Coachella, más allá de la música

La oferta gastronómica y artística del festival es mounumental, sin contar con las múltiples opciones para contribuir con la sostenibilidad del medio ambiente.

POR ROLLING STONE | 12 Apr de 2018

<p>En 2017 Coachella recibió más de 250 mil personas, una cifra récord en la historia del festival.</p>

En 2017 Coachella recibió más de 250 mil personas, una cifra récord en la historia del festival.


Coachella es uno de los festivales más grandes para los amantes de la música, por el peso de sus artistas y por la variedad de géneros que amalgama. Pero es mucho más que eso. Además de acoger sonidos alternativos, promueve la gastronomía, el arte, la sostenibilidad, la caridad y las actividades al aire libre; va más allá de la música y se ha convertido en una experiencia.

La variedad de comidas y bebidas es amplía y puede complacer a cualquier público: comida mexicana, asiática, de mar, especializada en carnes, vegetariana, vegana e incluso libre de gluten. Coachella es una de las plataformas más grandes para impulsar restaurantes y negocios gastronómicos. En 2018 tendrá más de 100 puestos, para todos los gustos y presupuestos. ¿Quieren una comida elegante y en familia, con el paisaje del desierto a la lejanía? No hay problema, Coachella lo tiene. ¿Tienen poco dinero? Tranquilos, también hay stands de perros calientes, hamburguesas y pizzas caseras a un precio accesible. Nunca se irán del festival con hambre.

Mientras escuchan a The Neighbourhood, Fleet Foxes o a The Weeknd, pueden ver las obras de artistas y diseñadores como Randy Polumbo (esculturas de vidrio, metal y luces de neón), NEWSUBSTANCE (expertos en instalaciones tecnológicas y diseños análogos) o Simón Vega (pequeñas construcciones de la Guerra Fría, las pirámides mayas y naves espaciales). No se aburrirán en ningún momento con los proyectos de los invitados que decoran las 30 hectáreas que cubren el Empire Polo Club.

Además de ser uno de los festivales más relevantes del momento en las redes sociales, es uno de los espacios más cotizados por las grandes marcas de moda como Revolve Clothing, Forever 21, Levi’s y Adidas. Con el afán de reinventarse y llamar la atención de los asistentes, organizan fiestas privadas a las afueras del festival y dinámicas atractivas, como juegos, presentaciones de artistas underground y promociones.

Y si quieren poner su granito de arena por el mundo, el programa de sostenibilidad lo suplirá. Incluye puestos de botellas plásticas, cientos y cientos de basuras alrededor del campo y decenas de iniciativas para ahorrar agua y energía. Las instalaciones de Coachella ponen por encima el cuidado del medio ambiente y es uno de los festivales que más impulsa el reciclaje en todo el mundo; la responsabilidad social se ha convertido en una de sus prioridades.

No solo congrega a gigantes como Beyoncé, Eminem, Kygo, Post Malone y David Byrne, sino que tiene todo para ser un espacio de entretenimiento que cubra los antojos de cualquier asistente. Todo gira alrededor de la música, pero miren a donde miren habrá algo que hacer. Aburrirse no es una opción.

RELACIONADOS

Las 10 grandes cosas que vimos en Coachella
Vér
Eminem, Beyoncé y The Weeknd encabezan Coachella 2018
Vér
Cinco grandes presentaciones en la historia de Coachella
Vér
Latinoamérica en la historia de Coachella
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: