Nike Vapormax: El aire que te impulsa

Valentina Lizcano, innovadora, rebelde y apasionada, nos cuenta por qué el deporte y la espiritualidad son vitales para tener una vida balanceada y por qué es necesaria una motivación para tener una buena salud

POR ROLLING STONE | 18 Sep de 2017


En los últimos años, las redes sociales se han convertido en la plataforma digital de comunicación más grande el mundo, y en la misma medida las actividades físicas y la concurrencia de las personas a los gimnasios es cada vez más común. Valentina Lizcano combinó ambas para crear Sana Locura, un movimiento que busca inspirar a las personas para que encuentren un equilibrio en sus vidas, a través del fitness y una buena toma de decisiones en pro de su salud.

Desde hace un tiempo surgió una tendencia por practicar deportes como el crossfit, el ciclismo y el atletismo. ¿Por qué crees que pasó esto?

Para mí son dos cosas: necesidad y moda. Primero, la necesidad del ser humano de moverse, porque con los años nos hemos vuelto más sedentarios. Ahora hay aplicaciones y soluciones para que no salgas de tu casa. Eso te oxida. Vas al médico y a los 25 años ya tienes problemas de triglicéridos, colesterol, articulaciones y digestión, y todo se relaciona con la actividad física y la alimentación. Por eso en Europa se creó el fitness, pensando en la necesidad de balancear el cuerpo humano, porque no estamos quemando las mismas calorías que consumimos. Ha disminuido la actividad física y ha aumentado el consumo de comida chatarra. Y segundo, por moda; ese estereotipo que dice que debemos tener un cuerpo de esta u otra manera obligó a la gente a ir al gimnasio. En Colombia esta oleada nació hace unos cinco años y cada vez es más fuerte. Pero lo realmente importante es la motivación que tenemos para correr, nadar o alzar pesas. ¿Lo estamos haciendo por moda o por nuestra salud?

En tu caso, ¿cuál es tu principal motivación?

Mi motivación era limpiar mi cuerpo y mente para darle un giro positivo a mi vida. Hace 10 años caí en los excesos, me sentía vacía, me estaba enfermando y mi cuerpo me lo estaba cobrando. Decidí dejar todo de un trancazo. Yo soy una mujer que piensa que las cosas no deben ser de a poquitos, sino que el cambio tiene que ser inmediato. Viajé a la India, donde aprendí a meditar, me enseñaron a hacer yoga e incluso intenté ser vegetariana. Regresé a Colombia y sentí que me faltaba algo más. Entonces empecé a correr y aprendí cómo hacerlo bien, porque hay una biomecánica para evitar las lesiones y posicionar el cuerpo de manera correcta. No existe ningún deporte que te haga daño o te lesione; lo que existe es una mala técnica.

TAWFICK
TAWFICK


¿Cómo equilibras el mundo del espectáculo con la espiritualidad?

Eso es complicado. He tenido muchos detractores, porque la gente piensa que lo físico no tiene nada que ver con lo espiritual, pero yo quise demostrarle a la gente lo contrario. Desde Sana Locura lo he hecho. El aire que me impulsa es el querer comunicar un mensaje a las personas, desde lo que yo he vivido, y las herramientas que me han servido para salir adelante. Sé que como yo hay muchas mujeres, sobre todo en Latinoamérica, donde hemos crecido con unos estereotipos tenaces, y pensamos que si no somos Sofía Vergara no somos nada. En realidad tenemos que ser nosotras mismas, porque no somos solamente un cuerpo. Soy una representante de las mujeres en el mundo y podemos realizarnos en muchísimos niveles.

¿Qué es y cómo surgió Sana Locura?

Nació un día que acababa de entrenar y llegué a mi casa a responder las preguntas de mis fans en Instagram sobre alimentación, deporte y mi rutina diaria. Mientras yo estaba en el celular, el padre de mi hijo me dijo que le pusiera un nombre a eso que estaba haciendo y decidí llamarlo Sana Locura, porque los locos tenemos un poco más de visión. Lo que quiero es ver todo el panorama y darle esa visión a la gente. Además, quería sanarme a mí y a todos los que me siguen. Es una locura que sana.

¿Cómo aprendiste qué ropa usar para entrenar?

Ensayo y error. Gracias a Dios la tecnología ha evolucionado, lo que ha sido bendición, porque hace unos años veíamos personas con tenis de goma entrenando o haciendo pesas. Eso puede dañar tu cuerpo, porque afecta la pisada, pero existe tecnología que te ayuda a mejorar esos pequeños defectos. Por eso en las tiendas de ropa hay secciones de running, trail y demás.

Los tenis de crossfit que más me gustan son los Nike Metcon 3 y los Vapormax, porque tienen la última tecnología flywire, y el calzado es vital para que no te lastimes y seas eficiente. Me encantan, porque están diseñados para correr y además se ven muy bien. La tecnología de Nike nos permite combinar los dos estilos de vida: puedo correr y hacer ejercicio, o pasarla delicioso y hasta salir a rumbear.

Por último, tres deportistas que admires…

Catherine Ibargüen, por su humildad y su sonrisa; Nairo Quintana, no solo por sus piernas, sino también porque tiene una mente envidiable; y Rich Froning, el mejor atleta de crossfit a nivel mundial, un hombre del campo, y un padre de familia, un referente para mí.

VAPORMAX: EL ESTILO ESTÁ EN EL AIRE

TAWFICK
TAWFICK


El aire es un elemento indispensable en la vida. Proporciona energía a cada rincón del cuerpo para que el sistema funcione perfectamente, y desde hace 30 años el aire se ha apoderado de nuestros pies gracias a Nike.

Se acercaba el final de los 80, y lo exuberante, colorido y geométrico se apoderaba de la moda marcada por figuras como Madonna, que imponían estilos angulados y atrevidos. Era 1987 y en Indianápolis se celebraba el Campeonato Mundial de Atletismo en Pista Cubierta mientras Nike audazmente lanzaba las primeras zapatillas Air Max 87, un modelo que presentaba el calzado de adentro hacia afuera con unas cápsulas de aire visibles que asemejaban ventanas de gel transparente en la suela. 10 años después el aire invadió toda la base del zapato para entregar un diseño innovador que aportara al rendimiento y comodidad del deportista.

Y es que el diseño lo es todo: comodidad, versatilidad y tecnología, cualidades que se incorporan en la versión mejorada de los Vapormax Flyknit, que atrapan el aire en una sola unidad incrustada en la suela del zapato para generar un sistema de amortiguación liviano, consistente y perdurable. Es como ponerle un colchón a tus pies.

30 años después han cambiado tantas cosas que el uso de zapatillas exclusivas para hacer ejercicio o salir a trotar ha quedado atrás. Los Vapormax Flyknit proponen el uso de zapatos informales y sofisticados que, además de ir al gimnasio, permitan combinar atuendos para salir con amigos, ir un viernes al trabajo o tener una cita informal con un estilo urbano y descomplicado para el día a día.


Deja tu opinión sobre el articulo: