Lo bueno y lo malo de la selección Colombia en sus amistosos

Tenemos falencias, pero vamos por buen camino. Un balance de la remontada histórica en París y el 0-0 que nos dejó un sinsabor frente a Australia

POR DAVID VALDÉS | 27 Mar de 2018

<p>Colombia derrotó a Francia por 3-2 en París e igualó 0-0 frente a Australia en Londres en sus dos amistosos de preparación para el mundial de Rusia 2018. Tomada de sus redes</p>

Colombia derrotó a Francia por 3-2 en París e igualó 0-0 frente a Australia en Londres en sus dos amistosos de preparación para el mundial de Rusia 2018. Tomada de sus redes


La selección Colombia de José Pékerman registró altibajos en sus amistosos de preparación para el mundial de Rusia 2018. La remontada 3-2 en París fue un hecho histórico, pero las falencias en el primer tiempo fueron evidentes, y el 0-0 frente a Australia nos dejó un sinsabor, por uno de nuestros problemas más comunes: la falta de definición.

Comencemos por lo bueno. El núcleo en mediocampo de la ‘Tricolor’ se mantuvo, en términos generales, fuerte y con seguridad. Mateus Uribe, Carlos Sánchez y Wilmar Barrios (el mejor, sin duda, del partido en Londres) recuperaron la pelota, apoyaron en defensa cuando más se necesitaban y le dieron salida al equipo para romper las líneas rivales.

Un poco más adelante, Radamel Falcao volvió a anotar y logró su tercer gol en los últimos cuatro partidos que ha jugado con la selección. Cuando James Rodríguez y el ‘Tigre’ se juntan, Colombia desequilibra con jerarquía y mete miedo. Y, a pesar de que erró un penal y quedó enganchado en fuera de lugar más de dos veces, Miguel Ángel Borja demostró su hambre de gol y su fuerza en ataque, al igual que Duván Zapata frente a Francia.

Pero les hace falta un socio más, que con una gambeta gane un tiro libre o se pueda quitar con velocidad un par de defensas. José Izquierdo lo intentó y lo logró por momentos, pero le hace falta un poco más de experiencia para merecer la titular. Claro, tenemos a Juan Guillermo Cuadrado, pero su lesión no le permitió actuar en esta fecha FIFA.

En defensa se evidenciaron nuestras debilidades. Somos fuertes en el juego aéreo, con centrales de altura como Yerry Mina y Dávinson Sánchez, pero la marca se vio comprometida y cuando estamos abajo en el marcador el desespero nos come vivos. Frank Fabra sufrió con la rapidez del equipo de Deschamps –un esquema común en Europa, con dos extremos– y, aunque mejoró en el segundo tiempo, no se mostró firme a la hora de defender.

Por último, a David Ospina le pasó lo mismo de siempre: a veces atajó y otras veces se le escaparon pelotas fáciles, sin mucho peligro. Sí, el arquero siempre es el que paga los platos rotos, pero necesitamos más seguridad y convicción para poder gritar ese “¡Tú, tranquilo!”.

Tenemos falencias, pero vamos por buen camino. Pékerman conoce el talento que tiene en cancha y lo sabe utilizar. Ahora debe decidir a quiénes convocar y estar preparado para cualquier situación en la cita mundialista. Confiamos en la dirección del ‘Profe’…

RELACIONADOS

Lo bueno y lo malo de la selección Colombia en sus amistosos
Vér
Rusia 2018: Suramérica no dio la talla
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: