Spirit

3.50

Los veteranos de la melancolía se desquitan con un mundo que ha enloquecido

por KORY GROW | 06 Mar de 2017

Foto: Anton Corbijn


Durante casi cuatro décadas Depeche Mode se ha concentrado principalmente en melancólicas reflexiones de sus propios problemas personales. Pero su álbum número 14 ofrece una elegía más amarga y acongojada del mundo exterior. Casi todas las canciones de Spirit lamentan la muerte de la decencia humana, usualmente en formas encantadoras y hermosas (escuchen la difusa balada Fail o el desamparado canturreo de Poison Heart). A veces se meten entre pesadas polémicas (Where’s the Revolution). Pero con una mezcla inteligente de teclados de techno y guitarras de blues, a la manera de su insigne Violator de 1990, es fácil perderse en las líneas de su evangelio.


Deja tu opinión sobre el articulo: