Las series del año

Los placeres surrealistas de Twin Peaks, un rockstar papal, Stranger Things se vuelve más extraño y el viaje cósmico de Rick and Morty, entre otros

POR ROB SHEFFIELD | 19 Dec de 2017


1. Twin Peaks - Showtime

El agente Dale Cooper está vivo, al igual que Audrey Home. Y también, en ese sentido, David Lynch, quien regresa con su serie de televisión de culto favorita y vuelve a la misteriosa ciudad del noroeste del Pacífico de la que se despidió en 1991. Twin Peaks: The Return pudo haber sido un refrito emotivo: reunir a la vieja pandilla una vez más. Pero Lynch no se limita a la idea original, sino que la complementa con una trama sorprendente e inesperada. Esta ciudad fantasma está llena de caras conocidas (Kyle MacLachlan, Laura Dern, Sherilyn Fenn, Trent Reznor) y nuevas figuras. Vemos actores que murieron justo después de grabar sus escenas como Log Lady y el icónico y experimentado Harry Dean Stanton. Además de una conmovedora aparición de David Bowie desde el más allá. Felicitaciones a Showtime por creer en Lynch, junto al cocreador Mark Frost, para grabar las 18 horas. No hay nada y no habrá nada como Twin Peaks: The Return.

2. The Young Pope - HBO

No hay ningún momento en The Young Pope que no sea extravagante y demente, y puede que esa sea la razón por la que es perfecta para 2017. Jude Law interpretó el papel de su vida como el papa Pío XIII, en un thriller político en el Vaticano; la peor pesadilla para un católico. Este pontífice es un hombre de Brooklyn que parece una estrella de rock (tiene ojos de loco, una bata blanca y la costumbre de regañar a los subalternos del Vaticano por no saber qué es Daft Punk). “¡No quiero tener creyentes a medias!”, le grita. “¡Quiero grandes historias de amor! ¡Quiero fanáticos de Dios!”. Es una persona complicada y nadie lo entiende, a excepción de su mascota: un canguro (y tal vez también Diane Keaton en un extraordinario papel como monja). La serie del director italiano Paolo Sorrentino es la más atractiva y traviesa de la televisión, y Law logra la cantidad exacta de amargura para sacar la hermosa malicia de este papa. Oremos por eso.

3. The Leftovers - HBO

Cuando comenzó en 2014, The Leftovers era una historia dolorosa y sombría. ¿Qué pasa en Estados Unidos cuando el 2% de la población mundial desaparece sin dejar rastro? Pero en su tercera y última temporada la serie despegó con historias conectadas y saltos en el tiempo, incluyendo un papel extraño de Mark LinnBaker, quien actúa como el héroe de la comedia Perfect Strangers de los 80. Basada en una novela de Tom Perrotta, la trama une a dos personas: Justin Theroux y Carrie Coon, una pareja de sobrevivientes que luchan por dejar atrás su pasado. Damon Lindelof aprendió una gran lección dela época de Lost para lograr un final espectacular. La conclusión de The Leftovers fue un adiós inolvidable, hasta sus últimos segundos.

4. The Good Place - NBC

Cuando Eleanor (Kristen Bell) muere asciende al más allá, donde su anfitrión, Ted Danson, le muestra un brillante y alegre mundo fantástico lleno de helado de yogurt. Ella era una persona terrible en la Tierra, y por eso sospecha que pudo haber un error burocrático. The Good Place de Michael Shur, creador de Parks and Recreation, era una comedia sorprendente y extraña desde que se estrenó. Pero después de un par de cambios radicales, la segunda temporada se adentró con valentía en un territorio desconocido. La serie resuelve todo tipo de enigmas existenciales, pero lo más raro es cómo un show tan atrevido se convirtió en una comedia histórica. Vivimos esos disparates sobrenaturales en ese lugar fantástico a través de actores conocidos como Bell y, en especial, Danson, quien finalmente pasó de tener una carrera “inexplicable” a “impensable”.

5. The Deuce - HBO

Con la misma ambición que retrataron en The Wire, David Simon y George Pelecanos construyeron un mundo peligroso y desconocido del Times Square de 1971. James Franco se destaca con su doble papel con un par de gemelos criminales. The Deuce está llena de actuaciones estelares, pero Maggie Gyllenhaal es el corazón de la historia, interpretando una prostituta que entra al mundo de las películas para adultos, como ella dice: “La cámara es el cliente”. Y si los estafadores sueñan en secreto con ser directores, eso es todo (después de una escena, un personaje se encoge de hombros y dice: “Pensé que era algo artístico, pero con mucho sexo”).

6. Patton Oswalt: Annihilation - Netflix

18 meses después de la repentina muerte de su esposa, Patton Oswalt volvió a trabajar con este brutal y gracioso stand-up. Supera su tristeza de la misma manera que Richard Pryor superó su adicción a la cocaína con Live on the Sunset Strip, confesando su lado más oscuro: “Si una persona más me desea ‘fuerza’ en mi ‘viaje de sanación’, lanzaré un globo lleno de orines a todas las tiendas de velas del mundo”. Incluso la estructura es parecida a la de la película clásica de Pryor: la primera mitad es una comedia relajada, en la que el público está inmerso en un falso sentimiento de seguridad, y luego él se vuelve agonizantemente real.

7. Rick and Morty - Adult Swim

La última frontera de todas las familias estadounidenses disfuncionales: un científico loco y su sobrino idiota exploran los límites del universo, viajando a través del tiempo y el espacio, solo porque no hay una razón para regresar a casa. La caricatura de ciencia ficción de Dan Harmon y Justin Roiland saltó a la fama en la tercera temporada. Nuestros héroes viajan a lugares distópicos como Cytadel, y lugares de conspiración como los túneles sexuales de Kennedy, el salón de la cocaína de Truman y el Coliseo de Esclavos de Lincoln (“él no los liberó a todos”). Pero sin importar qué tan gracioso sea Rick and Morty, siempre hay una trama emocional y oscura detrás de estos inadaptados sociales huyendo de su familia.

8. Insecure - HBO

Insecure se convirtió en la comedia romántica más provocativa del año; una guía sobre las desastrosas relaciones contemporáneas, según Issa Rae. Ella supera su larga y dolorosa relación con Lawrence, el tipo que pasó casi toda la primera temporada en su sofá. Acude a Molly, su mejor amiga, para que le dé lecciones de cómo desinhibirse, ser soltera, amanecer con hombres en lugares extraños y regresar con su ex ocasionalmente. Se aventura en un nuevo territorio emocional cuando logra tener unos cuantos amantes para olvidar su desamor. A lo largo de sus graciosos tropiezos, Insecure sigue navegando en el vulnerable e inefable encanto de Rae.

9. Stranger Things 2 - Netflix

Contra todos los pronósticos, Stranger Things se mantuvo fuerte en la segunda temporada, gracias a un reparto de niños que de alguna manera resultaron siendo verdaderos actores, en especial la maravillosa Millie Bobby Brown. Mientras que el ridículo séptimo episodio, en el que Eleven tiene una aventura punk, es digno de un video de New Radicals. Confía siempre en Winona. Siempre.

10. Game of Thrones - HBO

Los fans de Game of Thrones pueden lamentar el hecho de que se avecina el final de la serie. Pero esta temporada estuvo repleta de locuras en sus siete semanas: batallas, traiciones, dragones de hielo, Caminantes Blancos y la venganza de Arya Stark por la Boda Roja al matar a todo el clan de la Casa Frey. Sin mencionar el coqueteo entre la Madre Dragón y el Rey del Norte, incluso si ella resulta siendo su tía. Nadie tiene idea cuánto hemos esperado por los últimos seis episodios. El invierno tal vez se demore.

RELACIONADOS

Las series del año
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: