Liga de la Justicia

2.50

La respuesta del universo DC a Los Vengadores remplaza la oscuridad por una cinta plagada de ligereza y pierde algo en el proceso

por PETER TRAVERS | 15 Nov de 2017

Zack Snyder / Ben Affleck Gal Gadot Henry Cavill Jason Momoa Ezra Miller Ray Fisher Ciarán Hinds


El equipo heroico se aligera, para bien o mal

Para la legión de fanáticos que odió Batman v Superman: Dawn of Justice de Zack Snyder, La liga de la justicia será el correctivo que estaban esperando. Por supuesto, BvS recibió una mala reputación por mantenerse fiel a los instintos oscuros del universo DC Comics, pero Snyder carecía de la capacidad artística que Christopher Nolan aportó a la trilogía de Dark Knight.

En lugar de la penumbra freudiana y la perdición del enmascarado, (Ben Affleck) y el Hombre de Acero (Henry Cavill) dejan de odiarse para intoxicarse con capsulas de felicidad haciendo casi fracasar el encuentro entre los dos grandes de DC. Nadie canta “el sol saldrá mañana” en esta película. Pero la actitud es tan brillante y optimista que podrías confundirte con un paseo en el parque de diversiones. El verdadero dolor ha sido desterrado. Incluso la muerte de Superman se maneja en una forma prudente, para evitar pesadillas a los niños. Cuando se trata de películas de comics, los spoilers pueden hacer que se mate a un crítico. Así que no afirmaremos lo obvio cuando se trata de preguntas sobre el destino del Hombre de Acero. Pero podemos decir que Affleck se libera cuando no tiene el peso psicológico del mundo sobre sus hombreras. ¿Por qué dejarse afectar por la culpa sobre la muerte de Superman cuando Steppenwolf - un villano de ocho pies de alto generado por computadora (que parece Terminator con dientes chuecos) - necesita ser golpeado antes de que logre pulverizar el planeta?, la trama gira alrededor de tres cajas de energía o algo así

Antes de eso, Batman / Bruce Wayne deben armar un equipo para enfrentar probabilidades imposibles. ¿Cómo llamarse a sí mismos? Los Vengadores ya no es un nombre disponible. Batman crea la Liga de la Justicia, un grupo de “metahumanos” que enfrentará al lobo estepario y se desquitará por lo que le hicieron al amado hombre “S”. El mundo está de luto por Superman, Clark Kent es extrañado por su madre humana (Diane Lane) y su novia Lois Lane (Amy Adams). Afortunadamente, el hombre murciélago enloquece un poco y ensambla su propia versión de uno-para-todos. Mucho más divertido, incluso si él no recibe apoyo de Wonder Woman / Diana Prince - sí, Gal Gadot está de vuelta y, como siempre, vale la pena. Inicialmente, la guerrera amazónica no quiere participar en este equipo. Pero, vamos, cualquier reunión de súper amigos sería aburrida sin ella.

Entonces una nueva fuerza despierta. Ezra Miller es o Flash / Barry Allen, un chico con hipervelocidad pero incapaz de obtener justicia para su padre encarcelado (Billy Crudup). Ray Fisher encuentra el corazón en un trozo de metal como Cyborg / Victor Stone, un ex mariscal de campo de la universidad que un extraño accidente se ha convertido en una máquina mitad hombre / mitad capaz de conectarse a cualquier cosa. Lo mejor de todo es Jason Momoa como Aquaman / Arthur Curry, el heredero mitad humano del trono submarino de la Atlántida, que puede separar océanos y hacer cosas mágicas con su tridente, al que Batman llama sarcásticamente un tenedor. En uno de los momentos más cautivadores de la película, Aquaman se sienta, equivocadamente, en el lazo de verdad de Wonder Woman y comienza a hablar de sus sentimientos, diciendo a WW que ella es “hermosa”.

Las disputas y los vínculos de los miembros de la Liga, hacen que la película tenga más sentido del humor y sentimientos genuinos, creando interés en la audiencia. Sin eso, la película se derrumbaría. Admitámoslo, Steppenwolf es un bostezo CGI, las secuencias de acción son a menudo un desenfoque digital, la banda sonora cambia a ruidos cuando la inspiración disminuye y mantenerla ligera se convierte en el primer paso para mantenerse en la superficie. Justice League es un crowdpleaser decente, preferible en todos los sentidos al cinismo de Suicide Squad. Pero a veces las sombras deben caer para mostrarnos de qué tenemos miedo. Al final, este equipo de estrellas tiene demasiado miedo a la oscuridad para hacerse un lugar entre nuestros sueños.


Deja tu opinión sobre el artículo: