Los huérfanos

3.50

Fantasmas, muertos vivientes, mensajes satánicos reversibles y cultos al demonio se conjugan en este exótico producto importado de Indonesia

por ANDRÉ DIDYME-DÔME | 03 Aug de 2018


Desde Indonesia llega la cinta Los huérfanos, una precuela (y al mismo tiempo remake) de la cinta Los esclavos de satán de 1982.

El director Joko Anwar vio la película original cuando era niño y quedó aterrorizado con una historia cargada de fantasmas, muertos vivientes y cultos al demonio que se basa en mitos y leyendas de Indonesia.

La nueva versión (actualmente la más taquillera en la historia del cine de Indonesia), cuenta la historia de un grupo de hermanos (una chica de 22 años, un joven de 16, un niño de 10 y el menor, un niño sordo a punto de cumplir 7), hijos de una cantante que llegó a ser muy popular, pero que ahora agoniza postrada en una cama. Cuando la madre fallece, el padre deja a sus hijos junto con una abuela paralítica para buscar dinero y no perder su hogar. Sin revelar mucho, basta con decir que los hermanos serán víctimas de espectros del más allá, presenciarán muertes inexplicables, conocerán los planes de un culto satánico asociado con la fertilidad, descubrirán mensajes ocultos en los vinilos grabados por su madre y serán perseguidos por zombis.

La cinta original de 1982 estuvo influenciada por Fantasma, el clásico de culto de 1979 dirigido por Don Coscarelli. La película de Anwar (ambientada en los años 80), es un brebaje de elementos tomados de clásicos del terror como La noche de los muertos vivientes, El bebé de Rosemary, El exorcista, La profecía, Juegos diabólicos, El despertar del diablo, El aro, La noche del demonio y El conjuro. Y aunque constantemente se encuentra en los límites del camp, logra asustar con estrategias efectistas muy bien ejecutadas, una fotografía sucia y tenebrosa a cargo de Ical Tanjung y una casa lúgubre ubicada al lado de un cementerio, decorada con paredes descuidadas, retratos perturbadores, puertas rechinantes y un pozo, al parecer sin fondo. Dicha casa es, quizás, una de las más tétricas en la historia del cine de terror.

Puede que Los huérfanos no esté al nivel de las cintas que la influenciaron o de obras recientes como The Babadook, La bruja, ¡Huye!, Un lugar silencioso o El legado del diablo, pero sí consigue perturbar y asustar en altas dosis, que es lo que, en últimas, busca todo buen fanático del cine de terror.


Deja tu opinión sobre el artículo: