Legion: todo lo que necesitan saber sobre el osado show de los X-Men

¿Quién es este mutante? ¿Por qué es diferente a cualquier show de súper héroes que han visto? El resumen de esta brillante serie de FX sobre este extraño mutante

POR GINA MCINTYRE | 07 Feb de 2017

<p>Todo lo que necesitan saber sobre <i>Legion </i>–desde quién es a por qué este<i> spin off</i> de las películas de los X-Men de FX no se parece a ningún show de súper héroes que hayas visto. <b>Chris Large/FX</b></p>

Todo lo que necesitan saber sobre Legion –desde quién es a por qué este spin off de las películas de los X-Men de FX no se parece a ningún show de súper héroes que hayas visto. Chris Large/FX


¿Otro show de súper héroes, dices? Es verdad: Legion la nueva serie de FX está basada en un personaje del universo de los X-Men, y sí viene con el sello de los Marvel Studios encima. Pero créenos cuando decimos que esta no es una saga ordinaria de capas y disfraces. La última invención del creador de Fargo Noah Hawley, esta excursión surrealista por el universo mutante de Fox, recuerda más el cine de autor de Stanley Kubrick y David Lynch que las taquilleras películas sobre personajes de cómic. Los fans que esperan diálogos ingeniosos y la tendencia de destruir la ciudad porque sí deberán buscar en otro lado.

Dan Stevens de Downtown Abbey actúa como David Haller, una persona diagnosticada como paranoica y esquizofrénica que lentamente empieza a aceptar la posibilidad de que las voces que escucha y las visiones que tiene no son una manifestación de su enfermedad, más bien, que son la evidencia de un regalo del gran Homo superior. Con la ayuda de un terapista poco convencional lucha por aceptar su nueva realidad. Pero en el mundo del show, la realidad no es un concepto fácil de definir. Los sueños de David, sus recuerdos y sus alucinaciones usualmente se unen, sembrando el caos dentro de su propia cabeza y dentro del romance inesperado que ha encontrado en una mujer similarmente dotada.

Aquí tienen todo lo que necesitan saber sobre la serie antes de sintonizarla.

No tienen que saber nada –siquiera que les guste nada– sobre los cómics/películas de los X Men para apreciarla.

Los universos cinemáticos pueden estar de moda en estos días, pero este show de TV llega como una historia que se sostiene por sí sola (una elección inteligente considerando que tiene su propia narrativa extravagante por establecer). Un montaje inicial –ambientado con Happy Jack de The Who– resume la evolución de David de inocente niño a adulto perturbado y suicida, luego se mueve al Clockworks Psychiatric Hospital, en el que Amy la hermana mayor de David (Katie Aselton) le está haciendo una visita de cumpleaños. Sus días los pasa medicado en esa institución, acompañado de su mejor amigo, un adicto llamado Lenny Busker (una maravillosamente trastornada Aubrey Plaza), y la monotonía de la rutina está empezando a pasar la factura. “A veces es necesario que cosas nuevas pasen”, le dice David a Amy.

Ese algo es de hecho alguien: una nueva paciente llamada Sydney Barret (Rachel Keller de Fargo) cuya llegada rápidamente desbarata el orden establecido. Ella no puede soportar que la toquen, así es que ella y David desarrollan un romance platónico. Poco después, un incidente inexplicable los deja por fuera del hospital y en cuidado de Melanie Bird (Jean Smart), una terapista poco convencional determinada a ayudar a quienes están a su cargo a entender y desarrollar sus poderes.

En la bucólica institución en que opera Bird, diseñada por su fallecido esposo para criar y apoyar mutantes emergentes, a nuestro confundido héroe se le alienta a sacar partido de sus poderes al estudiar momentos claves de su pasado. Ese “trabajo de memoria” es auxiliado por otro mutante, Ptonomy Wallace (Jeremie Harris), quien tiene la habilidad de llevar gente al pasado de David… incluyendo al mismo David. Y algunos de sus secretos permanecen fuertemente guardados por razones que ni siquiera él puede entender.

Bird y su equipo de especialistas –que incluye a Bill Irwin como el genetista Cary Loudermilk y a Amber Midthunder como Kerry Loudermilk (el tema del nombre es intencional)– no son los únicos interesados en aprender lo que David puede hacer con sus inusuales talentos. También está siendo buscado por un misterioso equipo de agentes del gobierno, incluyendo a un hombre conocido como The Eye (Mackenzie Gray).

Es cierto: los poderes especiales, las operaciones encubiertas y este tipo de cosas son el núcleo esencial de las historias de súper héroes pero trabajado a través de una perspectiva tergiversada, la historia se convierte en algo mucho más personal: un intento desesperado por doblegar a los demonios internos y por experimentar una verdadera conexión con otra persona. Y Stevens, que también aparecerá en la nueva versión de Disney de La bella y la bestia, presenta una afinada presentación que resulta extraordinaria.

OK, pero, ¿cuál es la historia de David en los cómics?

El personaje de David Haller apareció por primera vez en New Mutants #25 y fue creado a mediados de los ochenta por Chris Claremont (quien creó historias icónicas de X-Men como la saga de Dark Phoenix y “Days of Future Past”) y el artista Bill Sienkiewicz. Él es, de hecho, el hijo de Charles Xavier y Gabrielle Haller, resultado de un romance entre los dos que se llevó a cabo en Israel, aunque Xavier no se entera de la existencia de David hasta años después. El niño presencia la muerte de su padrastro a los 10 años y es este evento traumático el que cataliza sus habilidades. Pero sus poderes –que incluyen telequinesis, la habilidad de cambiar de forma, el viaje en el tiempo y la tele transportación– son todos controlados por una persona distinta, algunas bastantes siniestras. El apodo, Legion, tiene sus raíces demoniacas también. Viene de una referencia del Nuevo Testamento sobre un hombre poseído por demonios a quien Jesús encuentra en el evangelio de Marcos. Cuando le preguntan su nombre, el afligido responde “Mi nombre es Legión, porque somos muchos”.

Podrías verla sin sonido e igual seguiría siendo genial.

Hawley dijo que escribió Legion con la idea de que la serie sucediera en el mundo de hoy pero, visualmente, existe en un período que está por fuera del tiempo completamente. El diseñador de producción Michael Wylie (Pushing Daisies, Masters of Sex) y la diseñadora de vestuario Carol Case (Fargo) toma prestados trucos de los cuarenta, cincuenta y sesenta aunque el diseño general esté ampliamente influenciado por la visión futurista setentera de Stanley Kubrick (esa sobre referencia a La naranja no es gratuita, lo mismo ocurre con las referencias a Syd Barret y Pink Floyd). El director también y dirigió el estreno, que brillantemente emplea una perspectiva forzada en la que convergen flashbacks psicodélicos e inquietantes y secuencias oníricas que crean un paisaje visual de otro mundo que amplifica la dislocación que siente el protagonista. Y el personaje inminentemente terrorífico del Demonio con ojos amarillos, que continúa apareciendo en las visiones de Haller y que puede o no ser real, se siente completamente como una visita a la era del David Lynch de Twin Peaks.

Los fans de X-Men no deberían esperar un cameo de Hugh Jackman.

Con Fargo, Hawley ha probado que es un narrador incansablemente creativo, y ha dicho que se aproximó a Legion de la misma manera que lo hizo al spin off de los Cohen: en este caso, tomando un personaje ya existente y poniéndolo en un mundo completamente inventado. Se ha mantenido intencionalmente ambiguo si habrá otros X-Men en la línea narrativa, pero ni él ni ninguno de los productores ejecutivos de la serie (incluyendo al director Bryan Singer, quien ha dirigido varias películas de la franquicia) ha dado ninguna indicación de que la serie eventualmente encajará dentro de la línea temporal de la franquicia cinemática. En cambio, el productor ejecutivo Simon Kinberg (quien escribió y produjo las últimas dos películas de los X-Men) ha dado a entender que la serie ha sido concebida como la respuesta del mundo del cómic a Breaking Bad. ¿Eso convierte a David Haller en el nuevo Walter White? De serlo, The Eye debería cuidarse de su persona a la Heisenberg.

RELACIONADOS

Legion: todo lo que necesitan saber sobre el osado show de los X-Men
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: