) dijo lo siguiente a Architectural Digest: “El diseño de automóviles es algo cíclico. Debes crear diseños que superen la prueba del tiempo. Cuando lanzas un nuevo carro tienes que ser capaz de mirar al que estás reemplazando y decir: ‘Este hace que el otro parezca viejo’. El que aún mantienes no debería verse obsoleto hasta que sale el nuevo”. McGovern añadió que “antes el diseño era solo una adición. Ese fue un gran cambio. Puedes crear diseños que mantienen la integridad de la ingeniería. Son mutuamente compatibles”.

Sin duda alguna esa atractiva dualidad ha posicionado a la marca como la más elegante y sorprendente, dos características que siempre buscamos entre nuestras estrellas favoritas.


Deja tu opinión sobre el articulo: