Advertisement

Jimi Hendrix habló de su icónica versión del himno de EE.UU. en Woodstock

“Yo pienso que fue hermoso”, aseguró el legendario guitarrista en el programa de Dick Cavett

POR ANGIE MARTOCCIO | 05 Jul de 2019

Jimi Hendrix fue el último acto de Woodstock 1969, pero fue uno de los más memorables del festival.


Tan sólo un mes después de cerrar Woodstock con una poderosa versión de The Star-Spangled Banner, Jimi Hendrix fue a The Dick Cavett Show para explicar por qué decidió reinterpretar la canción. Hoy en día es visto como uno de los momentos más grandes de su carrera, pero en ese entonces algunos estadounidenses se ofendieron por su presentación, en la que simulaba el sonido de bombas explotando como una forma de protesta contra la Guerra de Vietnam.

“No lo sé, hombre”, le dijo Hendrix a Cavett, poco después de admitir que sólo había dormido ocho minutos la noche anterior. “Soy estadounidense, así que la toqué. Me hacían cantarla en la escuela, entonces volví a esos momentos”.

Cavett le contó a la audiencia que Hendrix alguna vez fue miembro de la División Aérea 101, lo cual deberían tomar en cuenta antes de enviarle cartas de odio al guitarrista. “Cuando mencionas el himno nacional y hablas sobre tocarlo de forma poco ortodoxa, está garantizado que recibirás algo de odio en el correo”, dijo el presentador del programa.

“¡No es poco ortodoxo!”, interrumpió Hendrix. “Yo pienso que fue hermoso”.

La presentación de Hendrix en Woodstock llegó en un punto de transición en su vida, debido a la separación del grupo The Jimi Hendrix Experience. Se subió al escenario con su nuevo grupo, Gypsy Sun and Rainbows, que lo formaba el baterista Mitch Mitchell de Experience, el bajista Billy Cox, el guitarrista Larry Lee y los percusionistas Juma Sultan y Jerry Velez.

Lo irónico sobre este legendario concierto es que muy pocas personas lo escucharon en vivo, ya que una gran cantidad de fans habían huido de la granja para ese momento. Tocó tarde porque quería ser el último acto, sin darse cuenta de que eso significaría tocar un lunes en la mañana frente a un público muy pequeño. La multitud pasó de ser “casi medio millón” a un puñado de fanáticos sentados en un gran océano de basura.

Cavett recordó la conversación que tuvo con Hendrix unos años después: “Supongo que pude haber agregado que deberíamos honrar a Hendrix por convertir el himno nacional más lúgubre e incantable del mundo en música”.

RELACIONADOS

Jimi Hendrix habló de su icónica versión del himno de EE.UU. en Woodstock
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo:



Advertisement