‘Pickpockets’, otra mirada al cine colombiano

La película dirigida por Peter Webber toma distancia frente a la tradición de los largometrajes hechos en Colombia

POR SANTIAGO ANDRADE | 12 Apr de 2018

<p>Emiliano Pernía, quien interpreta a Fresh, hace su debut como protagonista en <i>Pickpockets</i>.</p>

Emiliano Pernía, quien interpreta a Fresh, hace su debut como protagonista en Pickpockets.


Peter Webber es un director de cine conocido principalmente por La joven con el arete de perla (2003), protagonizada por Scarlett Johansson e inspirada en la novela del mismo nombre, que nació como un ejercicio de ficción sobre la mujer que aparece en la pintura La joven de la perla de Johannes Vermeer. La cinta terminó siendo nominada a tres Premios Óscar y la crítica alabó su fotografía. Y aunque impulsó la carrera del cineasta británico, él tenía otros planes para su primer largometraje.

“He intentado hacer esta película por 15 años”, le contó Webber a ROLLING STONE en el Festival Internacional de Cine de Cartagena (FICCI), donde estrenó su cinta más reciente, Pickpockets. “Al principio iba a ser mi ópera prima, antes de La joven con el arete de perla”. La historia original ocurría en Inglaterra y era un realismo social, pero la vida trajo a Webber a Colombia y sus planes cambiaron.

Vino en una visita cultural organizada por el Consejo Británico, luego hizo un documental en el Amazonas y empezó a viajar por el país. Durante una visita en Bogotá, “andando por ahí, especialmente en el centro, hace unos siete años, me enamoré de la ciudad como un lugar para grabar”, respondió cuando se le preguntó por qué decidió hacer Pickpockets en la capital. “Nunca había visto un sitio así. Con las montañas tan cerca de un lugar con tanta población, tienes el polvo, unos edificios hermosos. Para mí era muy cinematográfico”.

Pasaron los años. Webber quería estar más tiempo en el país y decidió hacer la película en Bogotá. Buscó un escritor de Colombia, lo apoyó otro argentino, tradujeron la historia y la adaptaron al contexto bogotano. Encontraron unos productores franceses, que consiguieron al actor español Carlos Bardem (hermano de Javier Bardem), y formaron un equipo colombiano.

La historia es sobre Fresh (Emiliano Pernía, hijo de la actriz Marcela Mar, en su primer papel como protagonista), Doggy (Dubán Prado) y Juana (Natalia Reyes), tres jóvenes contratados por Chucho, un español experto en cosquilleo que les enseña sus secretos para robar. Sin embargo, los tres ladrones terminan metidos en problemas en el bajo mundo bogotano, rodeados de apuestas y dinero sucio.

Para Webber, su trabajo como director es mostrarle a los actores jóvenes un camino entre la disciplina y la libertad.
Para Webber, su trabajo como director es mostrarle a los actores jóvenes un camino entre la disciplina y la libertad.


El casting no fue una tarea fácil para Webber, en especial por la juventud de los personajes. “Tienes que buscar personas que no solo trabajen individualmente en el papel, sino que cuando los juntes, funcionen como un ensamble”, explicó el cineasta. También habló mucho con los actores para que entendieran su rol y lograran un equilibrio. “Si todo es disciplina, la película se va a sentir muerta. Y si todo es libertad, será un caos. Mi trabajo como director es mostrar un camino entre estas dos cosas”.

“Para mí esta película es un maravilloso ejemplo de la globalización más positiva”, le dijo Bardem a ROLLING STONE en el FICCI. Cuando llegó a Bogotá para grabar Pickpockets, era la primera vez que pisaba la ciudad, aunque había estado en Buenaventura grabando con Carlos Moreno “una cosa para la televisión francesa”. Para él la cinta es muy “fresca” por la juventud del elenco y porque es “completamente de género, es un thriller”, algo que se ve muy poco en el cine colombiano.

Webber está de acuerdo en que es una película diferente a las que se suelen grabar en Colombia. “Me parece que todas las cintas que los extranjeros vienen a hacer acá son de Pablo Escobar”, dijo, y añadió que también se aparta de los trabajos de los cineastas nacionales. “Hay muy buenos largometrajes, tienen muy buenos directores, pero muchos se enfocan en hacer ‘películas de festival’ y no son necesariamente cosas que la gente va a ver en cine”. Pickpockets logra alejarse de ambas corrientes.

La película, que se estrena el 12 de abril, no es de realismo social. Webber la define como “una visión maquillada de Bogotá”, pero que no abandona la parte cultural de la ciudad. El grafiti y la música son fundamentales para entender la capital (“Me sorprendió mucho la fuerza de la cultura urbana bogotana”, dijo Bardem) y el director logró capturar su esencia, sin olvidarse de que también puede ser una historia universal en las grandes ciudades. Se metió al centro de la ciudad, lo entendió y logró hacer una cinta colombiana diferente a las que habitualmente espera el público.

RELACIONADOS

‘Pickpockets’, otra mirada al cine colombiano
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: