New Skin

3.50

El guitarrista se pone al frente de su nueva banda, y los resultados no están nada mal

por JON DOLAN | 13 Jan de 2017

Cortesía de BB Gun Press


Han pasado 15 años desde Is This It, y todos los Strokes han tenido un proyecto paralelo o en solitario. El guitarrista Nick Valensi es el último en hacerlo, y abre su primer álbum con una simpática frase : “I got ways to fake it/You’ll never know [Tengo formas de fingirlo/Tú nunca lo sabrás]”, tal vez hablando de sus temores al ser vocalista por primera vez. Aunque no tiene por qué preocuparse. Valensi no defrauda en este álbum de power pop con un filo metálico en plan Elvis Costello.

Las guitarras cortadas y estroboscópicas de Valensi han dado a los Strokes su onda de air guitar, y han resonado en las guitarras rockeras de este siglo. Aquí, interpreta este instrumento de manera más melódica: Ways to Fake It tiene un sonido brillante al estilo de The Cars, Broken Bones comienza con una distorsión que lleva a un coro de ensueño, y Anything patina en medio de rayos láser. Sin embargo, también encontramos sorpresas: los riffs pendencieros y difusos de Give It Up retroceden para crear un ambiente vocal angelical y la canción se las arregla para crear un ambiente de multitudes.

Su voz no es la más poderosa. Pero no necesita fingir; oigan la forma en la que llega a las notas altas en Slow Down. El productor Josh Homme le da al álbum una onda de glam y garaje, especialmente cuando los tempos retroceden, y el resto de CRX logra un espíritu de amigos rockeando. El resultado es el sonido de un talento veterano dando un paso adelante y logrando lo que se propone.


Deja tu opinión sobre el articulo: