Boiler Room, las fronteras no existen

En apenas siete años de existencia, este movimiento ha redefinido el futuro de la experiencia musical en vivo

POR ROLLING STONE | 13 Sep de 2017

<p>​Boiler Room en Mumbay, India, diciembre de 2016.</p>

​Boiler Room en Mumbay, India, diciembre de 2016.


Boiler Room tuvo su origen en Londres, en 2010, cuando Blaise Belville, que editaba una revista llamada Platform, decidió invitar a Thristian Richards a grabar una sesión de mezclas en vivo que se transmitiría en streaming. El proyecto fue haciéndose cada vez más popular y las transmisiones empezaron a multiplicarse hasta convertirse en una plataforma que hoy en día marca la pauta para la música electrónica a nivel global.

El sello característico de Boiler Room se ha estructurado sobre la base de una sorprendente creatividad en la selección musical y en las habilidades técnicas de sus invitados, que se concentran en construir sets sólidos para la experiencia en pista de baile más que en un listado de éxitos convencional.

Más de 100 ciudades alrededor del mundo han abierto sus brazos a este evento, con audiencias globales que alcanzan cientos de miles de millones congregadas por géneros que no solo abarcan la electrónica (garaje, techno, dub o house), sino que también incluyen jazz, música clásica, fusiones, world music y rap, entre muchos otros géneros.

Una de las claves para el éxito de Boiler Room tienen que ver con la forma como ha llevado el underground a las masas, dando cabida a artistas emergentes que comparten tarimas con grandes figuras. De esta forma se ha transformado en un punto de encuentro en el que las escenas y subculturas de todo el mundo se aglutinan desde lugares tan distantes como Shanghai, Sao Paulo, Los Ángeles, Sidney, Ciudad de México, Tokio y Bogotá.

Como resulta apenas lógico, las grandes marcas han mostrado su interés por acompañar esta plataforma, que representa una de las más poderosas experiencias en vivo. Este es el caso de Budweiser, que ha encontrado en estos eventos (llevados a cabo en locaciones secretas) la posibilidad de potenciar el concepto “Discover what’s Brewing’’, presentando a miles de personas lo que “se está cocinando en la escena musical”.

Para muchos conocedores, Boiler Room se constituye actualmente en el futuro de la experiencia en vivo, porque hace que las fronteras desaparezcan y une todos los puntos cardinales en torno a los nuevos sonidos y a grandes figuras que se unen para dar mayor validez al concepto. Por ejemplo, nombres tan relevantes como James Blake, Roger Sanchez, Radiohead, Jamie xx, Caribou, Run the Jewels, Disclosure y Richie Hawtin han hecho parte de este nueva forma de vivir la música sin límites, un ritual que sigue siendo difícil de definir por su naturaleza de fiesta online, vitrina musical, festival omnipresente y expresión de infinita libertad.

En 2015 Bogotá tuvo en su cartel a gente como Julio Victoria, Mathew Jonson, DJ Fresh, Frente Cumbiero y Dani Boom (de Systema Solar). Nuevamente seremos testigos de un movimiento que se ha replicado por todo el planeta, sin que nadie sea capaz de predecir su futuro ni sus enormes consecuencias.

Boiler Room estará de nuevo en Colombia el 28 de septiembre con unos artistas de lujo. Sherard Ingram, mejor conocido como DJ Stingray (Estados Unidos), lidera el cartel con su techno lleno de pequeños detalles. Es un artista cuya ambición es hacer la gran obra maestra del género, lo que lo ha llevado a tocar en todo el mundo desde 1999. El otro invitado internacional es Dopplereffekt, el dúo de Detroit compuesto por Gerald Donald y To-Nhan, que se ha caracterizado por romper los esquemas electrónicos al usar conceptos físicos y matemáticos (su nombre es una referencia al efecto Doppler) en su música. De esta forma, crean espacios de sonidos únicos y bailables.

La cuota nacional la ponen Julianna y Mansvr X Leeon. La primera viene de Medellín y su fuerza está en la versatilidad que tiene a la hora de tocar: pasa por house, techno, EBM, electro y drum and bass. Además, ha tenido muestras en el Museo de Arte Moderno de Medellín y ha buscado darle una mayor visualización a las mujeres de la escena latinoamericana. Los segundos crearon la emisora independiente A La Siniestra para fortalecer la cultura de la música electrónica en Colombia y desde ahí se han convertido en referentes del underground, dándole un espacio a artistas talentosos y apoyando los escenarios contraculturales.

RELACIONADOS

Boiler Room, las fronteras no existen
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: