El día de la cabra

2.00

Se habla creole

por RODRIGO TORRIJOS | 10 Nov de 2017

Samir Oliveros / Jean Bush, Kiara Howard, Ambrosio Huffington


El día de la cabra no solo habla creole, el lenguaje nativo de Providencia, también deja fluir su buena onda. La ópera prima de Samir Oliveros transcurre en esa isla de la que poco sabemos y que tanto nos maravilla. Una pareja de primos adolescentes atropellan accidentalmente una cabra y tienen que encontrar la forma de reparar la camioneta del padre de uno de ellos. Del apuro salen sin mucha prisa, aprovechan para darnos un recorrido por diferentes parajes de la isla, donde descubrimos los barrios menos turísticos del archipiélago, la iglesia bautista, su música, costumbres y comida.

Elkin Robinson, el destacado músico de la isla, incluye su vibración positiva en la banda sonora. También pone su sonrisa en la pantalla, hace su aparición tocando la flauta dentro de un manglar donde interpreta una canción con un grupo de rastafaris. El agua les da por la cintura. La usan como elemento de percusión golpeando las olas, dentro de frascos de agua como una marimba y aprovechando el sonido natural de la corriente.

La calidad técnica no decae, la propuesta es consecuente pero puede resultar demasiado complaciente. ¿Hacen falta drama, dolor, intensidad? Para nada, esta es una cinta que se puede disfrutar en familia. No cae en situaciones de humor grotescas y se permite momentos bellos como la escena de Cornelious (el chico) tocando armónica en un estadio vacío, donde escucha los aplausos de su gente. Una buena imagen para pensar en su director Samir Oliveros, quien debe sentirse orgulloso y contento por tener esta historia sencilla y de buena onda como su primera película. En El día de la cabra brilla su sencillez. Al fin al cabo, ¿quién quiere sufrir en una isla paradisíaca?


Deja tu opinión sobre el articulo: