El amor sabe esperar

Radiohead llega por primera vez a Colombia

POR LAURA CAMILA MUÑOZ | 11 Apr de 2018

<p><b>POR FIN.</b> Después de tres décadas, Thom Yorke, Jonny y Colin Greenwood, Ed O’Brien y Philip Selway aterrizan entre nosotros.</p>

POR FIN. Después de tres décadas, Thom Yorke, Jonny y Colin Greenwood, Ed O’Brien y Philip Selway aterrizan entre nosotros.


La llegada a Colombia de una de las bandas más innovadoras de las últimas décadas es para muchos el final de una larga espera. Estos cinco ingleses significan mucho más que una simple banda de rock. Sus letras sobre el amor, la soledad, la espera, el paso del tiempo, la realidad política y las injusticias sociales han acompañado la historia de miles de colombianos que estarán esperándolos en Bogotá el 25 de abril.

Radiohead nació en 1985 tras la unión de tres jóvenes que se conocieron en el colegio: Thom Yorke, Ed O’Brien y Colin Greenwood. Originalmente decidieron llamarse On a Friday, porque los viernes eran los días en que todos podían ensayar. Al terminar la universidad se reunieron y grabaron una serie de demos, entre ellos Manic Hedgehog, que captó la atención de EMI en 1991, durante la fiebre del grunge. El sello exigió que se cambiaran el nombre y les ofreció un contrato por seis discos. Decidieron llamarse Radiohead en honor a una canción de Talking Heads.

En 1992 lanzaron un EP (Drill) que contenía algunos temas que luego aparecerían en su primer LP. La formación del grupo estaba ya establecida con Yorke en la guitarra, teclados y voz, junto a Colin Greenwood en el bajo, Jonny Greenwood (hermano de Colin) en guitarra y teclados, Ed O’Brien a cargo de efectos y guitarra, más el baterista Philip Selway.

Aunque muchos críticos afirman que Pablo Honey —el debut de 1993— carece de la audacia presente en sus obras posteriores, en este álbum se aprecian influencias de gigantes como Pixies, The Smiths, The Cure e incluso The Who. A pesar de las críticas, hubo una canción en particular que eclipsó a las demás: Creep. Este sencillo les abrió las puertas al mundo de MTV y a una visibilidad global. Un éxito del que Radiohead casi no logra escapar.

En The Bends, su segundo disco, el Radiohead de 1995 estaba decidido a explorar sus capacidades de reinvención ante la necesidad de dejar de ser “la banda de Creep”. Thom Yorke exploró el poder de sus textos y sus gemidos, mientras Jonny Greenwood demostró la majestuosidad de su guitarra en canciones como Just, High and Dry y Sulk. El título del álbum se refiere al síndrome de descompresión que se genera cuando los buzos salen a flote muy rápido, una analogía a la repentina fama que adquirieron. Las letras de The Bends transmiten la profunda tristeza de Yorke y son una pista ante lo que sería Radiohead en un futuro: hermosas baladas llenas de ansiedad, celos y críticas a la cultura del consumidor.

La paleta musical de Radiohead se amplía en 1997 con OK Computer y no apuesta por lo seguro. Allí denuncian el miedo a vender su alma en un mundo gobernado por computadoras y cuestionan la ambición en un mundo vacío. Cada una de las 12 canciones hace parte de un rompecabezas narrativo desde Airbag hasta The Tourist. Paranoid Android es la gran protagonista del álbum e inspiró la creación de uno de los más profundos e inquietantes videoclips animados de la historia. En 2017 este álbum sería reeditado para conmemorar los 20 años de su lanzamiento y se llamaría OKNOTOK 1997 2017. Esta nueva versión tendría tres canciones inéditas.

The Bends y OK Computer hacen parte del listado de los mejores álbumes de los 90 según ROLLING STONE.

En el 2000 llegó Kid A, que para David Fricke (uno de los periodistas musicales más reconocidos del mundo) resultó merecedor de cuatro estrellas. Lo definió como “una ópera espacial con los ojos bien abiertos sobre un futuro plausible: una generación criada como la vida vegetal. Es una fuerte discusión sobre la conformidad, la individualidad y las desastrosas consecuencias de jugar a ser Dios”. Radiohead nos enseña que la claridad no lo es todo. En este álbum la banda juega a ser indescifrable; la voz robotizada de Yorke se mimetiza entre los sonidos electrónicos y es fiel a la idea de no ser un producto más en el mercado.

Radiohead ha publicado discos fundamentales para la historia del rock de los últimos 30 años, convirtiéndose en una influencia innegable para cientos de artistas en todo el mundo.
Radiohead ha publicado discos fundamentales para la historia del rock de los últimos 30 años, convirtiéndose en una influencia innegable para cientos de artistas en todo el mundo.


Amnesiac apareció en 2001, solo ocho meses después de Kid A, haciendo que muchos lo percibieran —erróneamente— como un proyecto menor. En términos sonoros es la prueba de supervivencia del rock progresivo para el siglo XXI, y muestra que la banda es un estallido de incertidumbre y que se aleja de lo predecible para convertirse en una maravillosa anomalía.

A finales de 2002 Estados Unidos y el Reino Unido iniciaron sus planes para intervenir en Irak tras lo ocurrido en el fatídico 11 de septiembre, y Yorke fue uno de los mayores opositores ante esas operaciones. Hail To the Thief, de 2003, es un rechazo a esta situación; describe imágenes de monstruosas fuerzas orwellianas ante las que no hay escapatoria. En Sit Down / Stand Up hay una especie de teatralidad en la voz de Yorke, que habla como si fuera el Gran Hermano. Asume el papel de un dictador que ordena cosas sin sentido una y otra vez.

En 2007 Jonny Greenwood publicó en su blog que habían creado un nuevo álbum y que lo llamaron In Rainbows. En el post agregó un link en el que se puede descargar en MP3 y que el usuario podría pagar lo que cree que vale, desde cero dólares. Se registraron aproximadamente 3 millones de descargas, y el disco físico también alcanzó cifras millonarias en sus ventas. Este fue el inicio de la revolución discográfica y personal de la banda. Ese año Radiohead había decidido desvincularse de EMI, su disquera, para no pagar la comisión de la distribución. In Rainbows no solo significó un nuevo álbum con grandes canciones, significó la apertura de una nueva forma de promoción musical que eliminaba al intermediario y aparentemente ponía en riesgo a la piratería.

Aunque casi todas las canciones eran familiares para los fans por sus versiones en vivo, en el disco hay una clara evolución. “Nada de esto suena como cualquier otra banda en la tierra; ofrece un golpe emocional que demuestra que todas las demás estrellas del rock nos deben una disculpa”, dijo Rob Sheffield en su reseña, que lo calificó con cuatro estrellas y media de cinco posibles.

Jonny Greenwood ya había empezado a hacer música en solitario para bandas sonoras, y en la segunda mitad de esa primera década del milenio los demás se fueron animando a explorar caminos individuales. Yorke se lanzó al agua en 2006 con The Eraser, y Selway lo hizo en 2010 con Familial. Greenwood ha sido el más prolífico de todos, con múltiples trabajos para películas y grabaciones en solitario, además de su proyecto Junun, junto a Shye Ben Tzur y Rajasthan Express.

Radiohead inauguró 2011 con The King of Limbs, que —con ocho canciones y unos 37 minutos— es el álbum más corto de la banda. Las guitarras no están muy presentes y se retoman los beats para recordarnos los tiempos de Amnesiac y a Hail to the Thief. Lo interesante de este disco es su misterio, la forma como nos sumerge en sus ritmos para que su decodificación resulte intrincada.

Tras un extenso mutismo, A Moon Shaped Pool apareció en 2016 y es el más reciente disco de la banda. Se trata de una obra de sofisticada orquestación que sirve de fondo a los ataques de pánico propios de la era digital. La experiencia de Greenwood con las bandas sonoras se evidencia en los arreglos orquestales, y la voz de Yorke mantiene la emoción en un trabajo que ROLLING STONE definió como “una declaración de principios que debe escucharse despacio, y con mucha atención”.

Después de 23 años de matrimonio, Thom Yorke anunció su divorcio de Rachel Owen, quien un año después murió a causa de un cáncer. Muchos han interpretado A Moon Shaped Pool como un reflejo del fin de esa relación, y una vez más los críticos otorgaron calificaciones casi perfectas a la obra.

Más allá de eso, casi dos años después hay una relación —hasta ahora platónica— que se consuma. Radiohead y sus fans colombianos se encontrarán por primera vez después de 25 años en un momento sublime. Greenwood pisará el escenario dos veces durante el festival Soundhearts junto a su legendaria banda y con Junun, aprovechando la oportunidad para ratificar que es uno de los grandes genios musicales de nuestro tiempo.

Ese momento está muy cerca, y Colombia lo ha aguardado con enorme paciencia, porque como Yorke canta al final de A Moon Shaped Pool, el verdadero amor sabe esperar.

RELACIONADOS

La Dra. Rachel Owen, ex pareja de Thom Yorke, falleció a los 48
Vér
Jonny Greenwood hará la música de la nueva película de Paul Thomas Anderson, con Daniel Day-Lewis
Vér
Radiohead entrega detalles de la reedición de los 20 años de OK Computer
Vér
Mira el video de I Promise, la canción de Radiohead que estará en la reedición de OK Computer
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: