Oscars 2017: La La Land dominó, pero Luz de luna se llevó el gran premio

Además de la confusión de último minuto, la ceremonia enfrentó al racismo y la xenofobia institucional.

POR KORY GROW | 27 Feb de 2017

<p>Los Oscars 2017 aterraron al público mientras <i>Moonlight </i>y <i>La La Land</i> dominaron los Oscar – y la película equivocada fue anunciada.<b> Mark Rolston/Getty</b></p>

Los Oscars 2017 aterraron al público mientras Moonlight y La La Land dominaron los Oscar – y la película equivocada fue anunciada. Mark Rolston/Getty


La ceremonia cerró con un giro aterrador al final de los Oscars 2017. Mientras los productores de La La Land daban su discurso de aceptación, pensando que habían ganado a Mejor Película, se enteraron de que habían perdido contra Luz de luna. “Personalmente, culpo a Steve Harvey de esto”, bromeó Jimmy Kimmel mientras el equipo de Luz de luna ascendía al escenario, en una pacífica transición de poder.

Warren Beatty culpó al sobre, que contenía el nombre de Emma Stone por La La Land; un final sorprendente para una noche que en lo demás, fue predecible. La La Land, una oda a la era dorada de los musicales de Hollywood, ganó seis de los 14 Oscars por los que fue nominado, y Luz de luna, un drama sobre un afroamericano gay, criado en las duras condiciones de Miami, ganó dos.

Casey Affleck ganó al Oscar al mejor director por su interpretación de un hombre que intenta lidiar con su pasado en Manchester frente al mar, y usó su discurso para homenajear a Denzel Washington, también nominado, de quien dijo “me enseñó a actuar”. Emma Stone también elogió a las demás nominadas cuando ganó como mejor actriz, diciendo “el honor más grande es pararme junto a ustedes”. Damien Chazelle, la mente maestra de La La Land de 32 años, se convirtió en el director más joven en ganar el Oscar. Dijo a los demás nominados: “Gracias por ser cineastas tan increíbles y por inspirarme todos los días con su trabajo”.

La actriz de Fences, Viola Davis, usó su turno en el podio como ganadora a la mejor actriz de reparto para reflexionar sobre el peso de la actuación, llamándola “la única profesión que celebra lo que significar vivir una vida”. Y Mahershala Ali, quien interpretó a un traficante de buen corazón en Luz de luna, dijo que estaba “sometido” a los papeles que interpretaba y dedicó a su trofeo a los personajes de Luz de luna.

Los ganadores y presentadores usaron el espectáculo para compartir sus ideas sobre el estado del mundo de maneras serias y cómicas. Desde el comienzo, Kimmel usó su monólogo para criticar a Donald Trump y la orden de vetar a los viajeros de países musulmanes. También hizo un guiño a la pelea de Trump con Meryl Streep escribiéndole por Twitter: “Meryl dice hola”. Sugirió sarcásticamente que ahora, la ceremonia podía verse en “225 países que ahora nos odian”.

También hubo algunos más serios. El cineasta iraní Asghar Farhadi, quien se negó a asistir a la ceremonia por la orden ejecutiva, envió al ingeniero iraní/americano Anousheh Ansari para que diera un poderoso discurso de aceptación cuando su película, El cliente, ganó como mejor película extranjera. “Dividir al mundo entre ‘nosotros’ y nuestros ‘enemigos’ crea miedo, y una justificación engañosa para la agresión y la guerra”, dijo en su comunicado. “Esas guerras previenen la democracia y los derechos humanos en países que han sido víctimas de la agresión. Los cineastas pueden encender sus cámaras y capturar las cualidades humanas comunes y romper los estereotipos de algunas religiones y nacionalidades. Crean empatía entre nosotros y los otros, una empatía necesaria hoy más que nunca”.

De manera similar, el actor Gael García Bernal, quien presentó Mejor Película Animada, habló sobre el muro fronterizo propuesto por Trump. “Los actores de carne y hueso son trabajadores que emigran”, dijo. “Viajamos por todo el mundo, construimos familias, construimos historias, construimos una vida que no puede ser dividida. Como mexicano, como latinoamericano, como emigrante trabajador, como un ser humano, estoy en contra de cualquier manera de quiera separarnos”.

En otro momento, el ganador italiano por maquillaje y diseño de peinado Alessandro Bertolazzi dijo “Soy un inmigrante… este premio es para todos los inmigrantes”. El director de White Helmets, cuyo cinematógrafo Raed Saleh, no pudo viajar a los Oscar desde Siria por la prohibición migratoria, leyó una declaración de Saleh: “Nuestra organización se guía por un verso en el Corán: salvar una vida es salvar a toda la humanidad”. Y la presidenta de la Academia Cheryl Boone Isaacs proclamó “Esta noche es una prueba que el arte no tiene límites”.

Isaacs también dijo que estaba “orgullosa de ver todos los rostros nuevos en medio de los nominados de este año”, que podría tomarse como valor nominal o ser interpretado como una declaración frente a los fiascos de #OscarsSoWhite de los dos últimos dos años, cuando los actores blancos dominaron las categorías principales. Este año, más actores afro americanos fueron nominados y, aún mejor, muchos ganaron. Mahershala Ali de Luz de luna ganó en Mejor Actor de Reparto, mientras que Viola Davis de Fences triunfó en Mejor Actriz de Reparto y dio uno de los más conmovedores discursos, hablando sobre su deseo de contar las historias de los héroes anónimos. El director y guionista de Moonlight Barry Jenkins les habló a las personas que no se sienten representadas por Hollywood. “Todos ustedes que crean que su vida no está reflejada, la Academia los apoya, la ACLU los apoya”, dijo. “Durante los próximos cuatro años, no los dejaremos solos, no los olvidaremos”.

Uno de los momentos más conmovedores fue cuando el elenco de Talentos ocultos, que contaba la historia poco conocida de las mujeres afroamericanas que ayudaron en el programa espacial de la NASA, trajeron a la verdadera Katherine G. Johnson –interpretada por Taraji P. Henson en la película– quien dio las gracias frente a una ovación de pie.

A lo largo y ancho los buenos sentimientos abundaron a lo largo de la transmisión. Las bromas de Kimmel–como su supuesta “pelea” con Matt Damon, sus dulces cayendo en paracaídas sobre las celebridades y el traer un desfile de turistas (incluyendo a un memorable Gary de Chicago) a la primera fila de la ceremonia– fueron recibidas con entusiasmo. Aparte del premio final de la noche, no hubo ningún malestar con los ganadores, e incluso Casey Affleck recibió una ovación de pie cuando ganó el trofeo de Mejor Actor por Manchester frente al mar (aún si Denzel Washington, el dos veces receptor del Oscar al que Affleck venció, no parecía muy feliz de recibir un agradecimiento especial de Affleck). Pero incluso con toda su ligereza, el único verdadero problema es que se extendió demasiado.

Pero valió la pena quedarse despierto para ver el rostro de sorpresa de los verdaderos ganadores a Mejor Película. “Incluso en mis sueños esto no podía pasar”, dijo Jenkins, el director. “Pero a la mierda con los sueños, estoy cansado de ellos. Porque esto es la realidad. Oh, Dios mío”. Es la realidad, y es fantástica.

RELACIONADOS

Predicciones para los Oscar 2017: quién debería ganar, quién va a ganar
Vér
El color del oscar 2017
Vér
Las 20 mejores actuaciones musicales de los Oscar
Vér
Oscars 2017: La La Land dominó, pero Luz de luna se llevó el gran premio
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: