Bruno Mars en Colombia: el hawaiano reafirma que ya es una leyenda

Afinado a la perfección, una coordinación brutal y acompañado de juegos pirotécnicos espectaculares. Esta es nuestra reseña del concierto de Mars.

POR DAVID VALDÉS | 06 Dec de 2017

<p>Bruno Mars protagonizó uno de los mejores conciertos del año en Colombia. Cortesía de Bruno Mars</p>

Bruno Mars protagonizó uno de los mejores conciertos del año en Colombia. Cortesía de Bruno Mars


Después de las granizadas, lluvias, inundaciones y trancones, la noche del 5 de diciembre fue estrellada, con una luna que resplandeció justo antes de que Bruno Mars y The Hooligans pisaran el escenario. Todo daba para que fuera una noche perfecta, y sí que lo fue.

Por dónde empezamos… ¿La perfecta voz -no se desafinó ni una sola vez- de Bruno Mars? ¿Los juegos pirotécnicos? ¿El show de luces? ¿O la atinada coordinación entre el hawaiano y su grupo?

La primera palabra de Bruno Mars a los 45.000 asistentes en el estadio Nemesio Camacho ‘El Campín’ fue: “¡Parceros!”, lo que desató los agudos gritos de los niños, jóvenes y adultos que pagaron la velada para presenciar uno de los mejores shows a nivel mundial. Uniformados –como de costumbre- con camisetas de béisbol y el #24 a sus espaldas, estrenaron sus instrumentos con Finnesse y 24K Magic, la dosis perfecta para extasiar a un público lleno de ganas de bailar al son del funk, jazz y pop de Mars.

De comienzo a fin, los juegos pirotécnicos decoraron el cielo con explosiones resplandecientes que encajaban a la perfección con la estética del último disco del cantante, uno de los nominados al premio Grammy a Mejor Álbum del Año. Para continuar con su última producción, el cantante bailó en coreografía con su grupo y entonó Chunky y That’s What I Like.

Lo que más sorprende del concierto es que la sonrisa de Mars nunca desaparece. A pesar de llevar nueve meses consecutivos presentando su gira, parece como si fuera el show de inauguración. Con la misma energía, coordinación, soltura e interacción con el público, el grupo de músicos (trompetista, bajista, saxofonista y guitarrista) no paraba de tocar a pesar de dar vueltas, patadas o mover la cadera, llevando el mismo ritmo de su líder.

Mars se lució con la guitarra eléctrica -prueba que es multiintrumentalista- con un par de solos en Calling All My Lovelies y Treasure, nunca se olvidó de sus fanáticas; a veces en español (“Te quiero mucho, mi chica”) y otras veces en inglés (en Versace on the Floor con el verso “Girl you know you’re perfect from your head down to your heels”). De vez en cuando, The Hooligans dejaban solo a Mars para que se fajara con un baile espectacular, que provocaba la euforia alrededor del escenario.

Y no podían faltar las canciones románticas –como para dedicar- Just The Way You Are y When I Was Your Man, una convocatoria a que todas las gargantas se esforzaban para alcanzar las notas de Mars en la fría noche bogotana.

Un pequeño encore dictaminó el final del concierto, para que Mars cerrara su primera noche en Colombia con la canción más exitosa del 2016: Uptown Funk de Mark Ronson. Otra vez, los juegos pirotécnicos se hicieron presentes por 15 minutos, para que las parejas, familias, fanáticos y amantes de la música se deleitaran con la frente en alto.

Bruno Mars reafirmó que es el máximo referente masculino del pop a nivel mundial y se encamina a ser comparado –aunque ya lo está siendo- con gigantes como Prince y Michael Jackson. Un frontman que nunca decepciona, protagoniza conciertos inolvidables y se sigue postrando en la cima; casi inalcanzable para cualquier artista en la industria actual.

RELACIONADOS

Mira a Bruno Mars cantar Versace on the Floor en su video con Zendaya
Vér
Mira a Bruno Mars cantar una versión sin adornos de That’s What I Like
Vér
Bruno Mars confirmó su reinado en Argentina
Vér
Bruno Mars en Colombia: el hawaiano reafirma que ya es una leyenda
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: