La vida de Hipgnosis en la portada de 15 álbumes: Pink Floyd, Led Zeppelin y más

Con el libro Vinyl.Album.Cover.Art, que será lanzada pronto, el co-fundador del estudio Aubrey “Po” Powell desempaca sorprendentes imágenes que fueron creadas para Wings, AC/DC, entre otros

POR KORY GROW | 10 May de 2017

<p>El co-fundador de Hipgnosis cuenta la historia sobre 15 famosas portadas, incluyendo Pink Floyd, Led Zeppelin, AC/DC, Black Sabbath y otros.</p>

El co-fundador de Hipgnosis cuenta la historia sobre 15 famosas portadas, incluyendo Pink Floyd, Led Zeppelin, AC/DC, Black Sabbath y otros.


Imagina la portada de los discos sin el aporte de Hipgnosis, la compañía que diseñó el misterioso prisma de Pink Floyd, los niños rubios de Led Zeppelin, los villanos censurados de AC/DC, los robots copulando en unas escaleras de Black Sabbath y la cara derretida de Peter Gabriel. Aunque la era de la psicodelia produjo tapas llenas de estilo como la de Forever Change de Love y, obviamente, Sgt. Peppers de los Beatles, las portadas eran retratos de las bandas o artistas. Hipgnosis –fundado por los artistas Aubrey “Po” Powell y Storm Thorgerson en 1967- cambio el arte en el rock

Un nuevo libro llamado Vynil.Album.Cover.Art: The Complete Hipgnosis Catalogue será lanzado el 16 de mayo para celebrar los 50 años de la compañía. Recolectará las 373 portadas que hicieron Powell, Thorgerson y compañía entre 1967 y 1982, con comentarios de distintos miembros del estudio artístico, además de contar con un prólogo de Peter Gabriel. “Puedes ver el desarrollo que tuvo Hipgnosis y como se volvió más sofisticado y pulcro con los años. Como la fotografía, los gráficos, las letras y el texto fueron más astutos”, le cuenta Powell a ROLLING STONE. “No teníamos Photoshop. Todo tenía que hacerse a mano. Un trabajo promedio podía tardarse entre tres y seis semana, mientras que ahora puedes hacer la portada de un disco en una tarde”.

Mientras Powell rememora la historia que construyó con Thorgerson, quien murió de cáncer en el 2013, lo que más le enorgullece es la creatividad que compartían. “Siempre intentamos pensar transversalmente y no irnos por lo obvio”, dice el artista. “Cuando vimos Sgt. Pepper’s dijimos ‘Dios mío, hay otra forma de hacer esto’. Ambos acabábamos de salir de la escuela de arte y pensamos ‘Podemos hacer esto, pero pensemos diferente’. Para 1973, cuando hicimos Dark Side of the Moon, Houses of the Holy y Band on the Run, descubrimos nuestro oficio y tuvimos el gran privilegio de que las bandas confiaran en nosotros. Fue increíble”.

Recientemente se tomó un tiempo fuera de su trabajo -una exhibición de Pink Floyd en la estación Victoria de Londres y en el Museo Albert, de la cual es el director creativo-. Escogió 15 portadas que fueron claves para la compañía y aquí cuenta la historia de Hipgnosis –que, aclara, sigue funcionando como compañía haciendo diseños y películas- a través de algunas de sus mejoras tapas.

Pink Floyd, Atom Heart Mother (1970).

Pie de foto: S. Thorgerson © Pink Floyd Music Ltd
S. Thorgerson © Pink Floyd Music Ltd

Es una de mis portadas favoritas. Con el poder de Pink Floyd detrás de nosotros, fue la primera vez que pudimos hacer una tapa sin ninguna letra: ni título, ni el nombre de la banda. El disco no tenía un nombre cuando se nos ocurrió la imagen.

Además la banda no nos dio ninguna instrucción para la imagen. Creo que ni habíamos escuchado el disco ni leído las letras. Roger Waters solo dijo “Vengan con una idea. Lo que les guste”. Estábamos hablando con un amigo que se llama John Blake sobre ideas que se alejaran completamente del rock & roll, que fuera irracional y que se notara, que llamara la atención. Y vino la idea de una vaca. Fuimos con Storm a las afueras del norte de Londres y tomamos la foto de una vaca. Decían “Nunca trabajes con niños o animales”, porque es complicado. Pero la vaca estaba ahí mirándonos. Ese día tomamos muchas fotos y en la parte de atrás del disco puedes ver tres vacas en una formación parecida a tres aviones volando. Hay momentos en fotografías que dices “Eso es”. Y Hipgnosis tuvo esa suerte muchas veces.

Cuando se lo mostramos a la banda todo dijeron “Esto es. Tal cual. Esto es”.

El título Atom Heart Mother vino después, cuando Roger Waters estaba leyendo el periódico The Evening Standard y vio un artículo sobre la primera vez que se le puso un estent eléctrico a una persona en el corazón. De alguna forma la foto y el título se unieron.

Siempre recordaré ver una pancarta gigante en Sunset Strip en Los Ángeles con una vaca, sin letras ni nada. Y pensé “Esa es una declaración muy valiente”. Y aunque la compañía peleó para ponerle texto y sus créditos, la banda se negó rotundamente. Y fue perfecto porque cuando salió el disco, todos entendieron el concepto. Querían saber qué había adentro, comprar la música. Y obviamente fue su primer gran éxito en Estados Unidos.

The Nice, Elegy (1971)

Pie de foto: A. Powell/ S. Thorgersen © 2017 Hipgnosis Ltd
A. Powell/ S. Thorgersen © 2017 Hipgnosis Ltd

Esta fue la primera vez que fuimos a un lugar extraño para una portada. Le dijimos a Keith Emerson, “Mira, queremos llevar 120 balones rojos al desierto del Sahara y tomarles fotos. Va a ser muy caro”. Y él creyó en nosotros.

Entonces fuimos hasta el sur de Marruecos desde Marrakech con todos esos balones desinflados en cajas, llegamos y los inflamos con un inflador de llantas. Pero eso no funciona muy bien, nos demorábamos media hora inflando cada uno. Por suerte estábamos cerca de un pequeño lugar llamado Zagora y ahí había una parada de camiones. Hicimos un trato y el tipo de la estación accedió a encontrar gente para inflar los balones. Al día siguiente había como 20 niños árabes entre 15 y 19 años agotados. Pasaron toda la noche inflando 40 balones. Nos dijeron “¿Por 10 dólares estaría bien?”. Les dimos 20 [se ríe].

Llevamos los 40 balones al desierto y el resto se los dejamos a los niños. Los ordené mientras Storm miraba por la cámara y yo borraba nuestras huellas con una escoba. Ahora solo vas a Photoshop y pum, ya no están.

Pero era un momento mágico. No había una nube en el cielo y el color de los balones rojos, con el sol, y el azul del cielo con el naranja-amarillo de la arena, era perfecto para una foto totalmente calmada. Y además se llama Elegy. De alguna forma resumía todo.

Tomamos la foto como a las ocho de la noche y manejamos de vuelta a través del desierto en la oscuridad. Era tenebroso, pero teníamos una botella de whiskey para viajar por el desierto. Cuando regresamos a Inglaterra, Keith dijo “Esta es la mejor portada que he visto”. Y, de nuevo, no era la foto de una banda. Era totalmente diferente y representaba todo lo que Keith quería. Fue la primera vez que la gente dijo “Estos tipos son distintos”. Fue algo muy importante para nuestra carrera.

Pink Floyd, The Dark Side of the Moon (1973)

 G. Hardie © Pink Floyd Music Ltd
G. Hardie © Pink Floyd Music Ltd

Lo interesante de Dark Side of the Moon es que conocimos a la banda en Abbey Road, cuando estaban grabando, y ya tenían el título. Me acuerdo que Richard Wright, el tecladista, me dijo “Ugh, ¿tenemos que tener otro de sus malditos diseños surreales otra ves? ¿No podemos tener algo más elegante como una caja de chocolates?”. Por esos días había unos chocolates que se llamaban Black Magic Chocolates, que tenían una marca dorada. El resto de la banda estuvo de acuerdo.

Salimos con Storm un poco tristes y pensamos por un par de días qué hacer. Yo estaba viendo un viejo libro francés sobre física y había una foto de un pisapapeles de vidrio en una ventana que con la luz del sol creaba un prisma de un arcoíris. Storm me miró y dijo “Lo tengo: un prisma. Lo es todo sobre Pink Floyd y su show de luces”. En los primeros años de la banda ellos eran conocidos por su show de luces. En realidad nadie sabía quiénes eran, ni conocían sus caras. De hecho, entre 1972 y 1989, no hay un video de Pink Floyd. Dicen que fue a propósito, para que el show y la música hablaran. Y ese prisma, ese arcoíris de alguna forma representaba eso.

Lo dibujamos en un pedazo de papel y lo llevamos a Abbey Road con otras ideas. Pusimos todo en el piso y ellos dijeron “Esa es. Esa es la imagen, es increíble. Es exactamente lo que queremos. Eso es Pink Floyd”. Y eso fue todo. Contratamos a un amigo de nosotros, George Hardie, para que hiciera la ilustración porque no teníamos idea de cómo hacer eso.

Era un momento en el que Storm tenía las ideas más salvajes y dijo “Eso es. Es un triángulo”. Entonces nos metimos en todo el cuento de los triángulos y fuimos a Egipto a tomar fotos de las pirámides para los afiches. Si miras el trabajo original, es increíblemente aburrido. Son tres capas en papel de calcar con un poquito de aerógrafo y muchas instrucciones de impresión. Es muy interesante porque se volvió una de las portadas más icónicas de mi generación y estoy muy orgulloso por el estatus que tiene ahora.

En 1973 la historia de Hipgnosis se partió en dos. Dos meses después hicimos Houses of the Holy de Led Zeppelin y empezamos a ganar dinero.

Led Zeppelin, Houses of the Holy (1973)

 A. Powell, P. Crennell © Mythgem Ltd
A. Powell, P. Crennell © Mythgem Ltd

Un día me llamó Jimmy Page. Me dijo “Vi la tapa de un álbum que hiciste para una banda que se llama Wishbone Ash”, que era la portada de Argus, “¿Te gustaría hacer algo para Led Zeppelin? Yo le dije que por supuesto y le pregunté el título. Él dijo “No tenemos uno”. Le pregunté cuál era la música. “Um, no te voy a decir”, respondió. “Entonces qué dicen las canciones”, le dije. “No estoy listo para compartir eso contigo”. Muy Jimmy, esotérico y raro. Entonces me dijo “Reunámonos en tres semanas y ven con algunas ideas. Tu sabes la clase de banda de somos”.

Fuimos a su oficina en Oxford Street. Estaban Peter Grant, su manager, y toda la banda. En esos días ellos estaban inspirados en Arthur C. Clarke, que había escrito un libro llamado Childhood’s End. Al final, había una foto de todos los niños de la tierra saliendo de una tormenta de fuego y yendo al espacio. Storm y yo estábamos muy interesados en ese tipo de cosas, nos gustaban mucho las imágenes surreales y los escritos esotéricos. Así que les mostramos esa imagen y otras ideas.

Por alguna razón Robert Plant había estado en la isla de Staffa al norte de Escocia, donde hay muchas piedras octagonales. Él dijo “Eso es, la Calzada del Gigante”. Y Jimmy respondió “Puedo verlo. Mágico”.

Teníamos otra idea como poner el logo “Zoso” en las líneas de Nazca en Perú. Y estábamos listo para hacerlo de verdad y sacar las fotos desde un helicóptero. Peter Grant me dijo que escogiéramos la mejor idea y que, después de la gira por Japón, en seis semanas nos veríamos. “Más les vale tenerla lista”, nos dijo. Y cuando le pregunté del presupuesto que teníamos solo comentó “Lo que cuesta. Solo pídanle a los contadores la plata. Pero háganlo”. Fue increíble.

Al principio iba a ser una familia, con los papás desnudos, un personaje como Silver-Surfer y dos niños. Pero llovió toda esa semana y no pudimos hacer las fotos. Entonces hice un collage en blanco y negro solo con niños, igual que la imagen del libro de Arthur C. Clarke. Me di cuenta que, como eran piedras octagonales, podía cortarlas alrededor, pegarlas y hacer un montaje más grande. Después lo pinté a mano.

La retocada duró unos dos meses, por lo que la entrega de la portada iba tarde y tenía a Peter Grant gritándome. Ellos iban a tocar al norte de Inglaterra y Grant me dijo “Nos encontramos en la estación de tren en tu carro y tienes que tener el trabajo ya listo. No voy a esperar más”. Entonces recogí a Jimmy y viajamos hasta la estación de Victoria. Abrí el baúl de mi carro y ahí tenía dos dibujos. Jimmy cogió uno y dijo “Es increíble”. Yo le pedí disculpas por no tener una familia, pero que los niños se veían mejor. Y estando ahí parados llegaron como 200 personas, hasta recibí una ronda de aplausos. Fue surreal.

Pero bueno, todo salió bien aunque fue una pesadilla tomar las fotos. Hacía mucho frío. Eran dos hermano, Stefan y Samanta Gates. El niño tiene ahora un programa de televisión y es un chef muy famoso. Hace un tiempo me contó que “Es muy raro estar en la portada de un disco. Ahora no se puede hacer algo así”. Y lo le dije “No, no se podría. Una tapa así hoy no saldría”. ¿Niños desnudos? Pero fue hecho con mucha inocencia. Incluso en Estados Unidos tuvimos que cubrir la cola de los niños. En el Medio Oeste fue considerado “no apropiado”.

Genesis, The Lamb Dies Down on Broadway (1974)

A. Powell/ S. Thorgerson Gráficos: G. Hardie NTA Retouching: R. Manning © 2017 Hipgnosis Ltd
A. Powell/ S. Thorgerson Gráficos: G. Hardie NTA Retouching: R. Manning © 2017 Hipgnosis Ltd

Para esta el trabajo fue muy diferente. Fui a ver a Peter Gabriel y me dijo “Acá están las letras. Esta esta es la historia de Rael y quiero que la ilustres”. Solo aceptaríamos eso viniendo de Peter Gabriel. No nos gustaba seguir órdenes.

Pero la historia era tan fascinante y la música tan buena que con Storm seguimos adelante y dijimos “Pero no lo vamos a hacer como un cómic”, que era lo que Peter quería. Entonces creamos viñetas con las mejores partes de la historia. El tipo rompiendo el vidrio o el simbolismo cuando no puede hablar. Todo esto se relacionaba directamente con las letras.

Duramos semanas haciendo esa portada porque teníamos que trabajar a mano y no había Photoshop. Pero siempre recordaré cuando se lo llevé a Peter y la banda al estudio, lo puse en la pared y todos dijeron “Eso es increíble. ¿Cómo lo hiciste?”.

Hace unos años le vendimos a Peter el trabajo original, cuando Storm tenía cáncer. Él necesitaba dinero entonces decidimos vender algunos originales a los artistas, como Led Zeppelin y Pink Floyd, que fueron muy generosos.

Pink Floyd, Wish You Were Here (1975)

 A. Powell Gráficos: G. Hardie Retoques: R. Manning © Pink Floyd Music Ltd
A. Powell Gráficos: G. Hardie Retoques: R. Manning © Pink Floyd Music Ltd

La idea vino de la banda, que hablaban sobre la poca sinceridad en la industria musical. La letra de Have a Cigar dice “Which one is pink?” (“¿Cuál es pink?”), eso viene de una historia real. Una compañía les preguntó “¿Cuál de ustedes es Pink?”. Entonces el disco es sobre la falta de sinceridad y la ausencia, esta última en referencia a Syd Barrett, como la industria es una bestia que incluso se lleva personas. Syd Barrett fue una de esas personas e inspiró Shine On You Crazy Diamond.

En esa época había un dicho: “Man, I’ve been burnt” (“Hombre, me quemaron”), que significaba ser estafado. Storm me dijo “¿Y si incendiamos algo?”. Era una de esas ideas locas. “¿Qué tal dos hombres de negocios estrechando manos, y uno de ellos está en llamas?”.

Viajé a Los Ángeles y encontré a Ronnie Rondell, un doble en escenas peligrosas que accedió a que lo incendiáramos unas cuantas veces. Los hicimos en un terreno de Warner en Burbank. Eso es algo muy peligroso, normalmente cuando hacen una grabación así, se están moviendo y el fuego no va a tu cara. Pero tuvimos suerte que ese día no hubo viento. Tome 14 fotos y en la número 15 pasó un ventarrón que le llevó todo el fuego a la cara a Rondell. Inmediatamente su equipo lo apagó.

La quemada en la esquina de la portada fue un pequeño truco que Storm añadió. Yo la prefería sin eso, pero trabajábamos en equipo y a mucha gente le gusta. Le da otra dimensión.

Wings, Venus and Mars (1975)

Diseño de portada: P. & L. McCartney Fotografía de portada: L. McCartney con A. Powell © MPL Ltd
Diseño de portada: P. & L. McCartney Fotografía de portada: L. McCartney con A. Powell © MPL Ltd

Ya habíamos hecho algunos trabajos para los Beatles y para Paul. Storm y yo viajamos a California para encontrarnos con él mientras estaba grabando. Teníamos muchas ideas y, típico de Paul, dijo “Que buenas ideas, me encantan, pero yo fui a una escuela de arte y también tengo unas grandes cosas en mi cabeza”. Sacó un papel y dijo “Veo dos bolas de billar, una roja y una amarilla, como Venus y Marte, y quiero que se haga en una mesa de pool. Esa será la portada y ustedes ponen el resto”. Storm se paró y se fue. Él y Paul nunca se llevaron bien.

Así que me quedé en California unas seis semanas trabajando con Paul y Linda. Conseguí una sala de billar en Los Ángeles. Armé el set para la foto porque Linda quería tomarla. Ella venía y la sacaba.

Pero la imagen que me pareció más interesante fue la foto dentro del álbum, que es un paisaje entre Lone Pine y el valle de la Muerte. Inicialmente iba a ser en otro lugar, que había sido idea mía. Era justo afuera de Palm Springs, pero cuando llegamos, con Paul, Linda y Wings, todo estaba destruido. Estábamos regresando, como por Cathedral City, y un policía nos paró por exceso de velocidad. Preguntó “¿Quién está ahí atrás? ¿Ese es John Lennon?”. Yo le dije “No, no exactamente. Es Paul McCartney”. Entonces le pidió un autógrafo y nos dejó ir.

Una semana después le dije a Paul que tenía el lugar perfecto, “Créeme, es increíble”, le decía. Al día siguiente fuimos a Lone Pine y nos quedamos en un pequeño motel. Sacamos la foto y después Paul encargó madera y carne e hicimos un asado en medio del desierto. Fue mágico. Era uno de esos días en los que no era Paul McCartney el Beatle, sino Paul, Linda y los niños. Solo eran una familia.

10cc, How Dare You! (1976)

Diseño de portada: Hipgnosis/ G. Hardie Photography: A. Powell © 2017 Hipgnosis Ltd
Diseño de portada: Hipgnosis/ G. Hardie Photography: A. Powell © 2017 Hipgnosis Ltd

Para esta foto me inspiré en la banda y sus letras. 10cc escribió las mejores canciones. Eran muy inteligentes y estaban muy interesados en portadas muy visuales. Con juegos de palabras y muchos trabajos de Hipgnosis tuvieron eso.

Entonces nos imaginamos How Dare You! como una novela, con una serie de fotos de personas diciendo por teléfono “How dare you?” (“¿Cómo te atreves?”). Y en la portada puedes ver a una mujer plantada que, claramente, está diciendo “¿Cómo te atreves?”. Y está el hombre de negocios que probablemente es su esposo, construimos unas historias. Nos inspiramos en las películas de los años cuarenta que dividían la pantalla cuando había una conversación por teléfono.

En la foto dentro del álbum había 50 personas y todos hablando por teléfono. Fue una idea surreal que tuvo Storm. Muy chistoso. Y es gracioso porque cuántas veces uno entra a un cuarto y todos están en su celular. Siempre he sentido que fue como una premonición.

Black Sabbath, Technical Ecstasy (1975)

Diseño de Robots: G. Hardie Robots Illustration: R Manning Graphics Design: G. Hardie © 2017 Hipgnosis Ltd
Diseño de Robots: G. Hardie Robots Illustration: R Manning Graphics Design: G. Hardie © 2017 Hipgnosis Ltd

Ya teníamos el título y me acuerdo que estábamos hablando con Storm y George Hardie. Esto era antes de la inteligencia artificial, así que “technical ecstasy” (“éxtasis técnico”), ¿qué es técnico? Robots, ¿y qué mejor que dos robots enamorándose? Lo interesante es que el fondo es una foto y lo otro es ilustración de George Hardie.

Me acuerdo ver en concierto a Black Sabbath y siempre era algo interesante. Cuando les presenté la idea les encantó, era diferente a lo que normalmente se asocia con Black Sabbath, o sea guitarras negras, letras oscuras, adoraciones al diablo y sangre. Era una imagen de una historia de amor. Hasta que llegó Ozzy.

Estábamos en la casa de Tony Iommi y llega Ozzy después de que toda la banda ya había escogido la imagen. La puerta se abrió y entra este tipo con gafas oscuras, vestido de negro, totalmente ebrio y diciendo “¿Qué está pasando acá?”. “Estamos escogiendo la portada del disco, Ozzy”. Se podía sentir la tensión. Él miró y señaló “Esa. Esa es”, y creo que Tommy le contó que esa la que todos habían escogido. Y entonces Ozzy se puso a atacarlo y se volvieron locos. Empezaron a pelear. Yo estaba al lado del manager y nunca voy a olvidar cuando me dijo “Salió bastante bien, ¿no?”. Yo le respondí “¿Cómo que bien? Eso era un caos. Fue horrible”. De algún modo fue muy rock & roll.

Led Zeppelin, Presence (1976)

Diseño de portada: Hipgnosis/ G. Hardie Fotografía: A. Powell © Mythgem Ltd
Diseño de portada: Hipgnosis/ G. Hardie Fotografía: A. Powell © Mythgem Ltd

En ese punto de su carrera, las cosas para Led Zeppelin estaban poniéndose feas. No se llevaban bien y Jimmy estaba en un momento algo oscuro. Pero es la misma historia que con Houses: Me llama Jim diciendo que necesitan una portada. No me da ni el título, ni música y me dice “Veámonos en tres semanas y ven con algunas ideas”.

Nos sentamos varios a pensar y alguien propuso una reunión en la que todos tuvieran un gato negro que les da energía. Pero un gato era muy obvio. Yo dije “¿Y qué tal un objeto negro?”. Entonces nos inspiramos en el final de la película 2001: Una odisea del espacio e hicimos un objeto en cartón y terciopelo negro, al principio era recto, no tenía curvas. Fui a ver a la banda y les puse el objeto en la mesa del cuarto del hotel. Robert y Jimmy entraron. Jim lo miró y dijo “Esto es. Eso representa todo lo que siento ahora”. Después dibujé esa misma figura en negro con gente común y corriente alrededor. En otras palabras: esto es algo que tú tienes que vivir. Era comida. Un símbolo de energía y poder, que es lo que Led Zeppelin era.

La contraportada es una profesora con el objeto negro en la mesa, dándole clase a un niño. El poder de la enseñanza. Eso es Led Zeppelin: poder.

AC/DC, Dirty Deeds Done Dirt Cheap (1976)

Fotografía: A. Powell © 2017 Hipgnosis Ltd
Fotografía: A. Powell © 2017 Hipgnosis Ltd

Recuerdo cuando llegaron al estudio de Hipgnosis dos australianos flacos y bajitos, yo pensé “Estos tipos no van a conseguir ni una lata de frijoles”. En serio pensé eso. Me pidieron una portada y yo me iba al día siguiente a Los Ángeles, así que les propuse tomar unas fotos allá. Cuando llegué, me llamó Storm y me dijo “Tengo una idea. ¿Te acuerdas de esas revistas que tapaban los ojos de las personas para que la gente no supiere quienes son pero uno sí sabía?”. Yo estaba por Sunset Strip, donde hay varios moteles sucios, así que saqué unas fotos para usar de fondo. Volví a Inglaterra, contratamos varios modelos, los vestimos de diferentes formas y creamos este collage como si estuvieran frente al motel. Es un ejemplo perfecto de cómo trabajábamos en Hipgnosis: de atrás hacia adelante, no como los ojos lo ven. Entonces todos están bien enfocados, pero la composición es como si estuvieran ahí de verdad. Eso es lo que le da ese toque surreal casi de pintura.

Y creo que estos dos chicos australianos, Angus y Malcolm, no lo entendieron. Incluso cambiaron la tapa después a algo que considero más vulgar y obvio. Pero igual me fue bien. Vendió seis millones de copias [en Estados Unidos].

Yes, Going for the One (1977)

A. Powell Gráficos: G. Hardie “Yes” logo: R. Dean © 2017 Hipgnosis Ltd
A. Powell Gráficos: G. Hardie “Yes” logo: R. Dean © 2017 Hipgnosis Ltd

En esa época el manager de Yes era amigo de nosotros. La banda había tenido algunos altibajos y estaban cambiando a una dirección más moderna. [El artista] Roger Dean los había dejado pero les sugirió que tal vez nosotros nos involucraríamos. Yo les dije que no quería hacer nada parecido a lo de Roger Dean y Jon Anderson comentó “Pero amamos sus paisajes llenos de edificios y esas cosas”. Así que pensé “Estoy un poco atrapado acá”.

Ese año había estado en Los Ángeles y había ido a Century City, que tiene unos edificios increíbles. Había dos rascacielos que eran espectaculares. Le dije a Storm “Esos edificios se verían bastante bien si hiciéramos un collage”. Así que fui allá, tome unas fotos, volví y decidimos poner una figura desnuda que nadara por los edificios por todos esos caminos. La verdad era solo diseño gráfico, no hay ningún significado escondido. Lo más importante es la forma de los edificios. Cuando los juntas así son impactantes.

Cuando ves la portada abierta como una sola pieza, el color sobresale. Cuando se lo mostré a Jon, él simplemente dijo “Interpretaste a Roger Dean fotográficamente”. Estaban muy felices, les dio una imagen moderna porque, aunque me encantan las imágenes de Roger, en ese momento ya se veían un poco anticuadas.

Peter Gabriel, Peter Gabriel (1978)

A. Powell / P. Christopherson Gráficos: Hipgnosis/ C. Elgie © Peter Gabriel Ltd
A. Powell / P. Christopherson Gráficos: Hipgnosis/ C. Elgie © Peter Gabriel Ltd

Nos encantaba trabajar con Peter porque es muy divertido, pero es una persona que no puede decidirse fácilmente. Si pudiera pensaría las cosas por años. Entonces trabajar con él era interesante porque le mostrabas una idea y él pensaría por semanas hasta que el disco ya estuviera a punto de salir y ahí sí decidiría algo. Discutía mucho con Storm porque ambos eran unos intelectuales, pero cuando llegaban a una conclusión, era fantástico.

Peter siempre nos insistía en usar un retrato para la portada. Nosotros le dijimos que solo lo haríamos si podíamos meterle algo diferente. A Storm se le ocurrió esta idea de Peter rasguñando, pero está arañando la foto él mismo. A él le gustó y seguimos adelante con la idea. Lo mejor de él es que nunca le interesó jugar a ser una estrella de pop. No le importaba parecer atractivo, solo quería tener una idea alrededor de Scratch (Rasguño). Y eso fue lo que obtuvo.

Peter Gabriel, Peter Gabriel (1980)

 A. Powell/ P. Christopherson/ S. Thorgerson © Peter Gabriel Ltd
A. Powell/ P. Christopherson/ S. Thorgerson © Peter Gabriel Ltd

A Peter siempre le gustaba tener una foto en la portada y era feliz de que le hicieran algo, así fuera distorsionarla o destruirla. Melt es una foto de Polaroid que lo hace ver como una persona deforme, pero fue hecha por accidente. Había un tipo llamado Krims, que jugaba con las Polaroids, y vimos algunos de sus trabajos de paisajes en los que usaba químicos en las fotos que no estaban todavía listas. Las Polaroid se demoran un poco en estar listas y en ese momento se hacían en diferentes capas, entonces podías jugar con cada capa y crear figuras extrañas. A Peter le encantó la idea y fuimos al estudio a tomar cientos de fotos. Estuvimos todo el día y todas las personas –unas 15- sacaban fotos de Peter y las modificaban. Después hubo una discusión entre Storm y Peter porque uno quería que salieran todas las imágenes y el otro solo una. Igualmente tuvimos mucha diversión. Al final fue como volver a la escuela de arte.

10cc, Look Hear? (1980)

A. Powell Gráficos: G. Hardie © 2017 Hipgnosis Ltd
A. Powell Gráficos: G. Hardie © 2017 Hipgnosis Ltd


Look Hear? fue un título de Storm. Ess portada también le llamamos “Are You Normal?”. Storm quería crear una serie de grandes letras gráficas con juegos de palabras. No me acuerdo de todas.

En la tapa hay una foto chiquita de una oveja en un sofá. Eso fue una pelea con los chicos. Yo no quería que la portada fueran las grandes letras. Les dije “Acá estamos hablando de locura, porque si no eres normal, entonces estás loco, entonces tal vez deberíamos hacer algo de psiquiatría. La oveja representa las personas yendo al psiquiatra. El mar del fondo es la mente. El sofá es muy freudiano. Quiero ir a Hawaii a tomar fotos de las olas más grandes”.

Entonces fui a Hawaii y no había ovejas. Debí darme cuenta antes [se ríe]. Encontré que la Universidad de Hawaii tenía una oveja y logré que me la prestaran, pero no había ningún sofá freudiano. Así que mandé hacer uno y lo llevé a Sunset Beach. Pero cada vez que venían las olas, la oveja saltaba y se salía del mar. Fue una pesadilla. De nuevo, nunca trabajes con animales o niños.

Convencí a los veterinarios de la universidad que le inyectaran Valium para calmarla. Y logré tomar la foto. Lo bueno de esa foto es que, si la agrandas, se ve a la oveja mirándome con unos ojos muy diabólicos. No estaba nada feliz. De todos modos usamos eso para los afiches y nos quedamos con la idea de Storm de las letras grandes. Pero fue divertido de grabar.

Ya no se hacen portadas como estas. La era dorada de las tapas de álbumes se fue. Tuvimos 15 años de eso. Tuvimos dinero. Fuimos muy privilegiados de poder ir y hacer una foto como esa.

RELACIONADOS

La vida de Hipgnosis en la portada de 15 álbumes: Pink Floyd, Led Zeppelin y más
Vér
La placa dorada de The Dark side of the Moon será subastada
Vér
PINK FLOYD / THE  WALL TOUR 1980-81
Vér
Mira el tráiler del histórico concierto de David Gilmour, Live at Pompeii
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: