Eminem

2.50

En Kamikaze, su segundo álbum en menos de un año, Em intenta llamar la atención y abrirse paso entre las críticas, pero no tiene buenos argumentos

por STEPHEN KEARSE | 05 Sep de 2018

Eminem lanzó Kamikaze y critica a varios raperos de la actualidad, pero sus canciones carecen de contexto e investigación. Craig McDean


Se cayó, se recuperó y revivió. Ahora regresó, como de costumbre. Kamikaze, su segundo álbum en menos de un año, es la última y más decepcionante obra de Eminem: una cascada de rabia complicada y sin vida contra los raperos que lo critican.

Sus rimas aleatorias y sin sentido duran 46 minutos. Aunque tienen más gracia y fuerza que los gritos de Revival, su último LP de 2017, no son más agradables. Sus palabras son complicadas y superficiales y, a pesar de mostrarse como un tipo talentoso y abandonado, todo parece muy forzado (su intensidad, sus punchlines y sus juicios contra el hip-hop).

Eminem no tiene una idea o percepción clara sobre la actualidad del rap, y tampoco presenta argumentos valiosos sobre su posición en el género. Probablemente ni siquiera tenga una cuenta de Spotify. Rapea por el puro deseo de escucharse a sí mismo. En Stepping Stone deja de lado el ego trip y se disculpa con D12, su antiguo grupo de Detroit, por fallar como líder. Su voz tiembla cuando admite que manejó mal la situación después de la muerte de MC Proof. Ese delicado tema le da un poco de introspección y contexto a lo que está escribiendo, algo que las demás canciones no tienen.

Pero incluso eso dura poco. En el tercer verso de la canción, Em vuelve a rapear con rapidez sobre su legado y es lo suficientemente vanidoso como para insinuar que el público le dio la espalda porque él se había ido de D12. Básicamente, la duración y la actuación de los invitados de Kamikaze son mejores que Revival, pero su intento por llamar la atención no tiene ninguna relación con el mundo del rap que contemplamos hoy. El hip hop es muy próspero en 2018: Kendrick Lamar ganó un Pulitzer, Pusha-T incursionó en el periodismo de investigación, Quelle Chris y Jean Grae lanzaron un álbum lleno de sátira y Cardi B rapeó con honestidad y fundamento sobre su autoestima. Y la lista continúa… igual que Eminem.


Deja tu opinión sobre el artículo: