Tommy Hilfiger y los íconos del futuro

La moda clásica se reinventa para llevar un mensaje de empoderamiento con un estilo atemporal para las necesidades del futuro

POR LIZ DÍAZ | 07 Sep de 2018


El futuro exige la presencia de figuras de la moda cuya voz se replique en las nuevas generaciones, para llevar mensajes de valor y compromiso en una era donde más que ídolos se necesitan líderes de cambio que generen optimismo hacia temas como la autoestima, la constancia, la igualdad, la tenacidad y el poder femenino. Y es que la moda es cíclica, de eso no cabe la menor duda. Pero, como en la música, las tendencias se reinventan a la velocidad de nuestros tiempos para ofrecer colecciones atemporales inspiradas en clásicos que marcaron generaciones.

Por eso, Tommy Hilfiger ha puesto la mirada en dos personajes que representan a la perfección la diversidad y una nueva percepción de la belleza: Hailey Baldwin y Winnie Harlow, fieles representantes de la filosofía de la marca, quienes inspiran a una nueva generación de jóvenes cosmopolitas e hiperconectados que lle- van en sus atuendos un estilo moderno, lleno de mucho color, sin dejar de lado la sobriedad de lo clásico en una colección armónica y única.

La influencia de Hailey Baldwin no se debe subestimar. Con más de 14 millones de seguidores en su cuenta de Instagram, la pasión y dedicación de la modelo se esparce por el mundo. Hailey nació en cuna de artistas. Su padre es Stephen Baldwin, el reconocido actor de los 90, con quien ha tenido una relación muy cercana a pesar de sus diferencias por razones políticas, ya que no comparte el apoyo que él le ha dado al presidente Donald Trump. Su abuelo materno era el músico brasileño Eumir Deodato, reconocido por ser un productor ecléctico de pop, R&B y jazz funk para artistas como Kool & the Gang y Björk.

A los cinco años inició su pasión por el ballet, razón por la cual nunca asistió a un colegio y recibió su educación en casa. Hasta los 17 años participó como bailarina profesional para puestas en escena desarrolladas por el New York City Ballet y el American Ballet Theatre de la misma ciudad. Luego el modelaje y las pasarelas empezaron a formarla como uno de los rostros más apetecidos por fotógrafos como Mario Testino y Willy Vanderperre. Sus campañas más visibles han ido de la mano de Tommy Hilfiger.

Cortesía Tommy Hilfiger
Cortesía Tommy Hilfiger


Ahora hace parte de la colección Otoño 2018 American Icons: clásicos reinventados, en la que predominan prendas esenciales llevadas a un nivel de siluetas sobredimensionadas y estilos con influencias militares que visten de colores cálidos y tonos tierra, estampados texturizados con rayas rojas, blancas, azules y camisas tipo Oxford.

Por su parte, Winnie Harlow ha sido todo un descubrimiento. Procedente de Toronto, Canadá, la modelo de 24 años, de ascendencia jamaiquina, ha dedicado gran parte de su vida a ser portavoz del vitiligo, una condición crónica de la piel que causa la despigmentación de ciertas zonas del cuerpo, enfermedad que lleva con orgullo y que también sufrieron estrellas de la música como Michael Jackson y Tamar Braxton. A causa de este trastorno Harlow fue victima del bulliyng en su infancia, lo que la llevó a cambiarse de colegio en varias ocasiones. Sin embargo, su lucha nunca se detuvo. En 2014 fue una de las 14 finalistas del reality show America’s Next Top Model, en el que, a pesar de no haber sido ganadora, logró el reconocimiento y la admiración del público para gestar una carrera en el modelaje, llegando a ser nominada a Modelo del Año en los premios Fashion Awards 2017 y a actuar en videos musicales de grandes artistas como Eminem, Beyoncé y The Black Eyed Peas.

A Winnie le apasiona celebrar la individualidad y la imagen corporal positiva, por eso difunde su mensaje a través de sus canales sociales donde se conecta con millones de seguidores. Como embajadora de American Icons para Tommy Hilfiger mezcla muy bien ese fuego interior con chaquetas tipo aviador de rayas, además de minivestidos con cuello redondo en cuadros Glen y detalles atados en las mangas o suéteres texturizados ‘de él para ella’ en gris y blanco, convirtiendo estas prendas en esenciales multifuncionales para pasar de una ocasión a otra sin esfuerzos.

Siguiendo la línea de los íconos del futuro, no es un secreto que las carreras de automóviles son uno de los eventos favoritos del mundo de la moda. El glamour y la velocidad han ido siempre de la mano para vestir a deportistas de élite fuera de las pistas, y Lewis Hamilton no solo se ha convertido en el mejor piloto de la Fórmula Uno, sino que además su excéntrico estilo también se ha robado la mirada de grandes marcas como la del diseñador estadounidense Tommy Hilfiger.

El piloto británico ha sido la celebridad elegida para asociarse con Tommy Hilfiger y crear una nueva colección colaborativa, como lo han hecho recientemente íconos de la cultura popular como Gigi Hadid, Neymar y The Chainsmokers.

Cortesía Tommy Hilfiger
Cortesía Tommy Hilfiger


Hamilton ha sido cuatro veces embajador global de Hilfiger y sus desfiles, pero también cuatro veces Campeón Mundial de la F1. Ahora está listo para competir con su propia creación Tommy X Lewis, una colección que rompe con los moldes de lo clásico para llevarlo a un nivel más urbano, sin dejar lado la faceta deportiva, sofisticada y equilibrada.

Y es que la vida de Lewis no es tan tradicional como la de muchos competido res de este deporte, pues disfruta viajando por el mundo mientras escucha su música favorita, que incluye artistas como Bob Marley, Prince, Tupac, Jay- Z, Whitney, James Brown, Marvin Gaye y Michael Jackson. Se declara admirador de N.E.R.D, banda con la que inició gran parte de su pasión por la moda al sentirse inspirado por el estilo fresco, pero a la vez elegante y extravagante de Pharrel Williams, quien le imprimió a su atuendo esa onda hip hop de pantalones y camisetas holgadas con gorras y accesorios como collares, anillos y lentes de sol, que le dan ese aspecto de chico rudo. Sin embargo, su versatilidad le permite mostrar otra faceta de su personalidad al llevar trajes a la medida, con gabanes y corbatas, al mejor estilo de un agente secreto británico.

A principios de 2018 Lewis les dijo a sus seguidores que necesitaba un nuevo lugar donde vivir porque ya no tenía espacio para guardar todos los zapatos que colecciona. No todo podía ser felicidad para una estrella de su categoría; un closet demasiado lleno también puede ser un desafío para los más grandes.

Sin duda alguna esta es una época muy emocionante para la moda; continuamente surgen maneras únicas y cautivadoras para presentar nuevas e increíbles colecciones. Asumir el reto de reinterpretar los clásicos con un giro moderno e inesperado, para atraer a la nueva generación de consumidores, es algo que Tommy Hilfiger ha logrado a la perfección. Celebremos este presente porque lo mejor aún está por llegar.


Deja tu opinión sobre el articulo: