Oscar 2016, ¿solo para blancos?

Una alarmante falta de diversidad caracteriza esta guía de los potenciales ganadores y perdedores del Oscar. Hagan sus apuestas

POR PETER TRAVERS | 01 Feb de 2016

<p><i>El Renacido</i>: Iñárritu dirige a DiCaprio. <b>KIMBERLEY FRENCH/TWENTIETH CENTURY FOX</b></p>

El Renacido: Iñárritu dirige a DiCaprio. KIMBERLEY FRENCH/TWENTIETH CENTURY FOX


Mejor película

- The Big Short

- Bridge of Spies

- Brooklyn n Mad Max: Fury Road

- The Martian

- The Revenant

- Room

- Spotlight

La academia de “vejestorios y ciencias olvidadas” tiene la opción de nominar 10 filmes para escoger la mejor película, pero escogió solo ocho, dejando por fuera el trabajo creado por la gente de color (Straight Outta Compton), el dirigido por mujeres (The Diary of a Teenage Girl, de Marielle Heller), y el que incluye actores transgénero (Tangerine). OK, Compton fue nominada por su guion, que fue escrito por un par de blancos. ¡Qué carajos! Spike Lee y Jada Pinkett Smith están llamando a boicotear la ceremonia del 28 de febrero para protestar en contra de los 6000 miembros votantes de la Academia (el 94% es blanco).

Ninguno de los 20 actores nominados hace parte de una minoría. Lo mismo ocurrió el año pasado, cuando David Oyelowo —tan brillante en Selma siendo Martin Luther King Jr.— fue desairado junto a la directora Ava DuVernay.

No estamos faltándole al respeto a los nuevos nominados, pero deberíamos estar buscando a los ganadores entre lo mejor de lo mejor, no entre lo mejor del resto.

DEBERÍA GANAR: Spotlight. La película de Tom McCarthy tomó un tema difícil (el reporte del Boston Globe sobre el encubrimiento a la pedofilia en la Iglesia), lo ejecutó con precisión y desechó toda la basura de Hollywood en el mejor filme sobre periodismo desde All the President’s Men.

GANARÁ: The Revenant. Este Oscar generalmente queda para la película con más nominaciones, y esta tiene 12; Mad Max: Fury Road logró 10. Si Spotlight tiene que perder, prefiero que lo haga contra Mad Max, aunque la historia de la farsa financiera de Adam McKay (The Big Shot) esté cogiendo mucha fuerza.

TUMBADOS: Carol (Todd Haynes), Steve Jobs (Danny Boyle y Aaron Sorkin), Straight Outta Compton (F. Gary Gray) y Creed (Ryan Coogler) hacen parte de mi lista de indignaciones.

Mejor actor

- Bryan Cranston Trumbo

- Matt Damon The Martian

- Leonardo DiCaprio The Revenan

- Michael Fassbender Steve Jobs

- Eddie Redmayne The Danish Girl

El chiste de la temporada es que Johnny Depp no fue nominado por su actuación en Black Mass porque la palabra “black” aparece en el título. Muy bueno. De todos modos, Depp no se habría llevado el premio.

DEBERÍA GANAR: Fassbender. Esta actuación arrolladora y la película que la contiene fueron ignoradas en las taquillas. Lo que ha logrado Fassbender interpretando al gurú de Apple irá ganando reconocimiento con el paso de los años.

GANARÁ: DiCaprio. Es el momento para Leo. ¿Ha tenido cuatro nominaciones y no ha ganado? Se le ha congelado el culo en esta película, y esperamos que le dé las gracias al oso.

TUMBADOS: Michael B. Jordan (Creed) puso músculos y arte de verdad en una película de peleas que fue más allá del deber que tiene una secuela. Pero se irá con la marea negra junto a un comprometido Will Smith (Concussion).

Mejor actriz

- Cate Blanchett Carol

- Brie Larson Room

- Jennifer Lawrence Joy

- Charlotte Rampling 45 Years

- Saoirse Ronan Brooklyn

¿Necesitaba jennifer Lawrence una cuarta nominación para convertirse en “la Meryl Streep de los millenials”? Si Blanchett no hubiera ganado hace poco con Blue Jasmine ella iría al frente. Y Charlotte Rampling, de 69 años, y nominada por primera vez, la rompería si su película hubiera tenido el apoyo que merecía por parte de la audiencia.

DEBERÍA GANAR: Ronan solo tiene 21 años, pero hace maravillas al interpretar a la inmigrante irlandesa que enfrenta un mundo nuevo y aterrador.

GANARÁ: Larson. Con nominaciones para la película, su director y su guion, Room es una de las favoritas. La clave de su éxito se encuentra en el trabajo de Larson interpretando a una madre que está atrapada, aunque con un corazón libre.

TUMBADAS: El problema acá no fue la raza, sino la edad: Lily Tomlin, 76 años (Grandma); Blythe Danner, 72 años (I’ll See You in My Dreams) y Maggie Smith, 81 años (The Lady in the Van). Maldito seas, Oscar.

Spotlight: McAdams, Ruffalo, Brian d’Arcy James.
Fotografía: KERRY HAYES/OPEN ROAD FILMS

Mejor actor de reparto

- Christian Bale The Big Short

- Tom Hardy The Revenant

- Mark Ruffalo Spotlight

- Mark Rylance Bridge of Spies

- Sylvester Stallone Creed

Vamos, ya puedes mandar a los otros nominados para sus casas. Tanto ha sido el ruido provocado por el resurgimiento de Rocky. Incluso Bale, Ruffalo y Hardy no lograrán sobrevivir la ofensiva del regreso.

DEBERÍA GANAR: Rylance. Es el único actor que podría frenar el acoso de Rocky. Interpretando a un espía ruso es un thriller de espías de Spielberg, Rylance es maravillosamente astuto y sutil. La gente debería hacer una campaña en favor de él. ¿Funcionaría? Probablemente no.

GANARÁ: Stallone. Resulta casi imposible resistirse a su aclamado regreso. Perdió el Oscar en 1976 contra Peter Finch cuando interpretó a Rocky por primera vez. No volverá a ocurrir.

TUMBADOS: Idris Elba (Beasts of No Nation). Yo haría un boicot solo por esto. Está claro que Michael Keaton y Liev Schreiber lo hicieron muy bien en Spotlight. Y Paul Dano capturó el talento atormentado de Brian Wilson en Love & Mercy. Jacob Tremblay, de nueve años, merece al menos medio crédito por su actuación en Room. Pero Elba es inigualable en su papel del combatiente africano que entrena niños para matar. Alguna vez escribí que el Oscar para el mejor actor de reparto debería llevar el nombre de Elba. Me mantengo en esa afirmación, aunque ahora sea imposible ante la ignorancia de la Academia.

Mejor actriz de reparto

- Jennifer Jason Lei The Hateful Eight

- Rooney Mara Carol

- Rachel McAdams Spotlight

- Alicia Vikander The Danish Girl

- Kate Winslet Steve Jobs

Acá hay un problema porque Rooney Mara y Alicia Vikander no hicieron en este caso actuaciones de reparto. Mara tiene tanto tiempo en la pantalla como su compañera Blanchett —nominada como mejor actriz— en Carol. Lo mismo le pasa a Vikander con su compañero Eddie Remayne, nominado como mejor actor. Mara y Vikander son estelares, pero esta categoría tiene una especie de engaño que pone a algunos en desventaja.

DEBERÍA GANAR: Leigh. Siendo la única mujer en el octeto despreciable de Tarantino, Leigh ofrece una interpretación que realmente apoya el ensamble, mientras tanto ella se rebela en contra del abuso machista.

GANARÁ: Mara. Ella pasa de ser una chica asustada a una mujer independiente cuando entiende qué es lo que realmente ama. Mara ganó en Cannes, cuyos jueces entendieron plenamente el nivel de ese personaje.

TUMBADA: Charlize Theron (Mad Max: Fury Road). Si la Academia va a difuminar las divisiones entre protagónicos y de reparto, ¿por qué no premiar a Theron, que estuvo estupenda como Furiosa?

Mad Max: Fury Road Hardy y Theron.
Fotografía:JASIN BOLAND/WARNER BROS. PICTURES

Mejor director

- Lenny Abrahamson Room

- Alejandro G. Iñárritu The Revenant

- Tom McCarthy Spotlight

- Adam McKay The Big Short

- George Miller Mad Max: Fury Road

Puede ser la categoría más disputada de la entrega en 2016. Lo más fácil sería apostar por que repartirán la mejor película y el mejor director.

DEBERÍA GANAR: Miller. A los 70 años, el realizador australiano reinventó su franquicia de acción, con un giro feminista y el ojo de un poeta.

GANARÁ: Iñárritu. Solo dos veces en 88 años (la última vez fue en 1951) un director ha recibido dos premios consecutivos. Y nadie ha dirigido más grandes películas de manera consecutiva. Honrando al hombre que ganó con Birdman, la Academia puede hacer historia.

TUMBADO: Ridley Scott (The Martian). La leyenda de Alien, Blade Runner, Thelma & Louise y Black Hawk Down merecería ganar su primer Oscar a los 78 años. Ahora resulta que ni siquiera está nominado. Fíjense que a la gente blanca también la pueden borrar. ¿Les parece perturbador? Claro, pero resulta peor que la Academia excluya a las minorías. Si Chris Rock no renuncia a su trabajo como presentador, es posible terminar pateándole el culo a los racistas. De no ser así, #OscarSoWhite es tendencia. Alcen sus voces.

Fotografías:DESDE ARRIBA (DE IZQUIERDA A DERECHA): KIMBERLEY FRENCH/TWENTIETH CENTURY FOX; UNIVERSAL PICTURES; GEORGE KRAYCHYK/A24 FILMS; FOX SEARCHLIGHT; BARRY WETCHER/WARNER BROS. PICTURES; JAAP BUITENDIJK/ TWENTIETH CENTURY FOX; WILSON WEBB/THE WEINSTEIN COMPANY; ANDREW COOPER/THE WEINSTEIN COMPANY

RELACIONADOS

Oscar 2016, ¿solo para blancos?
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: