Locos de amor

2.50

¡Atención todos los fanáticos de la música para planchar! Desde Perú llega una tragicomedia romántica que incluye los éxitos de Yuri, Miguel Bosé, Yordano, Alaska y Dinarama, Leonardo Favio y Pandora… Todo un placer culposo

por ANDRÉ DIDYME-DÔME | 07 Jun de 2018

Frank Pérez-Garland / Carlos Alcántara, Vanessa Saba, Marco Zunino, Johanna San Miguel, Wendy Ramos, Paul Vega, Erika Villalobos, Bruno Ascenzo, Julián Gil

Cortesía Cineplex


Frank Pérez-Garland es un director peruano que debutó en 2005 con el largometraje Un día sin sexo, la historia de cuatro parejas que tienen en común sus relaciones conflictivas y cómo sus problemas estropean los momentos de intimidad. Su segunda película, Cu4tro del2009, cuenta la historia de cuatro personas enfrentándose a la falta de su ser querido. La cara del diablo de 2014, lleva al director a incursionar en el género del terror, con una historia en la que siete amigos son perseguidos por un espíritu diabólico primitivo. Pero en 2015, Pérez-Garland vuelve al drama romántico con Ella y él, la historia de una pareja donde cada uno de sus miembros debe tomar la decisión de continuar repitiendo los tóxicos patrones heredados de sus padres o romperlos del todo.

Locos de amor, su quinta película, reunió a varias personalidades reconocidas del teatro, el cine y la televisión peruana para realizar una tragicomedia romántica que vuelve a tomar prestada la estructura de cintas como Love Actually (maravillosa) y Valentine’s Day (horrorosa), y que presenta a varias parejas por separado, enfrentándose a sus problemas amorosos. Sin embargo, el éxito de la cinta se produjo gracias a una fórmula robada de la serie de televisión Glee (sin adolescentes) y
de la cinta Mamma Mia (sin Abba), la cual consiste en poner a sus protagonistas a cantar éxitos de la canción romántica de los setenta y ochenta como un recurso dramático y para apelar a la nostalgia del público con una especie de “efecto retro” y algo que se podría definir como “cine-karaoke”.

Luego de dirigir la también exitosa Margarita (una película familiar de la cual ya está preparando secuela), Pérez-Garland regresa para exprimir el éxito de la primera parte y apuntar a un mercado internacional, con la segunda parte de Locos de amor, que incluye a los actores más reconocidos de Perú (Marco Zunino, Érika Villalobos, Carlos Alcántara, Vanessa Saba, Wendy Ramos, Johanna San Miguel y Paul Vega) y donde se presenta un repertorio más popular de eso que hoy se denomina como “música para planchar”. Vale la pena aclarar que Locos de amor 2, se promociona en otros países como una película solitaria que ignora a su predecesora, mientras que al interior de su país de origen, se estrena (obviamente) como la secuela del trabajo de 2016.

Aquí, los personajes son diferentes a los de la primera parte y están conformados por una pareja que se encuentra diez años luego de haber terminado una larga relación; un hombre depresivo que busca pareja en una página de citas, generando un triángulo amoroso accidental que incluye a dos amigas; y un dueño de un restaurante que se enamora perdidamente de una mujer, la cual se encuentra inmersa en una relación rutinaria en la que el amor prácticamente no existe.

La edición y la fotografía de esta película lucen descuidadas y las actuaciones son irregulares. Pero lo que convierte a Locos de amor en todo un placer culposo, está en ver a los personajes, interpretando de una manera ultra-kitsch, canciones como Sólo pienso en ti de Guillermo Dávila, Simplemente una rosa de Leonardo Favio, Cómo te va, mi amor de Pandora, Yo no te pido la luna de Daniela Romo, A quién le importa de Alaska y Dinarama, Amante bandido de Miguel Bosé, Maldita primavera de Yuri y, por supuesto, Locos de amor de Yordano.

Es la película perfecta para que un grupo de amigas cuarentonas y despechadas acudan en busca de catarsis. Y si de estrategias para atraer a un público objetivo se trata, debería existir una versión Sing-A-Long de Locos de amor, para que el público pueda cantarle a la pantalla y bailar en la sala de cine al mejor estilo de The Rocky Horror Picture Show. Ahora solo queda esperar una tercera parte que incluya las canciones de La Tigresa del Oriente.


Deja tu opinión sobre el artículo: