Carrie Fisher; la Princesa Leia en Star Wars, muere a los 60 años

La actriz murió después de un ataque al corazón

POR DANIEL KREPS | 27 Dec de 2016

<p>Carrie Fisher en 1977. <b>REX/Shutterstock</b></p>

Carrie Fisher en 1977. REX/Shutterstock


Carrie Fisher, la icónica actriz que interpretaba a la Princesa Leia en las series de Star Wars, falleció este martes después de un infarto sufrido la semana pasada. Tenía 60 años.

“Es con una profunda tristeza que Billie Lourd confirma que su amada madre Carrie Fisher falleció a las 8:55 esta mañana”, dijo Simon Halls, un representante de la familia Fisher, para la revista People.

Fisher sufrió un infarto la semana pasado durante un vuelo a Los Ángeles 15 minutos antes del aterrizaje. Un médico abordo le prestó primeros auxilios hasta que los paramédicos llegaron para llevar a la actriz a la UCLA Medical Center, en donde fue conectada a un respirador.

Hija de la legendaria actriz Debbie Reynolds y el cantante Eddie Fisher, la actriz debutó en Broadway siendo adolescente en Irene, en la que salía su madre. Después de estrenar en la pantalla grande con Shampoo de 1975 y luego de inscribirse brevemente en la Central School of Speech and Drama de Londres y luego en la St. Lawrence College, Fisher se retiró, a la edad de los 19, después de conseguir el papel para interpretar a la Princesa Leia en la épica espacial de George Lucas de 1977, Star Wars.

“No tiene amigos ni familia; su planeta fue destruido en segundos –junto con su peluquera– así es que lo único que tiene es una causa”, le dijo Fisher a ROLLING STONE en 1983 sobre el papel. “Desde la primera película [Una nueva esperanza], era solo una guerrera, parada en el frente. La única forma que sabían para hacer el personaje más fuerte fue hacer que estuviera molesta. En El regreso del Jedi, logra ser más femenina, más comprensiva, más afectuosa. Pero no olvidemos que estas películas son básicamente fantasías para niños. Así es que la única otra manera que tenían para hacerla más femenina era haciendo que se quitara la ropa”.

​Star wars. Everett Collection

“Lucas siempre tenía que recordarme ‘¡Erígete! ¡Se una princesa!’ y yo actuaba como una princesa judía y me inclinaba, me encorvaba, mascaba chicle”, dijo bromeando alguna vez Fisher.

Fisher también veía paralelos entre la Princesa Leia, la hija perdida del villano de la serie Darth Vader, y su propia infancia como hija única de dos súper estrellas de los cincuenta: Fisher soportó los mediáticos divorcios de su madre y los problemas de abusos de sustancias de su padre (“Está un poco traumatizado después de trece años de meter speed, pero es realmente amigable”, dijo en 1980 sobre Eddie Fisher, quien falleció en 2010).

“El verdadero padre de Leia dejó a su madre cuando ella estaba embarazada, por lo que su madre se casa con el Rey Organa. Fui adoptada y crecí lejos de la gente por ser una princesa”, dijo Fisher. “Hay muchos paralelos entre Leia y yo. Su padre se va al lado oscuro y su madre se casa con un millonario. Mi hermano y yo nos tomamos diferentes direcciones en el problema entre Debbie y Eddie. Él se ha asoció con Jesús, y yo trabajo activamente en mí, tratando de ser mejor y mejor. Es divertido”.

A lo largo de su carrera Fisher habló abiertamente de sus problemas con su enfermedad mental –la actriz fue diagnosticada con desorden bipolar– y sobre el uso de drogas, admitiendo que había abusado de la cocaína durante la filmación de El Imperio contraataca, al igual que de las drogas recetadas. “Las drogas hacían que me sintiera normal”, dijo Fisher en 2001. Su obra y biografía de Wishful Drinking también trataba de su batalla con su adicción.

Además de interpretar a Leia en la trilogía original de Star Wars y en Star Wars: El despertar de la fuerza de 2015, Fisher también apareció en The Blues Brothers, Cuando Harry conoció a Sally, SOS, Vecinos al ataque y Hannah y sus hermanas de Woody Allen. Se suponía que Fisher volvería a su papel en Star Wars para el Episodio VIII y el Episodio IX.

“Estaba muy nerviosa e, inicialmente, tenía muchos problemas de memoria y luego todo mejoró”, le dijo Fisher a ROLLING STONE en 2015 sobre el regresar a su legendario papel. “Me calmé. Lo pensé, qué significaba haber hecho estas tres películas hace millones de años y, ahora, ‘Hagámoslo de nuevo, solo eres 40 años mayor y hay mucho por hacer o dejar de hacer; tú eliges’. La gente quería que fuera igual pero mejor… no sé. Así es que había algo de presión, más que en la mayoría de las películas. Pero luego lo superas y dices, ‘Por cierto, lo está haciendo la gente joven’. Así es que lo superas rápidamente”.

En 1990, Fisher convirtió sus memorias semi autobiográficas Postcards From the Edge, que detallaban su adicción a las drogas y sus experiencias en rehabilitación, al igual que su relación con Reynolds, en una película con Meryl Streep. Fisher fue nominada por un premio BAFTA a Mejor Guion por la película, mientras que Streep recibió una nominación al Oscar a Mejor Actriz por interpretar al alter ego de Fisher, “Suzanne”, en la película.

Fisher también escribió cuatro novelas y estuvo casada durante un año con el cantante y compositor Paul Simon en 1983. Fisher tuvo una relación larga con el agente de talentos Bryan Lourd, con quien tuvo su única hija, Billie Lourd.

El actor Mark Hamill, quien interpreta a Luke Skywalker en las películas de Star Wars, trinó, luego de enterarse del infarto de Fisher, “como si el 2016 no pudiera ser peor… le envío todo mi amor a Carrie Fisher”. Y Peter Mayhew, quien interpreta a Chewbacca, escribió “Mis pensamientos y plegarias están en este momento sobre la princesa favorita de todo el mundo”.

RELACIONADOS

Disney anuncia sus planes para otra película de Star Wars en 2020


Vér
En el nuevo trailer de Rogue One  se enciende la rebelión.
Vér
Emilia Clarke, la actriz de Game of Thrones, hará parte del elenco de la película de Star Wars sobre Han Solo
Vér
Vean a la Estrella de la Muerte despegar en el emocionante tráiler final de Rogue One
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: