Darkness: el final de 30 años a punta de metal

La icónica banda colombiana cerrará su carrera en el Rock al Parque de este año

POR SANTIAGO ANDRADE | 30 Jun de 2017


Cuando se habla de metal colombiano, es obligatorio mencionar a Darkness, una banda que se ha mantenido por 30 años como un referente del metal nacional. Desde su nacimiento en un garaje a mediados de los años ochenta, hasta el día de hoy en grandes tarimas, han mantenido la crudeza de sus letras y los riffs pesados a ritmo de thrash metal.

Cuando nació la banda, el metal en Colombia prácticamente ni existía. Darkness fue una pionera de los sonidos duros junto a agrupaciones como Neurosis, La Pestilencia y Masacre, que estaban empezando una escena en Bogotá y Medellín, para después expandirse por todo el país. Liderados por su fundador Óscar Orjuela en la batería (aunque dejó la banda en el 2002 y regresó en el 2016) y Rodrigo Vargas (guitarrista), lograron un gran de grupo de seguidores, siendo siempre fieles a la idea de ser una banda independiente.

En 1989 sacarían su primer EP, Espías Malignos, que tendría dos de sus clásicos, Neurótica y la emblemática Metalero. Esta última es considerada por ROLLING STONE como la canción Número 23 entre las 50 grandes canciones colombianas porque plasma “todo lo que implicaba ser un metalero en la Colombia de 1989 … De bar en bar, de esquina en esquina, tocando por todos lados, la banda logró hacer de Metalero un verdadero himno”.

En 1995, con algunos cambios en su formación, pero con Orjuela y Vargas a la cabeza, junto al bajista Carlos Olmos (que dejaría la banda en el 2000), Darkness publicaría Soberanía – Soberana Ironía, su primer álbum de estudio, que tendría canciones importantes del metal nacional como Cría cuervos y Desvanezco. Cuatro años más tarde abrirían uno de los conciertos más grandes en la historia de Colombia: la primera visita de Metallica en 1999. Pero esa no sería la única banda de talla mundial con la que compartirían un evento. Durante su carrera estuvieron en el mismo escenario que Exodus, Kreator y Overkill, entre otros.

A principios de los años 2000, Orjuela y Olmos dejarían Darkness. Pero la agrupación no se iba a detener. Con una nueva formación vendría el segundo álbum, Guerrofobia, en el 2011, producido por Vargas. Para el 2016, Olmos regresaría a Colombia y a la banda para un último EP titulado Este no es el paraíso. Durante la grabación de este trabajo, deciden separarse por diferencias conceptuales de cara a la dirección musical.

Pero es Darkness y deben tener la despedida que se merecen. Su último concierto no podría tener una tarima mejor: Rock al Parque. En la edición de este año, la legendaria banda tocará por última vez en el Escenario Bio a las 6 de la tarde. Un show imperdible en el que recorrerán su carrera para darle el cierre que se merece.

RELACIONADOS

Darkness regresa con bríos renovados
Vér
Darkness: el final de 30 años a punta de metal
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: