Locamente millonarios

3.00

La película dirigida por Jon M. Chu es un choque cultural gracioso que marcó la historia en Hollywood

por PETER TRAVERS | 15 Sep de 2018

Jon M. Chu / Constance Wu, Henry Golding, Ken Yeong, Michelle Yeoh

Constance Wu conoce a la familia de su novio en Singapur en Locamente millonarios.


Aunque Locamente millonarios solo parezca una comedia romántica sobre asiáticos millonarios, marcó la historia: es la primera película de Hollywood en 25 años en tener un reparto exclusivamente asiático (la última en tenerlo fue The Joy Luck Club en 1993). Kevin Kwan escribió este bestseller de 2013 “para presentar el Asia contemporáneo a un público estadounidense”. La cinta se postula como la comedia del verano por su sinceridad y humor, buscando transformar el estereotipo cultural en la industria.

Constance Wu, de la serie Fresh Off the Boat, irradia poder y fuerza en su papel como Rachel, una profesora de economía de la universidad de Nueva York. Nick Young (Henry Golding), su novio, la invita a Singapur al matrimonio Colin Khoo (Chris Pan), su mejor amigo, con el ícono de la moda Araminta Lee (la increíble Sonoya Mizuno). El problema es que Rachel no tiene ni idea de que su novio viene de una familia rica y es conocido como el “Príncipe William de Asia”. Nick bromea con eso: “Eso es ridículo. Me parezco más a Harry”. Ella tiene que aprender a vivir en ese nuevo estilo de vida. Eleanor (la espléndida Michelle Yeoh), la madre de Nick, no está muy a gusto con la llegada de la novia y la intenta enloquecer con la ayuda de las ex de su hijo para que regrese a Estados Unidos.

¡Bienvenidos sean los choques culturales! Rachel tiene suerte de que la hermosa Astrid Leong-Teo (Gemma Chan), la prima de Nick, esté de su lado, aunque ella tiene sus propios problemas maritales. Y no podía faltar el arma secreta de la película: Goh Peik Lin, la amiga universitaria de Rachel, interpretada por la rapera Awkwafina (Ocean’s 8). Peik Lin no permitirá que la familia de Nick bloquee a su mejor amiga. Al final todo se define en un enfrentamiento entre Eleanor y Rachel, quien saca lo mejor de sí para imponerse. “Qué mala”, dice Peik Lin con admiración.

Es una guerra entre los lazos familiares y la riqueza (un tema con el que cualquier cultura se puede relacionar), pero incluso cuando el guion se descarrila moralmente, las emociones toman las riendas de la trama. No podrás evitar las lágrimas ni las risas. Ken Jeoung como el papa de Peik Lin y Jimmy O. Yang (Silicon Valley) como Bernard, el amigo de Nick que prepara una despedida de soltero para Colin, representan diversión en su máxima expresión.

Kwan escribió dos novelas como continuación: China Rich Girlfriend y Rich People Problems. Después de ver Locamente millonarios desearás que ambas también las adapten a la pantalla grande.


Deja tu opinión sobre el artículo: