Chronic

3.00

El ultimo paciente

por RODRIGO TORRIJOS | 09 Jun de 2016

Tim Roth: Sostiene el peso del drama en Chronic


David es especialista en recorrer trayectos sin regreso. Sostiene la mano, espera y alivia el peso que amenaza con superar la paciencia de las familias de los enfermos terminales para quienes trabaja. Sabe cargarlos, moverlos, limpiarlos y sobre todo escuchar en ellos algo más que lamentos. Pero está lejos de ser un buen samaritano, en el sentido estricto y babosamente cinematográfico de la palabra; David es alguien que también busca ajustar sus propias cargas. Toma algo de cada paciente para continuar y construir una vida con ficciones, dolores y muertos ajenos.

Tim Roth interpreta a David, y con sobria maestría logra poner dentro de sí las paradojas que sostienen este personaje enigmático, complejo, que a lo largo del metraje se revela también desesperadamente humano. Incluso resulta emocionante verlo caminar, dando la espalda al espectador mientras encuentra la fuerza para acercarse de nuevo a su hija en un prolongado seguimiento a través de los corredores de la universidad en los que ella estudia medicina. La complicidad entre el personaje y la puesta en escena del debutante Michel Franco es un juego privilegiado al que somos invitados como voyeurs, castigados con la presencia demoledora de la cotidianidad y del hecho de reconocerse enfermo, físicamente inutilizado pero liberado del ego y la dignidad ante la presencia de la muerte.

El director mexicano Michel Franco pasa de una cámara estática, de dirigir la mirada a través de las viñetas creadas por las puertas, las ventanas y los reflejos a liberar el movimiento, y logra llevar al espacio físico las paradojas internas de sus personajes. Con una edición precisa y sensible establece una relación entre el exterior y el interior. La yuxtaposición de elementos e ideas y un guion que narra visualmente el conflicto interno son las claves para lograr una de las cintas más interesantes que llegan a nuestras pantallas en el primer semestre del 2016.


Deja tu opinión sobre el articulo: