U2: 15 grandes canciones

La guía definitiva para recorrer 35 años de una música que cambió el mundo

POR ROLLING STONE | 20 Apr de 2017

<p><b>Foto: J/W/Camera Press/Redux</b></p>

Foto: J/W/Camera Press/Redux


1. One Achtung Baby,

1991

En un catálogo dedicado a explorar el amor romántico, la fe espiritual y la justicia social, ninguna canción de U2 recoge estos temas tan potentemente como esta gran balada. “Se trata de la unión, pero no de la antigua manera hippie de ‘vivamos todos juntos’”, dijo Bono. “Es, de hecho, lo contrario. Es decir: ‘Somos uno, pero no somos lo mismo’…y para sobrevivir en este mundo tenemos que llevarnos bien”. Las letras, que reflejan las tensiones al interior de la banda en aquel momento, “cayeron del cielo, como un regalo”, recordó Bono. “One, por supuesto, se trata de la banda”. La música, nacida de un par de riffs de The Edge, fue meticulosamente esculpida por los productores Brian Eno y Daniel Lanois, quienes le agregaron una cierta tensión a su suave belleza. El resultado es un balance inmaculado entre lo íntimo y lo hímnico. El ritmo sencillo y los tonos de arcoíris de Edge dibujan un mapa para el trayecto de Bono desde la casi susurrada apertura (“Is it getting better?”), pasando por el interludio en donde declama el “amor” en un grito ronco, hasta el falsete del final, lleno de dolor y esperanza feroz. One refleja varias rupturas geopolíticas fue grabada en Alemania, mientras terminaba la Guerra Fría, y se mezcló en Irlanda—. Bono recordaría después “viajar alrededor de Europa cuando había cosas pasando en Bosnia, a veces a 300 millas de donde estábamos tocando”. Lanzado como un sencillo en beneficio de la investigación del sida, la canción tocó a familias afectadas por esta enfermedad y a todos los amantes en conflicto. Cantantes como Johnny Cash o Mary J. Blige la han interpretado, Michael Stipe la cantó memorablemente en un evento de MTV celebrando la posesión de Bill Clinton, y Axl Rose la llamó “una de las más grandes canciones que se haya escrito”, agregando que, al escucharla por primera vez, “simplemente rompí en llanto”.

2. I Still Haven’t Found What I’m Looking For

The Joshua Tree, 1987

“La música que realmente me emociona es la que corre hacia Dios o la que huye de Él”, le dijo Bono a Rolling Stone. El segundo Número Uno de U2 se regocija en la ambivalencia: Bono la ha definido como “un himno sobre la duda más que sobre la fe”. La canción fue típica de las arduas sesiones que hicieron parte de la creación de The Joshua Tree: comenzó, al igual que la mayoría de las canciones de U2, con una improvisación. “Me sonaba un poco como Eye of the Tiger tocada por una banda de reggae” recordó Edge. La letra estaba llena de alusiones religiosas, imágenes clásicas impregnadas de la tradición de la música góspel americana que la banda llenó de un nuevo significado y propósito. “Estaba rebuscando un concepto de lo tradicional para luego intentar distorsionarlo un poco”, le dijo Bono a la revista en 1987. “Esa es la idea de I Still Haven’t Found What I’m Looking For”.

3. Beautiful Day

All That You Can’t Leave Behind, 2000

Después de dedicarse en los 90 a crear música que no sonara como los álbumes de himnos que les había permitido llegar a una audiencia masiva en los 80, la banda decidió empezar los 2000 volviendo a lo básico. “Hubo un gran debate sobre el sonido de la guitarra en Beautiful Day”, comentó The Edge. “Ese era realmente el sonido de U2, el sonido que habíamos hecho nuestro y que habíamos abandonado”. Bono escribió unas letras sobre la importancia de enfrentar los momentos dolorosos, inspiradas por el predicador australiano John Smith. “Él me habló sobre cómo la depresión era un extremo nervioso”, dijo Bono, “El dolor es evidencia de vida”. Beautiful Day explotó en los listados de la radio hacia el final del año 2000; recibió un Grammy como Canción del Año y ayudó a que All That You Can’t Leave Behind ganara como Álbum del Año.

4. Sunday Bloody Sunday

War, 1983

“Ha habido mucha especulación sobre esta canción”, le dice Bono al público en la versión de Sunday Bloody Sunday que aparece en Live: Under a Blood Red Sky. Fue inspirada por la masacre de 1972 en la que soldados ingleses mataron a 14 protestantes desarmados en Derry, un pueblo al norte de Irlanda. “Todo lo que podemos decir es que estamos intentando confrontar el tema en vez de esconderlo bajo el tapete”, dijo The Edge. Pero U2 la estableció como una declaración imponente del pacifismo cristiano militante, con el ritmo marcial de Larry Mullen Jr., el violín de Steve Wickham —un desconocido que The Edge había encontrado en una estación de bus en Dublín— y Bono hondeando una bandera blanca en el escenario. Bono dijo en ese entonces: “No estoy interesado en la política de personas peleando con palos y piedras, sino en una política de amor”.

5. Bad

The Unforgettable Fire, 1984

‘Bad’ es una canción poderosa basada en un tema doloroso. Bono la escribió para abordar el desenfrenado abuso de la heroína que estaba devastando Dublín, afectada por la recesión a comienzos de los 80, basando la letra en las experiencias de gente que conocía. “Siempre he tenido un verdadero respeto por las personas responsables”, dijo Bono hablando de la canción. “Pero también tengo un gran respeto por las que son irresponsables. Hay un lado de mí que quiere huir”. Bad saltó a la fama como un himno en vivo: por décadas, la radio prefirió la versión en vivo del EP Wide Awake in America, en lugar de la versión de estudio, y la triunfante versión de 12 minutos que U2 tocó en el Live Aid en 1985, fue uno de los momentos más memorables del festival. Adam Clayton recordó: “Es solo después de seis meses de tocarla en vivo y de hablar con diferentes personas que realmente llegas a las verdades ocultas de la canción”.

6. Where the Streets Have No Name

The Joshua Tree, 1987

Abriendo con casi dos minutos de la resplandeciente guitarra de The Edge, la primera canción en The Joshua Tree es una emocionante evocación a la libertad en su más amplio sentido. El tema se le ocurrió al guitarrista en el estudio que tenía en su casa, y se terminó después de un proceso que resultó ser muy complicado; Brian Eno dijo que la mitad del tiempo de grabación del disco fue dedicada a esta canción. Bono dijo: “Contiene una idea muy poderosa. Puedes llegar a llamarlo ‘alma’ o ‘imaginación’, el lugar donde alcanzas a ver a Dios, tu potencial, lo que sea”. Para su video, un homenaje a la última presentación de los Beatles, la banda tocó en el techo de una tienda de licores en Los Ángeles, parando el tráfico durante horas. “Ha sido plagiada cientos de veces”, afirma el director Meiert Avis, “pero la emoción viene de la rebeldía; el sabor de la libertad ilumina a los fans y a la banda”.

7. With or Without You

The Joshua Tree, 1987

Con su sonido austero y un video discreto, With or Without You corta con la superficialidad y mañas del rock de los 80, dándole a U2 su primer Número Uno en los Estados Unidos y convirtiendo a la banda en estrellas de pop a la fuerza. Las letras fueron inspiradas por héroes del movimiento americano de los Derechos Civiles y el “nuevo periodismo” de los 60; sin embargo, With or Without You se arraiga en un simple ritmo de bajo y una guitarra etérea que enmarca la voz y los deseos de Bono. Aún hoy sigue siendo una de las canciones más universales de U2, una meditación sobre la ambivalencia de una historia de amor. Bono ha dicho que la canción habla “sobre cómo me siento a veces en U2: expuesto. Sé que el grupo piensa que estoy expuesto y que me entrego. Creo que si de algún modo afecto a U2, es siendo demasiado abierto”.

8. Moment of Surrender

No Line on the Horizon, 2009

El sobresaliente tema del álbum de U2 de 2009, No Line in The Horizon, y la canción con la que finalizaba casi todos los conciertos de la odisea de estadios que fue U2 360° durante dos años, es una meditación de siete minutos y medio sobre la adicción (el término “momento de rendición” es en la jerga de Alcohólicos Anónimos el instante en el que el sujeto admite su impotencia). “El personaje de la canción es un adicto, así que es de ahí que lo conseguí”. Dijo Bono a Rolling Stone en 2009. “Conozco a muchas personas que han tenido que lidiar con sus demonios de maneras valerosas. Tal vez hay una parte de mí que piensa: ‘Wow, estoy a un paso de eso’”. La melodía del coro es obra del productor Daniel Lanois, quien luchó en el pasado contra sus propios problemas de adicción. El resto de la canción nació mientras la banda improvisaba la versión que terminaría en el álbum tras una sola toma. “Ese espíritu sopla de vez en cuando”, le dijo Bono a Rolling Stone cuando U2 preparaba el lanzamiento de No Line in The Horizon. “Es un sentimiento bastante extraño. Es esperar a que Dios entre en la habitación, y resulta que no se puede confiar mucho en Él”.

9. I Will Follow

Boy, 1980

“Viene de un lugar muy oscuro” dijo bono acerca de la canción de apertura y momento cumbredel debut de U2, resaltando que fue inspirada por una “ira verdadera y un enorme sentido de deseo”. Escrita sobre el amor entre un hijo y su mamá (la de Bono murió cuando aún era adolescente), le dio una importancia heráldica al postpunk que empezaba a pisar fuerte en el Reino Unido. “Recuerdo agarrar la guitarra de Edge y tocar el acorde de dos cuerdas…para mostrarle a los otros la agresión que quería”, cuenta Bono. “La percusión en el interludio era una bicicleta rodando, con las ruedas al revés y tocada con un tenedor de cocina”. I Will Follow rápidamente se convirtió en su carta ganadora durante los conciertos; The Edge recuerda una presentación en Boston en donde la tocaron tres veces, para abrir y cerrar la actuación y aún durante el encore frente a un público eufórico. “Dejamos el escenario sintiéndonos increíble”.

10. Even Better Than the Real Thing

Achtung Baby, 1991

Concebida originalmente en la misma sesión de Desire de 1988 —y basada en un riff que Edge denominó “tan cerca como pudimos o como quisiéramos estar de los Rolling Stones”—, la canción, al principio llamada The Real Thing, fue transformada durante las sesiones de Achtung Baby. Empezando con el sonido de una sirena en el intro, la canción toma una energía punzante e imprecisa, conducida por el pedal de efectos de Edge. Bono dijo que sus letras eran “un reflejo de los tiempos que vivimos, en los que la gente ya no busca la verdad. Todos buscamos una satisfacción inmediata”.

11. New Year’s Day

War, 1983

‘New year’s day’ fue un éxito de U2, con un video en el que montaban caballos en la nieve (The Edge admitiría que eran en realidad cuatro mujeres con bufandas en la cara las que montaban los caballos). La sorprendente inspiración musical: Clayton descifrando el éxito del sencillo de la ola de new romantic, Fade to Gray de Visage. Sin embargo, New Year’s Day era un saludo a Lech Walesa, líder polaco, encarcelado en diciembre de 1981 (en 1990, Walesa se convertiría en el primer presidente de Polonia elegido democráticamente). “Al mismo tiempo es una canción de amor”, dijo Bono, “el amor es siempre más fuerte cuando enfrenta una batalla”.

12. Pride (In the Name of Love)

The Unforgettable Fire, 1984

Este himno de resistencia y amor fue inspirado por una biografía de Martin Luther King Jr. (Let The Trumpet Sound), regalada a Bono por el escritor de Rolling Stone Jim Henke. La agobiante melodía y los acordes surgieron en una prueba de sonido; Bono describió las letras como un “simple boceto”, pero tomó forma en las primeras grabaciones con Brian Eno y Daniel Lanois, con la adición de la emotiva voz de Chrissie Hyne en los coros. Antes de un concierto en Arizona al final de los 80, Bono recibió una amenaza de muerte para que no la interpretaran. De todos modos la cantó.

13. Every Breaking Wave

Songs of Innocence, 2014

Inicialmente prevista para Songs of Ascent (una continuación inconclusa de No Line on The Horizon), esta canción fue tocada en vivo durante la gira de 2010. Cuatro años más tarde, con un arreglo radicalmente diferente y simplificado, que fue en gran parte el resultado del trabajo del productor Ryan Tedder, la canción apareció en Songs of Innocence. Tedder le agregó una nueva melodía al coro y convirtió el antiguo en un interludio, transformándola en una canción magnífica que se sentía ansiosa y victoriosa. “Es acerca de lo difícil que es entregarse completamente a otra persona”, dijo Bono. “Y los dos personajes en la canción son adictos a un cierto tipo de caída y de renacimiento”.

14. Please

Pop, 1997

Más de 10 años después de Sunday Bloody Sunday, U2 lanzó su segundo sencillo para abordar el conflicto en el norte de Irlanda (la batería de Mullen en el interludio parece evocar el éxito de 1983). El productor Howie B, a quien Mullen llamó “el gurú disco” de U2, había llevado a la banda a clubes de disco para abrirle paso a sus experimentos en la electrónica. Para Please, Howie B les mostró un ritmo basado en un loop de un redoble de Mullen durante las sesiones de If God Will Send His Angels, otra canción de Pop. Bono construyó una melodía y la canción tomó forma rápidamente. “Una vez la banda lo entendió, ¡pum!”, dijo Howie B. Bono definió la canción como “una plegaría desquiciada”.

15. Mysterious Ways

Achtung Baby, 1991

En 1991, habría sido difícil imaginar a U2 haciendo música para bailar, pero Mysterious Ways demostró que era más que posible. Brian Eno, que había jugado un papel importante en su transformación, la describió apropiadamente como de “base profunda y espíritu ligero”. La canción se construyó a partir de la parte del bajo de Clayton, que había sido tomada de una canción inédita llamada Sick Puppy, mientras que los ritmos en la versión final, complementados por la conga del coproductor Daniel Lanois, le dieron a la canción una sensación de vaivén. Las letras de Bono —una oda al poder del encanto femenino— son tan alegres como Bono puede llegar a ser.

RELACIONADOS

U2 indica que habrá un nuevo álbum y shows de aniversario de Joshua Tree en un video navideño
Vér
Los planes de The Edge
Vér
Cómo regresó U2 a ‘The Joshua Tree’
Vér
U2 se reúne con el productor de War para su próximo disco
Vér

Deja tu opinión sobre el articulo: