El ritual

2.50

Un grupo de hombres pone a prueba su amistad y se enfrenta a la ira animal de la naturaleza en una cinta con algunos momentos genuinamente aterradores

por ANDRÉ DIDYME-DÔME | 12 Jul de 2018

Cortesía de Cine Color


Piense en Amarga pesadilla (una escalofriante deconstrucción del male-bonding), El hombre de mimbre (una aterradora historia de un culto campirano), El descenso (una excursión que pone a prueba los lazos de un grupo de amigas en una situación extrema) y El proyecto de la bruja Blair (acerca de los misterios que se esconden en la profundidad de los bosques) y te podrás imaginar qué es El ritual, la última película de David Bruckner, uno de los directores asociados a la perturbadora V/H/S.

Basada en la novela de Adam Nevill publicada en 2011, El ritual cuenta la historia de cuatro hombres maduros y llenos de testosterona que se embarcan en una excursión por los bosques de Suecia, para rendirle un homenaje a su amigo Rob, quien murió trágicamente en un asalto a una licorería ante la impotencia de Luke (Rafe Spall), quien no tuvo la valentía para intervenir y salvar la vida de su compañero de andanzas. Los otros tres son el aparentemente rudo y despreocupado Hutch (interpretado por Robert James-Collier de la serie Downton Abbey), el introvertido y creyente de lo sobrenatural Phil (Arsher Ali) y el molesto y rígido Dom (Sam Troughton).

Parece que son muy malos para tomar decisiones, porque terminan tomando todos los senderos equivocados y buscando refugio en los lugares más tenebrosos. También parece que no han visto ninguna película de terror en muchos años, ya que no logran advertir las señales que aparecen en el bosque. Sin embargo, pese a la actitud estereotipada y predecible de los protagonistas, El ritual ofrece una atmósfera que logra inquietar y unos momentos genuinamente aterradores, que no se pueden revelar por aquello de los spoilers.

El ritual es una película en la que un grupo de hombres advierte que también tienen sentimientos, que pueden sentir un miedo intenso y en la que uno de ellos busca redimirse de su cobardía, enfrentándose a la ira animal de la naturaleza. No es una obra maestra del horror, pero logra generar empatía por los protagonistas y acelerar el pulso en los momentos precisos, algo que no es fácil de lograr.


Deja tu opinión sobre el artículo: