Ibeyi: Ceremonia Mayor

Lisa y Naomi acogieron a la capital en su familia

POR RODRIGO TORRIJOS | 29 Jan de 2018


Las gemelas francocubanas Lisa-Kaindé y Naomi Díaz hicieron fluir un caudal hipnótico de melodías y secuencias digitales sobre las percusiones ancestrales que definen su propuesta. Los asistentes al Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo navegaron en la voz de Lisa Kaindé y el embrujo rítmico de Naomi. El ritual que se llevó a cabo durante el atardecer del domingo en la magnífica sala de la Biblioteca Julio Mario Santo Domingo resultó ser una entrañable celebración del amor fraterno. El público no ofreció mayor resistencia y por una hora se integró a la familia Díaz, lo cual quiere decir que experimentaron plenamente la magia, el amor y algún dolor convertido en música.

Las potentes voces de las gemelas hicieron presencia en el escenario para adueñarse de todo, deslizándose sobre una cadencia rítmica desplegaron el canto armónico y nostálgico de la intro Eleggua. Uniformadas en enterizos rojos asaltaron el escenario siendo vigiladas por una impresión gigante del collage de sus miradas que identifica a su segundo disco Ash.

La primer canción interpretada fue presentada por Lisa, como un homenaje a su hermana gemela, I wanna be like you, da cuenta de cómo a pesar de compartir un mismo origen, son muy diferentes. “Me gustaría tener ritmo como ella, me gustaría twerkear como ella” expresó entre aplausos. La diferencia y el complemento se sienten durante un show caracterizado por el equilibrio y la experiencia de diversas sensaciones. Naomi gusta de confrontar al público, usa su cuerpo como tambor, golpea sus muslos y truena los dedos con la misma precisión que interpreta el cajón peruano, su hermana habla a través del teclado y se eleva en un canto capaz de suspender todo. Anteriormente expresaron a ROLLING STONE que Ash era un disco pensado para ser tocado en vivo, en su reencuentro con la capital se siente como alcanzan este objetivo.

Las hermanas Díaz se ponen de acuerdo para levantarse, correr por el escenario y alentar a la audiencia. Sin impactantes efectos visuales o complejidades técnicas logran adueñarse del escenario, de los oídos y de los corazones de los asistentes a sus conciertos.

El tono familiar e íntimo se acentuó con la dedicación de Yanira, a su hermana fallecida en el 2013, la voz de su madre y manager Maya se escuchó recitando el pasaje de Frida Kahlo que abre Transmission, una de las canciones del nuevo disco que fue mejor recibida por la audiencia, al igual que Deathless, una pieza poderosa que aprovecharon para hacernos recordar que “todos somos inmortales”. Valé, iluminada por el nacimiento de su sobrina, “la integrante más joven de su familia” hizo parte del ciclo de la celebración fraterna. Pero temas como la presidencia de Trump también merecieron un comentario que se encadenaba con un mensaje general de amor y de poder femenino.

La ceremonia de presentación de Ash en Bogotá, se llevó a cabo en español, francés, inglés y también en lengua Yoruba. Canciones de su placa anterior como River, o Stranger / Lover fueron coreadas por una audiencia maravillada, que se puso de pie para fluir con la energía de las carismáticas afrocubanas, Bogotá no pudo evitar bailar al ritmo de la primera composición en español de Ibeyi, Me voy, grabada junto a Mala Rodríguez, que puso el matiz urbano y latino a la noche.

RELACIONADOS

Ibeyi muestra su dualidad en el video de I Wanna Be Like You
Vér
Ibeyi: Ceremonia Mayor
Vér
Ibeyi: belleza multicultural
Vér
Mira el video de Transmission/Michaelion de Ibeyi
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: