Cómo ser un latin lover

3.00

Hay tres claves para conquistar a una chica. Eugenio Derbez en Cómo ser un Latin Lover las enuncia a través de Máximo, el gigoló otoñal que protagoniza esta película. A su vez, Derbez como productor las aplica y seduce a la taquilla internacional.

por RODRIGO TORRIJOS | 23 Jun de 2017

Ken Marino / Eugenio Derbez, Salma Hayek, Rob Lowe


Lecciones para conquistar ancianas Cómo ser un latin lover

La primera de las tres reglas es establecer contacto visual; la segunda caminar hacia el objetivo, “meneando lo tuyo”; y la tercera nos abstendremos de divulgarla, pero quienes vean Cómo ser un latin lover entenderán la lección. Derbez es un comediante mexicano reconocido en el mercado hispano por exitosos programas televisivos de sketches cómicos que rondaban en la mayoría de casos el humor más absurdo, hilaridad que, contraria a los supuestos, reconoce la inteligencia del espectador al hacerlo reír de tonterías. No se limita a “contar” chistes, sino que juega todo el tiempo con lo ilógico de la existencia, incluso de la cursilería y el melodrama que podrían empañar esta payasada. Allá cada uno si decide tomarlo en serio.

El contacto visual con que conquista Derbez parte de mirarse al espejo sin piedad. Cómo ser un latin lover reconoce el cliché del macho latinoamericano y desmonta ese caparazón broma tras broma para aprovechar la sensibilidad que en la región generan los temas de la familia. Como ciertas realidades nuestras, es gracioso que simplemente esto exista. El contacto visual también pasa por el uso de la comedia física, de bromas recurrentes que pueden matar a una sala de risa. Los que se sumerjan con Derbez para atravesar la piscina y empapar a la audiencia de carcajadas estarán listos para la segunda lección: “Menea lo tuyo”.

El comediante toma el cliché y lo expande, lo convierte en una evidencia de la “quijotada”, pone a este sujeto de otros tiempos en un mundo moderno, donde su hermana Sara (Salma Hayek) y su sobrino Hugo (Raphael Alejandro) se encargarán de recordarle que la forma de relacionarse entre los seres humanos ha cambiado en los últimos 25 años. Cómo ser un latin lover cuenta la historia de Max, un macho bendecido que por primera vez tiene que vérselas con la vida y recurre a su única familia como refugio.

La cinta da continuidad al éxito obtenido en el 2013 por Derbez con No se aceptan devoluciones, que con un presupuesto de 5 millones logró alcanzar más de 100 millones de dólares en taquilla, convirtiéndose en un fenómeno económico internacional. Pronto llegará también Dos son familia, una adaptación francesa protagonizada por el francoafricano Omar Sy.


Deja tu opinión sobre el articulo: