Sobreviviente

4.00

El MC bogotano pinta de colores los paisajes de una ciudad gris

por IGNACIO MAYORGA | 14 Oct de 2016

Foto tomada de Facebook. Juan Zable


Cinco discos suma ya Alí Rey Montoya, un rapero de esos de antes que controla cada uno de los aspectos de sus producciones. Sobreviviente, un álbum que fue escrito, mezclado y producido en tiempo récord, muestra el lado más humano de un MC que se ha caracterizado a lo largo de toda su carrera por hablar con el corazón y el sentimiento. Desafiando las fórmulas, Alí pinta su regreso a Bogotá con la policroma belleza de aerosoles y poesía, logrando construir un universo único de letras edificantes que desafían la monotonía del día a día con la mejor energía del andar firme.

La elaborada construcción de las pistas incluye a músicos ajenos a la disciplina del hip hop, lo que le da a Sobreviviente una calidad melódica muy superior en la que convergen beats y samples, pero también guitarras, bajos y saxofones en vivo. Incluso la voz de Eduardo Galeano encuentra un lugar en este collage de fina factura en el que la ciudad es la materia prima de la inspiración. Las colaboraciones con otros MC (Akapellah en Hijos de los días, Eufoniq en Todo pasa o Gambeta y Pielroja en Colombianos world wide) se convierten en diálogos que nutren la honesta y positiva visión de mundo de Ali.

Sobreviviente es un álbum que desafía los clichés del género y entiende la posibilidad infinita del rap de seguirse reinventando, nutriéndose de otros ritmos y transmutándose en algo nunca visto. Odas al skate, alternativas a la tristeza e historias de victoria y redención convergen en un solo lugar, construyendo una música necesaria para el momento histórico que atraviesa el país del Sagrado Corazón.


Deja tu opinión sobre el artículo: