Judas Priest

4.00

¡Este Judas nunca nos traiciona!

por JUAN PABLO BENÍTEZ | 04 Apr de 2018

Mark Weiss / Foto tomada de sus redes


Muchos dicen que los únicos que no cambian con el tiempo son los idiotas. Pero, ¿para qué cambiar una afirmación que siempre ha sido contundente? Qué gran momento para que una banda, que fácilmente podría vivir de sus clásicos y de la nostalgia, muestre los dientes de nuevo como un perro rabioso fiel a sí mismo –en una época en la que se afirma que el rock está muerto, las fábricas de guitarras están quebrando y la música ya no se hace con instrumentos de verdad– con un álbum memorable [debutó en el Número Cinco de Billboard 200], que incluye headbangers llenas de ladridos y riffs furiosos como Lightning Strike o Necromancer, e introducciones atemporales y sublimes como la de Rising from Ruins. A este trabajo no le hace falta nada; es una producción clásica enfocada a nuestra época, en donde las guitarras del gran Tipton y compañía son más que una lección para que los niños sepan para qué sirven los instrumentos y por qué deben seguir existiendo.


Deja tu opinión sobre el artículo: