Noche de juegos

3.00

Jason Bateman y Rachel McAdams demuestran que son una gran pareja de comedia y acción.

por PETER TRAVERS | 23 Feb de 2018

John Francis Daley, Jonathan Goldstein / Jason Bateman y Rachel McAdams


Noche de juegos golpea donde debe hacerlo. Si tienes a Jason Bateman y a Rachel McAdams en el papel de una pareja bromista y feliz, la ventaja es tuya. No estaba emocionado de que el guion de Mark Perez cayera en manos de los directores John Francis Daley y Jonathan Goldstein después de su remake de Vacation en 2015. Pero los protagonistas se impusieron actuando como Max (Bateman) y Annie (McAdams). Todo comienza en una noche de juegos, como Pictionary, Scrabble y Monopolio, o cualquier otro que demuestre que son competitivos y unos genios de la cultura popular. A veces son fastidiosos, pero el humor sarcástico de Bateman te hará reír, solo tiene que levantar la ceja. McAdams apela a su divertida gracia natural. Son una gran pareja.

Sus compañeros no se quedan atrás. Billy Magnussen, como Ryan, un tipo inútil y gracioso, junto a la mujer con quien está saliendo, Sarah (Sharon Horgan). La otra pareja de casados, Lamorne Morris y Kylie Bunburry, bromean para calmar la tristeza de Kevin por una aventura que tuvo Michelle con una celebridad cuando se separaron. ¿Fue con Denzel Washington? La imitación de Morris es increíble. ¿Mencioné a Gary (Jesse Plemons)? Es el vecino de Max y Annie, un policía divorciado al que le falta tanta personalidad que sus “amigos” inventan un pretexto para no invitarlo. Este grupo de amigos te divertirá sin mucho esfuerzo.

Pero el guion de la película complica la trama y la película sufre algunos tropiezos. El problema empieza cuando Kyle Chandler se presenta como Brooks, el guapo y exitoso hermano de Max, quien no le ha caído bien por años. Brooks invita a la pandilla a su elegante casa para un juego de misterio, en el que uno de ellos es secuestrado por actores pagados y los demás deberán seguir las pistas para rescatarlo. Pero mientras los protagonistas intentan descubrir el secreto, la película se descarrila. La elaborada trama ralentiza la película con persecuciones en auto, peleas en un bar y armas con balas de verdad, justo cuando quieres conocer a los personajes y crear un vínculo más cercano con ellos. No te preocupes, casi nadie muere (a excepción de los tipos malos). Danny Huston y Michael C. Hall la pasan a lo grande actuando como los villanos. Incluso cuando Noche de juegos pierde el control, te quedas para ver el final de esta historia demencial. Es hora de la fiesta.


Deja tu opinión sobre el artículo: