Advertisement

La inteligencia artificial también sabe hacer metal

El proyecto Dadabots ha aprendido a hacer música a partir de álbumes de death metal

POR SANTIAGO DE JESÚS | 23 Apr de 2019

<p>El metal de los robots se acerca.</p>

El metal de los robots se acerca.


Las historias más oscuras de la inteligencia artificial (IA) advierten que, en un futuro, remplazará una buena cantidad de trabajos, incluyendo el mío. Tal vez, en unos años, un robot estará escribiendo artículos sobre otras máquinas. Puede haga una reseña de un disco hecho a punta de IA. Claro, falta un tiempo antes de que esto suceda, pero el primer paso ya se ha dado.

Por alguna razón, en YouTube salen decenas de videos recomendados de proyectos en los que una IA aprende a, por ejemplo, saltar una barrera. Le dan un propósito, ir del puno A al punto B, y en el medio ponen una valla que impide que logre su objetivo. A través de pruebas y errores, la máquina “aprende” a pasar el obstáculo.

Con la creación musical no hay en realidad un objetivo, sino que la IA, a través del reconocimiento de patrones musicales, toma los elementos más comunes y los reproduce. Así funciona Dadabots, el proyecto de CJ Carr y Zack Zukowski. De esta forma, los dos músicos han publicado una serie de álbumes creados por IA a partir de otros discos, como Punk in Drublic de NOFX y Calculating Infinity de The Dillinger Escape Plan.

Recientemente, Carr y Zukowski lanzaron Relentless Doppelganger en YouTube, la IA de death metal que “aprendió” a componer canciones del género escuchando a la banda canadiense Archspire. “Todo es audio, no usamos tablaturas ni midi. Genera lo que cree que escucha, se afina hasta que empieza a conectarse con los sonidos del disco original”, explicó Zukowski, según Revolver.

El resultado es un death metal totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados. Aunque por momentos se acerca a lo que es el género, en general va un paso más allá en cuanto a velocidad y gritos porque, como explica Engadget, no está limitado al cuerpo humano. Los mejores guitarristas y cantantes tienen un límite, se cansan, pero las máquinas aguantan lo que sea, por eso hay pocas pausas. El death metal artificial ha llegado, y Carr y Zukowski quieren mejorarlo para que tenga un público. Quién sabe, tal vez, en el Rock al Parque del futuro, Relentless Doppelganger se presente un sábado en la noche.

RELACIONADOS

La inteligencia artificial también sabe hacer metal
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo:



Advertisement