La Decisión del Rey

3.50

El inicio de la Segunda Guerra Mundial ahora es mostrado desde la perspectiva noruega, gracias a una emocionante lección de historia

por ANDRÉ DIDYME-DÔME | 18 May de 2018

Erik Poppe / Jesper Christensen, Anders Baasmo Christiansen, Arthur Hakalahti, Karl Markovics

Cortesía de Cine Colombia


La Decisión del Rey puede asumirse como la versión noruega de The Darkest Hour. La cinta del director Erik Poppe (A Thousand Times Goodnight) nos cuenta de una manera efectiva y con mucha maestría, una lección de historia poco conocida: En 1940, El rey de Noruega Hakkon VII, viudo y de 65 años de edad, debe enfrentarse a una difícil decisión, la cual consiste en cederle su país a Hitler y a los Nazis o negarse para convertirse en el pequeño enemigo de un poderoso ejército que busca conquistar toda Europa.

En clave de drama histórico y con pocas escenas de batalla (aunque muy bien logradas), La Decisión del Rey cuenta con la estupenda actuación de Jesper Christensen, quien logra encontrar la humanidad y el heroísmo a su personaje. Lo apoya un también estupendo Anders Baasmo Christiansen como el Príncipe Olav, a quien su ímpetu y dominio de las emociones lo lleva a enfrentarse con su padre. La contraparte asumida por el actor Karl Markovics, quien encarna al embajador alemán Curt Bräuer, también logra encontrar sus motivaciones enfrentadas entre el deseo de negociar con el gobierno noruego y su fidelidad con el Tercer Reich, situación que va en detrimento de la relación con su esposa. También vale la pena destacar al joven actor Karl Markovics, quien interpreta al joven soldado raso Seeberg, quien le da a la cinta ese aire heroico e idealista que nos recuerda a Dunkirk, la cinta de Christopher Nolan.

Aunque La Decisión del Rey no llega a asumir riesgos formales, la cinta presenta una factura impecable. La exquisita fotografía de John Christian Rosenlund, la detallada dirección de arte de Peter Bavman, la edición precisa de Einar Egeland y la música cargada de emoción de Johan Söderqvist, hacen de esta cinta una impresionante muestra del resurgimiento del cine noruego.


Deja tu opinión sobre el artículo: