It: Conoce al hombre detrás de Pennywise, el payaso asesino

“Hubo momentos en los que sentía que me estaba volviendo loco”, dice Bill Skarsgard sobre interpretar al icónico monstruo de Stephen King

POR ALEX SUSKIND | 12 Sep de 2017


Babear no era parte del plan original para Pennywise.

“Esto va a sonar muy raro”, explica Bill Skarsgard, el caballero detrás del icónico payaso con dientes afilados en la nueva adaptación para cine de It, la novela de Stephen King. “Pero yo solo estaba ahí sentado repasando las escenas en diferentes voces y babeaba tanto que había un montón de saliva en el tapete”.

Las babas fueron una excelente y asquerosa adición a la interpretación del actor sueco de 27 años, que protagoniza la frenética, enferma y fuerte adaptación que Andy Muschietti hace de la novela de 1986. De hecho, el director dice que fue el espíritu impredecible de Skarsgard lo que dio el papel.

“Tuve una reacción inmediata”, dice Muschietti sobre las audiciones. “Lo que más me quedó fue ese extraño equilibro entre sus características de niños y una interpretación muy oscura, que es algo que quería darle al personaje”.

Para Skarsgard, interpretar a uno de los payasos más famosos y aterradores de la ficción –un personaje que cambia de forma, está sediento de sangre, aparece cada 27 años para darse un festín a punta de niños y que le daría pesadillas a John Wayne Gacy – es una oportunidad que se da una sola vez en la vida. Pero también está el riesgo de no poder llenar los zapatos de alguien que no solo ha sido interpretado de forma memorable por Tim Curry en la miniserie de 1990, sino que hace parte de la tradición del terror. Así que en su preparación, Skarsgard fue directo a la fuente: el libro de 1.200 páginas de King.

“Intenté encontrar respuestas en lo que King escribió originalmente”, dice. “Y hay muchas migajas y pistas que puedes interpretar de distintas formas. Pero, para mí, eso pintó con claridad la imagen de lo que es Pennywise. El siguiente paso era intentar incorporar eso en la actuación”.

Debió hacer algo bien. Aunque King no estuvo involucrado en la realización de la película, en algunas entrevistas ha dicho que siente que la interpretación de Skarsgard es tan buena como la de Curry. “Pennywise da miedo en el libro, tenía que dar miedo en esa miniserie y tiene que dar miedo en la película”, dijo el autor. “Y lo es. Ambos son muy buenos. No escogería a uno sobre el otro”.

El primer paso para entender al personaje fue trabajar en la voz; empezó a grabar su propio archivo de risas y gritos, luego los escuchaba y los retorcía hasta encontrar el tono correcto. “En las actuaciones que he hecho antes hay esta separación, quieres ser el personaje y prefieres no juzgar lo que haces mientras actúas, si es que eso tiene sentido”, cuenta el actor. “Pero aquí, necesitaba tener esta visión de afuera”.

Después, con la ayuda de un entrenador de movimientos, el actor le dio al personaje un físico único y absurdo, en especial cuando Pennywise ataca y arremete arrastrando los pies. Ese movimiento en particular, explica Skarsgard, fue inspirado en su hermano menor, Ossian. “No sé si has visto a los niños correr así, pero mueven sus brazos muy rápido y se ve muy chistoso”, dice el actor. “Y a mí me encantaba como corría mi hermano cuando niño. Estaba muy mal sincronizado. Así que incorporé eso al personaje y tienes este efecto explosivo. Es muy inquietante cuando pasa”.

Usar a su hermano menor como influencia es muy sencillo para él, que viene de una familia de actores suecos, incluyendo a su padre Stellan (En busca del destino y La chica del dragón tatuado) y a su hermano mayor Alexander (True Blood y Big Little Lies), quienes han interpretado antagonistas amenazadores. Pero el joven Skarsgard dice que evita pedirle consejos a su familia. “Obviamente buscas asesoramientos si necesitas algo en la vida. Pero para esta interpretación quería descubrirlo yo mismo”.

Lo que hizo fue acudir a Muschietti, quien se curtió con Mamá, la película de terror de 2013. Según el director, Pennywise “viene de una idea de impredecibilidad y locura. Y una vez entendimos eso, Bill construyó y pasó estos conceptos a los movimientos y el comportamiento. En serio le puso algo diferente a cada escena”.

Esas características van muy bien con los héroes de la historia, conocidos como los Perdedores, un grupo de niños marginados que espera salvar Derry –y a ellos mismos – de la entidad asesina que acecha desde las sombras. Es una dinámica misteriosa que Skarsgard también aplicó a la vida real. “Nunca salí con ellos”, cuenta el actor. “Así que no sabían en realidad quien era, y no habían visto el maquillaje o el payaso hasta el primer día que grabamos juntos. Ellos tuvieron una de esas reacciones llenas de emoción y miedo. Pero fue divertido y los niños eran pequeños profesionales”.

Skarsgard cree que esta profunda caracterización del personaje también ayudó a los niños. Antes de grabar una escena de terror, caminaba por la sala, haciendo ruidos y dándose ánimo. Después vio que los chicos hacían lo mismo. Y aunque sabe que va a tener que volver a entrar cuando haya (si es que hay) una segunda parte de It, espera que no sea tan agotador como la primera vez. “Hubo momentos”, admite, “en los que sentía que me volvía loco”.

RELACIONADOS

ItConoce al hombre detrás de Pennywise, el payaso asesino
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: