ROLLING STONE 50 años: Nirvana, por Vernon Reid

Homenaje a 50 artistas que cambiaron la historia

POR VERNON REID | 17 Feb de 2017

<p><b>Ilustración por Tim O’Brien</b></p>

Ilustración por Tim O’Brien


La primera vez que oí a Nirvana fue en una clásica experiencia de tienda de discos, esas que últimamente son cada vez menos comunes. Entré a Rocks in Your Head, en Nueva York, y le pregunté a la mujer que atendía, “¿Qué hay de nuevo?”. Me puso Smells Like Teen Spirit. Pensé, “Alguien se las arregló para combinar R.E.M. y Metallica”. Yo nunca había oído la palabra grunge, y no sabía que iba a ser un fenómeno. Lo único que sabía era que estaba oyendo algo muy profundo: una gran obra musical.

La canción que más me gustó de Nevermind fue Lithium. Kurt Cobain aprovechó una parte de la cultura a la que nadie le había dado voz: la ambivalencia apasionada. “Soy horrible, pero no importa/Porque tú también”. Captó la idea de tener sentimientos muy fuertes sobre el hecho de no tener sentimientos.

Cobain cambió el rumbo que tenía la música. Hay algunas personas sobre las que gira el eje de la historia de la música. Hendrix fue un punto de inflexión, al igual que Prince y Cobain.

El líder de Nirvana fue un guitarrista impresionante. Se lo dije a un admirador de Joe Satriani, y se puso furioso; le parecía que Cobain no tenía suficiente talento. No se puede decir que Cobain fue un gran compositor pero no un gran guitarrista, porque sin la guitarra no habría podido componer las canciones que compuso. No se puede pasar por alto su forma de tocar la guitarra con sonido de pedal Big Muff. Era fundamental para la música, y sus afinaciones alteradas ejercieron una influencia increíble.

Y así como la tendencia de hacerse piercings se volvió increíblemente popular luego del primer Lollapalooza, creo que las guitarras alteradas y desentonadas fueron mucho más notables en la música que se hizo después de Nirvana.

Cuando pienso en Nirvana, pienso en los Bad Brains y los Sex Pistols. Todos esos grupos parecen revolucionarios, inquietos, innovadores y ruidosos, pero las canciones son increíblemente melódicas. Todos compusieron temas geniales centrados en la emoción, la soledad y los sentimientos humanos. Las mismas temáticas sobre las que escribieron Burt Bacharach y Hal David.

Nunca me voy a olvidar del momento en el que me enteré de que se había suicidado. El nivel de éxito que tuvo Nirvana es traumatizante. La gente se gana la lotería y, después de gastarse toda la plata, se da la vuelta y dice, “¿Sabes algo? Esto es lo peor que nos pudo haber pasado a mí y a mi familia”. Y todos los que no están en esa situación no lo entienden. Ojalá estuviera Kurt Cobain para que hubiera seguido haciendo música y se enfrentara al gobierno de turno. ¿Se imaginan la canción que hubiera escrito sobre los reality shows?

A Cobain le pasó algo más que, para mí, fue una lástima: como Nirvana se hizo conocido, tuvo que vérselas con la idea de que se había vendido, y tuvo que establecer ese sentido de pureza. Es peligroso: piense por ejemplo en la idea de la pureza artística o de la pureza racial. Pero, para mí, Cobain sí era perfecto en un sentido: era perfectamente imperfecto.

RELACIONADOS

ROLLING STONE 50 años: AC/DC según Rick Rubin
Vér
ROLLING STONE 50 años: The Ramones según Lenny Kave
Vér
ROLLING STONE 50 años: Bob Dylan, por Robbie Roberston
Vér
ROLLING STONE 50 años: Nirvana, por Vernon Reid
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: