Chvrches

3.50

El synth-pop del trío escocés se hace aún más grande en su tercer álbum

por MAURA JOHNSTON | 25 Jul de 2018


Desde su formación en 2011 el trío escocés Chvrches ha tratado de ensanchar el synth-pop para la era de los festivales, subiéndole a las atmósferas frías y amontonando las florituras taciturnas, para que cualquier canción con tintes de himno parezca confeccionada con el propósito de inspirar selfies con lágrimas. Para el tercer álbum de la banda, el productor Greg Kurstin (Adele, Sia) cohesiona un maximalismo incluso más profundo que también impacta las canciones en las que él no trabaja. Deliverance es punzante pero evocadora, y la voz de Lauren Mayberry traza un panorama donde denuncia la hipocresía de la religión. El único paso en falso es Miracle, un intento de hacer algo similar a los Imagine Dragons. Pero cuando la banda se apega a sus armas góticas revitaliza el new wave clásico con canciones como el homenaje a los Pet Shop Boys, God’s Plan, y la misteriosa Really Gone.


Deja tu opinión sobre el artículo: